“Los migrantes son muy importantes, pero la prioridad es México”: Solalinde
Revista Proceso|December 8, 2019
Alejandro Solalinde, quien fuera una de las figuras más emblemáticas en la defensa de los derechos humanos de los migrantes, cree que ya no es posible acompañar a los indocumentados centroamericanos en su empeño de llegar a Estados Unidos. Entrevistado por el diario digital ElFaro.net, asegura que es momento de cerrar filas alrededor del gobierno de México y evitar a toda costa que la migración se convierta en un problema diplomático para la administración de Andrés Manuel López Obrador. Con autorización de ElFaro se reproduce la entrevista.
Por Carlos Martínez ELFARO.NET

En febrero de 2007 el sacerdote Alejandro Solalinde fundó el albergue Hermanos en el Camino, en Ciudad Ixtepec, en el sur de Oaxaca. Al principio se trataba de una especie de santuario más allá de lo espartano: piso de tierra, una capilla humilde que servía de dormitorio para migrantes y una galera tembleque, con techo de lámina, bajo la que se apuñaban a diario decenas y hasta cientos de indocumentados. Se cocinaba con leña, colocando una olla renegrida sobre el fogón, para crear monumentales guisos, preparados por los mismos migrantes, con las sobras que donaba una granja de pollos y la verdura por vencer que Solalinde pedía regalada en el mercado municipal.

El albergue estaba situado al lado de las vías del tren y el trajín diario lo dictaba el sonido metálico de La Bestia, que anunciaba la llegada de migrantes, o que era hora de espabilar y seguir la ruta hacia el norte. El lugar se vaciaba y se llenaba en ciclos infinitos.

Aquellos años fueron unos de los más duros para los migrantes: nadie, o casi nadie, llegaba al albergue sin su propia historia de horror: asaltos, humillaciones, palizas, violaciones y secuestros. Entonces, Solalinde se convirtió en una voz enfurecida: acusó al alcalde de Ixtepec, al jefe de la policía local, al gobernador de Oaxaca y al gobierno federal de estar machacando a los indocumentados, de permitir que ocurrieran todos aquellos atropellos y de ser cómplices de los mismos. Aseguró que el Instituto Nacional de Migración (INM) era una “sucursal de Los Zetas” y describía a todos los cuerpos policiales mexicanos básicamente como organizaciones criminales. No era capaz de contener su rabia ante los derechistas gobiernos mexicanos del PRI y del PAN, a los que acusaba de corruptos, de inhumanos, de crueles.

A sus más de 62 años se subió al tren de la muerte para acompañar a los migrantes, encaró a coyotes y a secuestradores, recibió el desprecio de los ciudadanos de Ixtepec, que lo veían como protector de apestados, fue arrestado, golpeado, recibió amenazas de muerte… pero Solalinde era inamovible, inquebrantable.

Desde aquel municipio caluroso y huraño, el sacerdote construyó su imagen, sobre la base de sus hazañas y de sus denuncias descarnadas. Dejó de ser un cura de pueblo para ser una referencia primero nacional y luego mundial de defensa de los derechos humanos y de solidaridad.

“Las cosas cambiaron”

En 2018 llegó a la Presidencia de México Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a quien Solalinde llamó “esperanza”.

Durante la campaña presidencial, y posteriormente durante los primeros días de gobierno, Solalinde se convirtió en una especie de vocero no oficial de AMLO en temas migratorios. Se llamaron mutuamente “amigos” y también “hermanos”.

–Cuando te conocimos, hace una década, en tu albergue en Ixtepec, que entonces era muy pobre, durmiendo en una colchoneta, o en aquel carrito que tenías, nos pareció encontrar una voz de absoluta honestidad, independiente, pero además con un compromiso inquebrantable con los migrantes centroamericanos. Pero hay voces, Alejandro, que dicen que has cambiado.

–He cambiado porque la vida cambia y hay que seguir a los migrantes de otra manera.

–Hay quienes piensan que has cambiado poniendo en duda ese compromiso, porque has depositado demasiada confianza en el nuevo gobierno.

