El Monstruo Del Contenido Original
Entrepreneur en Español|Abril 2019
El Monstruo Del Contenido Original

A lo largo de casi 20 años, Netflix ha tenido que reescribir el guión de su propia película hasta convertirse en el líder mundial en inversión de contenido original. ¿Cómo llegó hasta aquí?

En pleno estallido de la burbuja de las puntocom, en el año 2000, ocurrió una de esas historias de negocios tan improbables que parecen sacadas de una película. Netflix era una pequeña empresa de alquiler online de DVD con servicio de distribución a domicilio. Reed Hastings, uno de sus fundadores, ofreció su empresa y su entonces novedoso modelo de negocio al gigante de rentas de video que era Blockbuster por sólo 50 millones de dólares.

John Antioco, entonces CEO de Blockbuster, se burló de la propuesta y declinó comprar Netflix. Hoy, el valor de mercado de Netflix ronda los 157,000 millones de dólares y Blockbuster se declaró en bancarrota en 2010.

Netflix tenía tres años de existencia y quería evolucionar hacia un modelo de negocio que, basado en el uso de internet, ganara por usuario/suscripción y no por el mix de renta/penalización que usaban los videoclubes de ese momento, ¿así que por qué no buscar liquidez en el imperio del alquiler de las películas y de los videojuegos?

Era el segundo desaire que Hastings recibía de Blockbuster, que años atrás lo había sancionado con 40 dólares por no entregar a tiempo Apollo 13. Al final, como en algu nas grandes historias, hubo un final feliz y su idea de negocio prosperó: en 2007 lanzó su servicio de video en streaming.

Así, la empresa basada en Los Gatos, California, no sólo revolucionó la industria del entretenimiento, sino que redefinió la producción, distribución y consumo del contenido audiovisual, al tiempo que puso en jaque a las industrias del cine y de la televisión.

Sí. Han pasado 19 años desde la anécdota con Blockbuster y cinco años de la extinción de esa franquicia de renta de películas y ya nadie duda del potencial de Netflix ni del negocio que representa el contenido original.

DEVOCIÓN DEL CONSUMIDOR

A 12 años de su fundación, la ahora productora de títulos originales como La Casa de las Flores, Club de Cuervos, Ingobernable, Luis Miguel, La serie y la aclamada Roma, de Alfonso Cuarón, se ha convertido en un imperio que hasta JP Morgan sugiere que Apple la compre por al menos 189,000 millones de dólares.

Y no es para menos. La compañía es líder global en su segmento: está presente en 190 países, cuenta con 139 millones de suscriptores, casi 40 millones más que su más cercano competidor: Amazon.

En Latinoamérica las cosas son similares. En México, The CIU atribuye a la plataforma 80% de un mercado de 8.3 millones de suscriptores. En la región, Digital Research predice que llegará a 2022 con 16.3 millones de afiliados y un market share de 50%.

¿Por qué la devoción del consumidor? ¿Qué es lo que esta empresa hace diferente? La respuesta está en la creación de contenido original, lo que sin duda ha significado un imán para las audiencias.

Desde 2013, Hastings y su equipo se dieron a la tarea de sumar ‘piezas de autor’ a una colección que para 2018 ya tenía 5,579 títulos, según Flixable, y que constituye uno de sus principales activos.

El año pasado destinaron entre 7,000 y 8,000 millones de dólares para la creación de contenido propio, superando con ello a sus competidores más cercanos (Amazon, por ejemplo, invirtió 4,500 millones y CBS 4,300 millones).

Aunque los analistas dicen que invertir tanto en contenido nuevo puede perjudicar el flujo de la empresa (2019 podría cerrar con menos 3,000 millones de dólares), la plasticidad financiera de Netflix sigue sorprendiendo a muchos.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Abril 2019