Un Pulmon De Algas
Entrepreneur en Español|Marzo 2019
Un Pulmon De Algas

Carlos Monroy, CEO de BiomiTech, creó un dispositivo capaz de producir el oxígeno equivalente a 368 árboles, con el uso de microalgas. Su proyecto ha sido validado por el MIT y premiado en Inglaterra.

Yanin Alfaro

Su fascinación por las algas llevó a Carlos Monroy a crear una solución capaz de contrarrestar un problema letal: la contaminación del aire. El biólogo de 27 años es CEO de BiomiTech, startup que con el uso de microalgas desarrolla tecnología que absorbe agentes dañinos para la salud, tales como el monóxido de carbono, el óxido de nitrógeno y el azufre.

Esta empresa busca purificar el aire con biotecnología desarrollada en México, y en poco más de dos años ha creado ya filtros bajo la marca BioUrban para diferentes espacios de la infraestructura urbana, tanto interiores como exteriores.

Hasta el momento, Carlos y su equipo (conformado por Juan González, Manuel Priego y Ángel Bautista) han conseguido cinco millones de pesos por la venta e instalación de sus filtros en ciudades como Puebla, Londres y Bogotá para disminuir los agentes contaminantes.

El joven emprendedor llevó a su startup a ganar el primer lugar en el Innovation Award at the Contamination Expo Series 2018, celebrado en septiembre en Birmingham, Inglaterra. “Este premio nos puso arriba de nuestra categoría, pues había empresas como 3M compitiendo con su tecnología amigable con el medio ambiente”, presume. Y al hacer una retrospectiva no tiene duda: “Los sacrificios y los desvelos han valido la pena.”

No obstante que BiomiTech se ha puesto así en la mira de fondos de inversión y de empresas interesadas en ser sus distribuidoras, Carlos lo está tomando con cautela. “Actualmente estamos en un proceso de valuación de la empresa y de diseño de un plan de negocios para captar capital de una manera más ordenada, y así poder globalizar el proyecto”.

LA GÉNESIS

El origen de BiomiTech data desde que Carlos egresó de la Facultad de Biología de la Universidad de Xalapa, en Veracruz, en 2015. Desde entonces decidió llevar a la práctica su estudio sobre el diseño de sistemas de cultivo de microalgas. Ese mismo año entró a un bootcamp en el laboratorio de innovación tecnológica iLab, una aceleradora de negocios con sede en Xalapa, Veracruz, que le dio un enfoque multidisciplinario a su proyecto para explotar todo su potencial. Así Carlos logró conformar un equipo de cuatro emprendedores.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Marzo 2019