Ahora es 'Mexica', de Amazon, la que arrasará Xochimilco
Revista Proceso|December 29, 2019
Ahora es 'Mexica', de Amazon, la que arrasará Xochimilco
Primero fue Grupo Salinas, que con la producción de su serie televisiva Hernán causó daños en un Área Natural Protegida de Xochimilco. Ahora es un proyecto encabezado por el director de cine Steven Spielberg y el actor Javier Bardem para grabar la serie Mexica, que ya empezó a provocar daños en la misma zona de protección ambiental. Sin embargo, para la secretaria del Medio Ambiente de la CDMX, Marina Robles, todo está en orden. En entrevista, dice que el lugar donde se está armando el nuevo set de por sí “está lleno de cascajo”. Sin embargo, los ejidatarios temen por el futuro de sus tierras y el de la flora y fauna existentes.
Por Sara Pantoja

Con el volcán Iztaccíhuatl de fondo y una laguna que comienza a recibir patos canadienses, el equipo para la superproducción Mexica, encabezado por el director de cine Steven Spielberg y el actor Javier Bardem, construye dentro de un Área Natural Protegida (ANP) de Xochimilco un set de grabación destinado a esa serie televisiva.

Aunque la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) del Gobierno de la Ciudad de México asegura que el proyecto ha cumplido con todos los permisos y las condicionantes, en realidad la autoridad no ha transparentado la autorización.

A causa de la opacidad oficial los ejidatarios de San Gregorio Atlapulco, donde se levanta una estructura metálica que simulará al templo mayor de Tenochtitlan, temen que la empresa Redrum S.A. de C.V., productora local que instala el set, ocasione un “ecocidio” permanente en las 84 hectáreas donde se desplegará el proyecto. El set cuenta con el aval del comisariado ejidal para la grabación, que durará alrededor de ocho meses.

El temor de los ejidatarios está fundado en lo que ocurrió a menos de un kilómetro de sus tierras: el año pasado la compañía Dopamine, de Grupo Salinas, instaló un set para grabar la serie Hernán, cuyo equipo ocasionó daños ambientales por los que la Sedema multó con 14 millones de pesos a dicha empresa, monto que, por cierto, no ha pagado todavía (Proceso 2247).

Pero el caso de Redrum pinta peor: esta casa productora tiene antecedentes de afectar los lugares donde trabaja. De acuerdo con una nota del diario Excélsior (25/08/2017), por orden de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) del gobierno capitalino, tuvo que pagar 4.7 millones de pesos para indemnizar a 723 comerciantes formales del Centro Histórico que fueron afectados por el cierre de las calles aledañas a la Plaza de Santo Domingo y El Carmen durante los cuatro días de filmación de la película Godzilla.

Primeros daños

El ejido de San Gregorio Atlapulco en Xochimilco fue declarado Área Natural Protegida (ANP) en 1992, con categoría de Zona Sujeta a Conservación Ecológica.

El área de conservación integra el polígono del sitio declarado en 1987 Patrimonio Mundial, Cultural y Natural por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO); también es parte de la Zona de Valor Histórico Cultural y Ambiental para preservar técnicas de agricultura ancestral –las chinampas–, declarada así por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 2012 y por una zona que desde 2004 está enlistada como un área de relevancia mundial de la Convención de RAMSAR, cuya misión es “la conservación y el uso racional de los humedales” del mundo.

El martes 10, la coordinadora de locaciones de Redrum, Claudia Montero, entregó en la Dirección General de la Comisión de Recursos Naturales y Desarrollo Rural (Corena) de la Sedema, a cargo de Columba Jazmín López Gutiérrez, un oficio en el que agradece el “visto bueno obtenido por parte de Corena para poder filmar” el proyecto “fílmico-histórico-cultural” denominado Mexica.

En el oficio, cuya copia tiene este semanario, le “compartió” que ya tenía el folio 0724-DCA de la Declaratoria Ambiental, y le pidió la autorización para la entrada de camiones de materiales de montaje y “vans de personal”. De paso, le avisó que los trabajos durarán ocho meses.

Ese mismo día comenzaron a ingresar vehículos pesados con grava, madera, estructuras metálicas y herramientas por las entradas al ejido conocidas como “Cuenca” y “Heberto Castillo”, sobre la avenida Canal de Chalco, en la alcaldía de Xochimilco.

El rastro de esas unidades de carga es evidente. Proceso constató los primeros daños durante un recorrido por el lugar y comparando las fotografías proporcionadas por los ejidatarios sobre cómo estaba la zona antes del martes 10. Mediante el uso de los vehículos pesados el equipo de producción abrió brechas entre la maleza para llegar a la zona donde se instala el set.

Además, máquinas aplanadoras tendieron al menos cuatro “alfombras” de grava roja en distintas partes de la zona para la entrada de autos. Por el contrario, la producción prohíbe con cinta amarilla el paso a los caminos estrechos que suelen usar los habitantes para llegar a la laguna de San Gregorio y por donde cruzan vacas, borregos y caballos para pastar.

En uno de esos caminos clausurados se observa un letrero que anuncia que dicha obra “está controlada” por el “Sindicato Libertad de Trabajadores de Transporte de México”.

A un lado de la laguna donde ya comenzó el arribo de patos canadienses para convivir con garzas, pelícanos y más aves nativas y migratorias, van y vienen camiones pesados que causan ruido y vibraciones en el suelo fangoso y en parte del humedal.

En la zona de conservación también fueron instaladas torretas altas donde personal de seguridad privada realiza labores de vigilancia. Los ejidatarios entrevistados aseguran que Redrum va a construir un muelle en una parte de la laguna, lo que podría afectar a los peces que ahí habitan, como la tilapia.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

December 29, 2019