Alexei Navalny, claroscuros de una vida en la oposición
Revista Proceso|February 21, 2021
Alexei Navalny, el hombre encarcelado en Moscú por su oposición al presidente de Rusia, es conocido en Occidente como un líder nato que lucha, aun a costa de su vida, contra un gobierno que él considera una dictadura; y ha pasado la mitad de su vida haciéndolo, metódicamente. Pero ese es sólo un lado de la biografía de este personaje. El otro es el de un ultranacionalista, antimusulmán, intransigente y voluntarioso… como lo describen incluso sus aliados.
By Anton Troianovski

Navalny. Mitin de su campaña en 2013

MOSCÚ.- La primavera pasada, mientras se resguardaba por la cuarentena del coronavirus en su departamento, Alexei Navalny, líder de la oposición rusa, se veía inusualmente inactivo; su arma más potente contra el Kremlin, las protestas callejeras, estaba fuera de la mesa por la pandemia.

Aun así Navalny sintió que el poder del presidente Vladimir Putin podría estar entrando a su casa. Operando desde su sala, en lugar del elegante estudio de Moscú que había usado antes, publicó videos en los que arengaba al mandatario ruso por no haber logrado manejar la crisis del coronavirus y dejar a sus compatriotas luchando solos, mientras la economía sufría.

Como una premonición de que la pandemia podría convertirse en un catalizador político, la audiencia de los videos de Navalny en YouTube se triplicó y llegó a 10 millones de espectadores por mes.

“Putin no puede manejar toda esta locura, y puedes ver que está totalmente fuera de lugar”, dijo Navalny en una entrevista en mayo. “Seguimos golpeándolos donde más les duele”.

Metódico e intransigente, Navalny, de 44 años, ha pasado casi la mitad de su vida tratando de derrocar a Putin. A menudo considerado grosero, brusco y hambriento de poder, incluso por otros críticos del Kremlin, persistió mientras otros activistas de la oposición se retiraron, emigraron, cambiaron de bando, fueron a prisión o fueron asesinados. Se convirtió cada vez más en una lucha profundamente personal para Navalny y su familia, así como para Putin y toda Rusia, intensificándose año tras año.

Pero con su atrevido regreso a Rusia después de sobrevivir a un intento de asesi nato el verano pasado, y con una larga sentencia de prisión casi segura, Navalny se ha transformado. Ya no es el “tábano”, es ahora un símbolo internacional de resistencia a Putin y la élite del Kremlin, el líder de un creciente movimiento de oposición.

“Está preparado para perderlo todo”, dice el economista Sergei M. Guriev, un confidente de Navalny que huyó a Francia en 2013 después de estar bajo presión del Kremlin. “Eso lo hace diferente a todos los demás”.

Prisión provechosa

Navalny está ahora tras las rejas, después de haber sido sentenciado este mes a más de dos años de prisión por violar la libertad condicional en una condena por malversación de fondos en 2014, que el tribunal de derechos humanos más importante de Europa dictaminó que tenía motivaciones políticas.

Sin embargo, incluso bajo custodia ha aprovechado el momento. Dos días después de su arresto en un aeropuerto de Moscú, el pasado enero, su equipo publicó un informe –visto más de 100 millones de veces en YouTube– sobre un supuesto palacio secreto construido para Putin. Dos semanas después, desde su celda acristalada en el tribunal de la ciudad de Moscú, Navalny predijo que los rusos eventualmente se levantarán y prevalecerán contra Putin, un “hombrecito ladrón”, porque “no se puede encerrar a todo el país”.

Represión a sus seguidores. Enero de 2021

Que la predicción de Navalny se haga realidad dependerá en parte de si otros activistas de la oposición rusa, muchos de los cuales criticó a menudo, permanecen unidos en la medida en que su voz se apaga. Una encuesta independiente encontró que si bien 80% de los rusos había oído hablar de las protestas que barrieron el país el mes pasado pidiendo su liberación, sólo 22% las aprobó.

“Putin y su régimen dedican millones de horas-hombre a fortalecer su poder”, escribió Navalny el año pasado, criticando a algunos de sus compañeros de oposición por no ser lo suficientemente trabajadores. “Sólo los eliminaremos si dedicamos decenas de millones de horas-hombre”.

