Piñera, en el espejo de Pinochet

Revista Proceso|May 31, 2020

Piñera, en el espejo de Pinochet
El presidente de Chile, Sebastián Piñera, estaba desgastado… enfermo políticamente antes de la pandemia. Ahora el mandatario se ve fortalecido utilizando la emergencia sanitaria para coartar la libertad de manifestación, designar a una sobrina nieta de Pinochet –defensora de la dictadura– como ministra de la Mujer y Equidad de Género e indultar a viejos presos sentenciados por violaciones a los derechos humanos…
FRANCISCO MARÍN CASTRO

VALPARAÍSO, CHILE.- El presidente Sebastián Piñera aprovecha el estado “de catástrofe” causado por la pandemia para radicalizar su agenda y promover la impunidad de quienes vio laron derechos humanos.

El martes 5 nombró ministra de la Mujer y la Equidad de Género a Macarena Santelices Cañas, sobrina nieta de Augusto Pinochet. Esta mujer, periodista y exalcalde de la comuna de Olmué, es militante de la filopinochetista Unión Demócrata Independiente y reconocida admiradora del régimen militar.

Apenas se conoció su nombramiento, salieron a flote en la prensa y en las redes sociales sus declaraciones en defensa de la dictadura encabezada por su tío abuelo. El 18 de diciembre de 2016, en entrevista con El Mercurio de Valparaíso, expresó: “No podemos dejar de reconocer las cosas buenas que se hicieron (en la dictadura). El país se consolidó en lo económico y existía una mística”.

Pinochet. Herencia persistente

Pero su visión militarista y antidemocrática no sólo se restringe a una mirada nostálgica del periodo militar. En marzo dio una entrevista al canal Quintavisión, de Viña del Mar, en la que criticó duramente a Piñera por la supuesta blandura con la que éste habría reaccionado ante el estallido social iniciado el 18 de octubre pasado. “Todos esperábamos de él más carácter y más compromiso con las Fuerzas Armadas, con el orden y con Carabineros”.

Sus expresiones chocan con los informes de diversas organizaciones internacionales –la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Amnistía Internacional o Human Rights Watch–, que han registrado y condenado las masivas y sistemáticas violaciones contra los manifestantes desde el 18 de octubre.

En otra ocasión Santelices también se mostró contraria a cambiar la “Constitución de Pinochet” –aún vigente– sosteniendo que apoyará la opción “rechazo” en el plebiscito a realizarse el 25 de octubre próximo y que definirá el destino de dicha norma fundamental.

Tras asumir su cargo, la ministra afirmó en entrevista con CNN Chile que hay movimientos feministas “que buscan el caos, la destrucción y la descalificación”.

Santelices es nieta de María Teresa Pinochet Ugarte, hermana del dictador. No la une con éste sólo la sangre. Su padre, Luis Santelices Barrera, fue alcalde designado por Pinochet –en los ochenta– de las comunas de Hijuelas y Los Andes, en Valparaíso.

Organizaciones feministas consideran una afrenta el nombramiento de Santelices y en su contra han levantado la consigna: “No es mi ministra”.

El martes 5, la Asociación de Funcionarios del Ministerio de la Mujer indicó que el nombramiento suponía “una revictimización más hacia las mujeres, un castigo…”.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

May 31, 2020