–En Andrés Manuel López Obrador. Sí, sí, en él, y te voy a decir lo que yo veo: mira, la manera como yo acompañé y como he acompañado a los migrantes es según las necesidades: me vi en la necesidad de subirme a los trenes y me subí, me vi en la necesidad de poner un albergue y lo puse, de encarar y enfrentar a migración y a los gobiernos corruptos y lo hice.

“Pero las cosas cambiaron. Fíjate, te voy a decir cómo cambiaron: no cambió la manera de darle tanta importancia a los migrantes, eso no cambió; no cambió la situación fundamental de personas muy vulnerables. No cambió la forma como yo quiero caminar con ellos… la forma sustancial de caminar con ellos. Pero hoy caminar con ellos ya no significa subirme a los trenes, ni siquiera esperarlos en el albergue. Están llegando muy pocos. Los migrantes ya están en otro lado. Las cosas cambiaron.

–Hay Guardia Nacional, por ejemplo.

–No, espera, espera… Escúchame primero, porque esto de Guardia Nacional también lo voy a explicar si quieres, pero quiero explicarte por qué del cambio. Yo aprendí con ellos, hace muchos años, que hay que caminar con los migrantes, no obligar a que los migrantes caminen con nosotros. Por eso yo puse el albergue exactamente enfrente de las vías donde ellos llegaban. A partir del 3 de octubre del año pasado, las cosas empezaron a cambiar. No digo que no hay migrantes que siguen saliendo de Centroamérica, porque las condiciones en los lugares de origen desgraciadamente no han cambiado mucho: la violencia, la corrupción, el empobrecimiento… pero para nadie es extraño que hubo una gran manipulación masiva de la migración desde octubre (de 2018) para acá. Organizaciones, pero también un chorro de polleros que los fueron llevando y haciendo el gran negocio con ellos. Además llevaban droga, porque llevaban droga y armas blancas.

–¿Estás hablando de las caravanas?

–De las caravanas, claro. Se empezó a ver ahí mano negra.

–¿Qué mano negra, Alejandro?

–Mano negra de alguien que está financiando esos desplazamientos masivos.

–Yo acompañé la primera caravana desde Guatemala hasta Tijuana y en Tijuana permanecí todavía un tiempo con ellos. Te sé decir que la gente que yo vi es gente que estaba huyendo: o muerta de hambre o de miedo.

–¿En qué te basas para decir que había mano negra detrás de esa gente?

–¿No viste videos de eso? ¿De cuando están repartiendo dólares a las mujeres?

–¿Quién les reparte dólares?

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM REVISTA PROCESOView All

Personal de enfermería Del enojo a la disidencia

La crisis sanitaria ha desnudado las condiciones en las que labora el personal de enfermería, el más golpeado debido a que es el que acompaña a los pacientes durante su tratamiento. Sin embargo, pese al reconocimiento público sobre su labor en la lucha contra la pandemia, enfermeros y enfermeras del país se unen para formar dos organizaciones que velen por sus derechos y mejores espacios de trabajo porque, aseguran, los sindicatos existentes los han abandonado y a sus familias, cuando se contagian, dejan de trabajar y fallecen.

5 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

Un proceso de implosión política

Faltan cinco meses para las elecciones en Chihuahua y los protagonistas políticos, aspirantes, partidos y el propio gobernador Javier Corral se lanzan todo tipo de descalificaciones. Las divisiones son patentes en el PAN y en Morena. A varios de los precandidatos, como la alcalde panista con licencia María Eugenia Campos Galván y el senador morenista Cruz Pérez Cuéllar los persigue el estigma de haber estado en la nómina secreta del exgobernador César Duarte. Y todo indica que ese caso se resolverá en el próximo gobierno, de ahí la relevancia de saber quiénes serán los candidatos a la gubernatura.