Navalny rara vez ha evitado la confrontación o se ha dejado asustar por el aparato de seguridad del Kremlin. En los últimos años un activista pro Putin le arrojó a la cara una sustancia química verde esmeralda, que casi le costó la vista de un ojo; su hermano menor cumplió tres años y medio de prisión en un caso ampliamente visto como un castigo contra Navalny… y estuvo a punto de morir –pasó semanas en coma– en el envenenamiento del año pasado.

Mientras tanto, estaba construyendo una audiencia de millones de personas en las redes sociales y una red nacional de oficinas regionales, un logro sinigual en un país dominado por los servicios de seguridad en deuda con Putin.

Mal visto por la oposición

Aun así, incluso muchos oponentes de Putin se mantuvieron alejados de Navalny y lo criticaron por denigrar rápidamente a cualquiera que él considerara insuficientemente leal y con poca agenda política más que derrocar al presidente ruso.

Cuestionaron su participación en los movimientos nacionalistas rusos hace una década y condenaron sus declaraciones racistas anteriores sobre personas de la región del Cáucaso, predominantemente musulmana, en Rusia.

Y en los años posteriores a su mayor éxito electoral –obtuvo 27% de los votos en las elecciones de 2013 para la alcaldía de Moscú–, Navalny se enojó más con Putin, dicen personas cercanas a él, y está aún más decidido a derrocarlo.

“Sintió que todos los demás deberían sentir lo que él siente”, dijo Evgeny Feldman, un fotógrafo de Moscú que ha cubierto ampliamente el movimiento de Navalny. “Él solo irradiaba esa ira”.

Navalny, hijo de un oficial del Ejército Rojo, creció en los ochenta en ciudades militares cerradas, en las afueras de Moscú, un mundo alejado del fermento intelectual y político que se apoderó de la capital en los últimos años de la Unión Soviética. Su padre despreciaba al gobierno soviético, y su madre, contadora, se convirtió en una de las primeras devotas del partido liberal Yabloko, en los noventa, a pesar de sus perpetuamente pésimos resultados electorales.

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM REVISTA PROCESOView All

A tres anos de la explosion en Tlahuelilpan Vivir entre la amenaza del crimen y el olvido gubernamental

Desde 2018 Hidalgo es el estado más ordeñado del país. En la entidad se han multiplicado los grupos que se disputan la ordeña de los ductos de Pemex, pese a la explosión que enlutó a Tlahuelilpan hace tres años. Hoy, muchos pobladores luchan para que el gobierno, en sus tres niveles, cumpla con los apoyos e indemnizaciones prometidas, al tiempo que se cuidan de los huachicoleros que operan en la región. Desde aquella explosión hasta julio de 2021, en Tlahuelilpan se detectaron 382 tomas clandestinas y en Tlaxcoapan, el municipio adyacente, hay otras 486, según datos de Pemex.

10+ mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

Conflicto de interés en la FGR El funcionario inamovible de Gertz

La FGR anunció que un juez libró órdenes de aprehensión contra siete exfuncionarios vinculados al fallido operativo estadunidense Rápido y Furioso. Pero obvió hacerlo con un miembro de sus propias filas: José Ricardo Cabrera Gutiérrez, actual fiscal asistente de la Subprocuraduría Especializada en Delitos Federales, quien entre 2006 y 2009 formó parte del fallido entramado para rastrear las armas vendidas a grupos delictivos mexicanos y quien ahora podría ser juez y parte del caso en el que estuvo involucrado.

10+ mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

Echeverría: el oscuro siglo de un presidente

Luis Echeverría cumplirá 100 años este 17 de enero. Le correspondió echar tierra sobre el 2 de octubre de 1968 y enterrar al gobierno de su predecesor, Gustavo Díaz Ordaz. Sobre esas cenizas construyó su Presidencia (1970-1976), a la que marcarían la masacre del 10 de junio de 1971 y la Guerra Sucia. Ese pasado terminó dándole un manotazo en 2006, cuando vivió un arresto domiciliario por su responsabilidad en la matanza de Tlatelolco, lo que marcó el inicio de un acelerado deterioro físico y mental.

