Tomás Zerón Y Otros Nueve Funcionarios, Bajo Acusación Penal
Revista Proceso|September 22, 2019
Tomás Zerón Y Otros Nueve Funcionarios, Bajo Acusación Penal
El cambio de administración federal dejó al descubierto a los altos mandos policiacos y funcionarios de distintos niveles que contribuyeron a manipular pruebas, fabricar culpables y encubrir delitos relacionados con el caso Ayotzinapa. El pasado 22 de julio la CNDH presentó denuncias contra el exdirector de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón, por realizar ilegalmente la diligencia en el río San Juan que le sirvió al entonces procurador Jesús Murillo para confeccionar su ya desacreditada “verdad histórica”. Sin embargo, la FGR todavía está integrando sus propias carpetas y ninguna de las dos instituciones ha fincado responsabilidad alguna al propio exprocurador.
Melissa Del Pozo

Han pasado cinco años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Uno de ellos es el hijo de Ezequiel Mora, un hombre bajito, fornido, de tez morena curtida por el sol del campo y a quien el dolor en los pies le ha impedido asistir recientemente a las reuniones con la Comisión de la Verdad que integró el gobierno federal.

Desde su casa en Tecoanapa, en el sur de Guerrero, donde nació y creció su hijo Alexander, Ezequiel insiste en que Tomás Zerón, quien fue director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), sembró “los huesitos de alguien para apagar el fuego que le estábamos haciendo (…) Nadie está tan enojado con Zerón como lo estoy yo. Él y Murillo Karam son los responsables de que mi hijo no esté aquí conmigo.

Ellos me lo quitaron y encima inventaron su verdad”.

En diciembre de 2014, el entonces procurador general de la República Jesús Murillo Karam, luego de intensas protestas por la exigencia de aparición con vida de los normalistas, dio a conocer que los jóvenes habían sido secuestrados, asesinados y luego calcinados en el basurero de Cocula, el municipio contiguo a Iguala, donde se perpetraron ataques de la policía la noche del 26 de septiembre.

A lo que llamó la “verdad histórica”, Murillo Karam agregó que los integrantes de la organización criminal Guerreros Unidos colocaron los restos en bolsas y luego los tiraron al río San Juan.

Un año después, en septiembre de 2015, luego de que el presidente Enrique Peña Nieto removiera a Murillo Karam y lo sustituyera por Arely Gómez, la Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer que los restos que se habían localizado en el río correspondían al hijo de Ezequiel, Alexander, pero que el grado de descomposición era tan alto que sería imposible entregárselos a la familia.

Los restos de las bolsas encontradas en el río habían sido enviados a un laboratorio en Innsbruck, Austria, donde un grupo de especialistas lograron la identificación.

Ezequiel recuerda que gente de la PGR se puso en contacto con él: “Ese mismo día me dijeron que vendrían a darme algo de lo que había quedado. Después me avisaron que sería en 15 días, luego me dijeron que en un mes, y luego ya no vinieron a darme nada”.

En abril de 2016 el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) puso en duda el hallazgo. Los especialistas mostraron que el titular de la AIC habría sembrado la bolsa en el río y llevado al detenido Agustín García, El Chereje, supuesto miembro de Guerreros Unidos, al lugar de los hechos.

Las acusaciones

Tres años después Zerón enfrenta una denuncia penal por estos hechos. Él y otros nueve funcionarios presuntamente manipularon, transgredieron y alteraron la que probablemente sea la única evidencia forense sobre el destino de los normalistas, en particular el de Alexander Mora Venancio.

La causa penal está fundamentada en las recomendaciones efectuadas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en sus apartados 31 y 34 y en las 14 adicionales que efectuó la Visitaduría General de la Fiscalía General de la República (FGR) en el expediente DGA/510/CDMX/2016.

Las denuncias fueron interpuestas por la CNDH el pasado 22 de julio y son las únicas que se han presentado. El domingo 15 el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, dio a conocer que la FGR presentará los recursos y las diligencias para responsabilizar a Murillo Karam, así como a Zerón y al extitular de la Oficina para el caso Iguala, José Aarón Pérez Carro.

Dichas denuncias estarán fundamentadas en buena parte en las que la CNDH ya presentó y contarán con el apoyo de las recomendaciones que ese organismo emitió en noviembre de 2018.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

September 22, 2019