8 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

Sejudicializa el proceso interno

Las disputas por las postulaciones de Morena a las gubernaturas ya llegó a las instancias judiciales. Hasta el cierre de esta edición se habían presentado cinco impugnaciones ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación contra los resultados de las encuestas en Nuevo León, Michoacán, Zacatecas, Tlaxcala y Guerrero. Pero hay más designaciones en juego y se prevé que, si Morena continúa con el mismo método, se multiplicarán los conflictos.

10 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

Salgado Macedonio: una polémica tras otra

El proceso interno para definir al candidato de Morena a gobernador de uno de sus bastiones, el estado de Guerrero, se complicó hace dos semanas, cuando el senador Félix Salgado Macedonio –quien ya ha sido candidato al cargo– denunció públicamente la intención de la dirigencia nacional de imponer al exdelegado federal Pablo Amílcar Sandoval. Finalmente Salgado consiguió la candidatura, pero una demanda por violación puede complicarle las cosas rumbo a los comicios.

4 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

Durazo se fue, pero la corrupción se quedó

En la gestión de Alfonso Durazo Montaño como secretario de Seguridad y Protección Ciudadana ascendió Juan Mario Peña Haaz, denunciado por exempleados de beneficiar a compañías de seguridad privada sin experiencia. Pese a los señalamientos en su contra por corrupción, fue designado director de Evaluación del Desempeño de Servicios Permisionados. Durazo dejó la dependencia como aspirante a la gubernatura de Sonora mientras Peña Haaz beneficia desde la secretaría a empresas de su familia, como Servicios Integrales Valbón y Servicios Corporativos Gesapro.

9 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

Los enfermos asumen su propia recuperación

En la CDMX muchos de los enfermos de covid-19 se ven obligados a asumir ellos mismos su recuperación ante la saturación de los hospitales y la recomendación de las autoridades que, impotentes ante la pandemia, sólo atinan a recomendarles que permanezcan en casa. Proceso recogió los casos de pacientes que decidieron aislarse, comprar o alquilar sus tanques o concentradores de oxígeno y sus medicamentos con su propio dinero... y han logrado sobrevivir.

9 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

El megaproyecto del sexenio, contra los derechos comunitarios

La orden del presidente López Obrador de apresurar las obras del Tren Maya ignora ostensiblemente las suspensiones precautorias ordenadas por juzgados federales a solicitud de asociaciones civiles y comunidades mayas, urbanas y rurales de Campeche y Chiapas. Los representantes legales de éstas se quejan de que, mientras el Poder Judicial le da largas a decenas de demandas contra el megaproyecto, las obras avanzan aun sin contar con todos los permisos necesarios ni respetar el derecho de los pobladores.

8 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

La pandemia profundiza la pobreza y AMLO no puede revertirla

En vista del desempeño económico y social del actual gobierno en el contexto de la pandemia de covid-19, el experto economista Rodolfo de la Torre García, del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, prevé que este año electoral los crecientes índices de pobreza empiecen a impactar en la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador. No se trata de una visión aislada: coincide con proyecciones de estudios de instituciones como el Coneval, la Universidad Iberoamericana e incluso con la calificadora Moody’s Investors.

7 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

El fin de las ideologías y el inicio del pragmatismo cínico

El nombramiento de la profesora Delfina Gómez en la Secretaría de Educación Pública no represen-tó sorpresa alguna. Se veía venir. Se hizo por razo-nes políticas, y políticos son los fines que persiguió quien lo hizo. El perfil de la nueva secretaria responde al que tiene quien la nombró: preferentemente político. Poco o nada que ver con lo técnico.

7 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021

Ahora viene la escasez de ataúdes

En entrevista con Proceso, Roberto García Hernández y Pedro Jaramillo Quintero, representantes de funerarias y fabricantes de féretros, advierten: en tres meses habrá escasez de ataúdes de no revertirse la tendencia al alza en los decesos por covid-19. La crisis en ciernes, explican, también se debe a las dificultades en el mundo por la carencia de acero y a los problemas con Altos Hornos de México. “Si no mejora la situación, buscaremos otros materiales con los cuales trabajar, como el cartón, pero sería como inhumar un cuerpo en una caja de huevo”.

6 mins read
Revista Proceso
January 10, 2021