10+ mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

Ellas son víctimas El litigio adquiere enfoque de género

De acuerdo con el Inegi, en las últimas dos décadas la tasa de asesinatos de mujeres con armas de fuego creció 375%... armas que han entrado ilegalmente al país. De ahí que la demanda civil que la Cancillería interpuso contra los armeros estadunidenses incluye un enfoque de género, como comenta a este semanario la subdirectora de Litigios III de la Consultoría Jurídica de la SRE.

9 mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

La cámara de Pedro Costa

Este cineasta que saltó a la primera línea cuando fue declarado el Extranjero del Año en el Festival de Cannes de 2002, ha puesto en el mapa del mundo al inmigrante africano que apenas sobrevive en Portugal. Cada vez más cerca de la realidad que de la ficción, cada vez más en busca de la dignidad que de la estética, en Vitalina Varela (2019), que llega a México, retrata un confinamiento anterior a la pandemia al que el paupérrimo barrio lisboeta de Fontaínhas somete a los inmigrantes de Cabo Verde, perdida su identidad “e incluso sus sueños”. Esta película, dice, “tiene algo de mexicana”.

10+ mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

Magras perspectivas de crecimiento en una economía errática

La caída del sitio 15 al 16 entre las principales economías del mundo representa un notable descalabro para México, que le ha apostado erróneamente a la apertura económica sin fortalecer su base productiva. La historia demuestra que ese fundamentalismo económico es ineficaz, pues sólo genera incertidumbre, sostiene uno de los especialistas consultados por Proceso; otro recomienda cambiar esas políticas públicas erráticas y dar garantía a los inversionistas. De lo contrario, el país tendrá un endeble crecimiento en el mediano y el largo plazos.

9 mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

VERACRUZ Un polémico secretario de Gobierno en medio de una guerra de sangre

En Veracruz 52 personas han sido asesinadas en lo que va de enero, 20 cadáveres fueron abandonados en caminos locales y la estación de policía de Coatzacoalcos fue atacada con bombas molotov. En medio de esta “guerra de sangre” en la entidad resalta un polémico personaje: Eric Cisneros Burgos, secretario de Gobierno de la entidad, aspirante a suceder al mandatario estatal, Cuitláhuac García, y cercano a prominentes figuras de la 4T, como la secretaria de Energía, Rocio Nahle, o el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Leonel Cota Montaño.

10 mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

MORELOS Cuauhtémoc Blanco se queda solo y en el descrédito

Ante la difusión de una fotografía en la que aparece con tres narcotraficantes, el gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, niega que tenga pactos con miembros del crimen organizado… Pero imágenes obtenidas por Proceso revelan cómo una de las personas que aparecen en dicha foto, Raymundo Isidro Castro Salgado, El Ray, quien fue jefe del Cártel de Jalisco Nueva Generación en la zona, pudo escapar de un atentado con ayuda de la policía del estado. El descrédito que le acarrea la foto con los narcos se suma a la pérdida de apoyos políticos en la entidad: sus colaboradores cercanos no han salido a defenderlo y legisladores pidieron a la fiscalía estatal investigarlo.

8 mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

México, refugio de peloteros y managers abusadores y violentos

Mientras Grandes Ligas es implacable y veta a los peloteros violentos, la Liga Mexicana de Beisbol les abre las puertas sin importar las denuncias que hayan enfrentado. Hasta el momento existen ocho beisbolistas que han sido echados de equipos ligamayoristas y sus filiales por agresión sexual y violencia familiar, principalmente, y que han sido contratados por novenas mexicanas. En entrevista, el presidente de la LMB, Horacio de la Vega, reconoce que actualmente carecen de protocolos para atender el tema, pero adelanta medidas para desarraigar comportamientos violentos.

10+ mins read
Revista Proceso
January 16, 2022

Sigue la cadena de reveses para Iberdrola

A Iberdrola no le ha ido bien últimamente: no logró que la Audiencia Nacional anulara el proceso contra su presidente y tres de sus altos directivos a raíz de algunos encargos de espionaje que le hicieron a José Manuel Villarejo, excomisario de la Policía Nacional... y esta decisión entorpeció la adquisición de la compañía PNM Resources, lo que hizo perder a la empresa eléctrica una operación multimillonaria que la habría convertido en actor preponderante en el sector energético en gran parte del sur de Estados Unidos… además está el repudio a la compañía en México durante el actual gobierno.

8 mins read
Revista Proceso
January 16, 2022