Las aldeas secretas de Europa
National Geographic Traveler en Español|Marzo 2019

Descubre 23 villas maravillosas envueltas en misterio impregnadas de historia y por fortuna remotas.

Por Raphael Kadushin

El castillo de Venus, del siglo XII, en la aldea siciliana de Erice, está construido en los vestigios de un templo prerromano dedicado a la diosa del amor.

La vida cambia en un minuto.

Cuando tenía cuatro años vivíamos en los suburbios del Medio Oeste estadounidense, con casas de una planta y líneas rectas. El único aire de magia languidecía en el campo de minigolf que tenía tema de libro de cuentos, donde una pelota perdida le había sacado un ojo a Old Mother Hubbard. Pero a los cuatro y medio nos mudamos a los Países Bajos, al pueblo de Hindeloopen (•), y llegamos a otro mundo. De pronto las casas tenían gabletes de curvas suaves, como de fantasía. Mi vecina Janneke me contó que en los canales había sirenas y en los pastizales se escondían troles que esperaban probar mi carne. “Hoy están mordelones”, me decía Janneke, siempre alarmista, cada mañana. Y, encantado de sentirme asustado, me iba corriendo a la escuela abriéndome paso por los pastizales, los tulipanes y los borregos.

Este fue el comienzo de mi amor por los pueblos, que a su vez alimentó mi amor por viajar. En un intento por encontrar la magia de Hindeloopen, intercambiaba nombres de aldeas remotas y desconocidas con otros viajeros y alimentábamos nuestras listas de destinos. En mi adultez, a medida que recorría Europa, mi lista crecía y figuraban Firle y Fornaluch, Apeiranthos y Dozza.

El primer pueblo de mi lista, después de Hindeloopen, fue la aldea bávara de Rotenburgo (•), un montón de casas de piedra y entramado de madera, techos de teja roja, maceteros rebosantes y torres sobresalientes. No fui el primero en darse cuenta de que parecía un escenario medieval. Desde pintores del siglo XIX que designaron la aldea con el epítome del romanticismo alemán hasta los instagramers que hoy posan frente a sus fuentes antiguas. Incluso Walt Disney afirmó que la villa había sido su musa para la aldea en la película de Pinocho.

¿Por qué? La culpa es de la miseria. El burgo fue un próspero centro renacentista antes de que la Guerra de los Treinta Años y la peste bubónica lo consumieran. Es una historia común entre los pueblos. A medida que los poblados más prósperos evolucionan, las zonas rurales –demasiado desposeídas como para atraer desarrollo o crecimiento– se quedan en el pasado y, en este sentido, la aldea puede evocar algo profundo.

En Baviera, Rotenburgo parece detenido en el tiempo, lo cual ha inspirado a Walt Disney, entre otros.

Vi esto mientras paseaba por Rotenburgo al atardecer, junto a las casas de fin de semana de colores pastel deslavados y cerca de la plaza, donde el mercado de productores seguía abierto. Rotenburgo, una silueta intacta, no era un anacronismo. También era el reflejo de una cultura bávara mucho más grande y emotiva que pudo haber desaparecido en otra parte, pero que aquí seguía inalterada, tenaz y existía bajo sus propios términos.

Me encontré con mi siguiente Brigadoon cuando recorría los montes Cotswold. La razón por la que el poblado inglés de Swinbrook fue un éxito para mí fue porque era difícil encontrarlo y fácil pasarlo de largo, como un verdadero descubrimiento. En la profundidad de los pastizales, Swinbrook (•) es la aldea reducida a lo elemental. Tiene un pub, una iglesia, un conjunto de cabañas de piedra y poco más. Pero no le hace falta nada más. El hotel Swan Inn, un clásico con sus techos de viga que data de 1880, era lo suficientemente telegénico como para servir como telón de fondo en Downton Abbey.

Un poco más arriba está la parroquia de Santa María, rodeada de narcisos. Dentro del edificio, un monumento que data de 1200 y que logró sobrevivir una bomba de la Segunda Guerra Mundial recuerda a varias generaciones del linaje Fettiplace, aristócratas locales de los siglos xvi y xvii con un sentido del humor muy británico. Olvida la santidad. De la piedra de los muros del santuario sobresalen seis Fettiplace, que yacen de costado dispuestos en dos hileras. Las cabezas están coronadas con rizos cincelados y cada una me miraba directo a los ojos, como si esperaran el té de la tarde. Si a una tumba se la pudiera describir como encantadora, rayando en lo cómico, sería esta. La lección era clara: rasca la piedra caliza de la aldea más diminuta de los Cotswolds y saldrá toda una capa de historia, arte y excentricidad ingleses.

Después de eso me volví un cazador consumado de aldeas. Atraído por la gélida elegancia de Escandinavia descubrí Sandhamn (•), en Suecia, el único asentamiento en la isla báltica de Sandön en la periferia del archipiélago de Estocolmo. Tomé un ferry desde la capital sueca y desembarqué en la tarde. Era junio y el sol alumbraba en lo alto del cielo. Los aldeanos se preparaban para el día siguiente, cuando izarían el Palo de Mayo y pasarían la noche bailando y bebiendo schnapps; y Sandhamn ya celebraba. La gente se paseaba luciendo coronas de flores silvestres, rindiendo tributo al sol que se negaba a meterse después del invierno.

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM NATIONAL GEOGRAPHIC TRAVELER EN ESPAÑOLView All

Camino al Oeste

Exploradores, forajidos y los primeros colonos mormones se abrieron paso a través de la topografía escarpada de Utah; cada grupo dejó su huella en la historia de Estados Unidos. Siglos después, esta aún es una tierra de descubrimientos que se explora mejor en la comodidad de una clásica caravana Airstream, una bala de plata que avanza entre parques nacionales impregnados de mitos locales.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Mark Synnott

El escalador estadounidense comparte su misión para resolver un misterio centenario en la cara norte del Everest.

3 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

¿Qué hay de nuevo? Páayt'aan

La cultura maya recibe a las voces del mundo.

2 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Viajes con propósito

Cada vez más populares entre viajeros solitarios y no religiosos, las rutas de peregrinaje ofrecen la oportunidad de encontrar la paz interior y reconectar con el mundo poscovid.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Cambio de marea

Escarba un poco y encontrarás que el paradisíaco archipiélago del océano Índico es mucho más que playas apacibles de arena diamantina y arrecifes tecnicolor. Una nueva generación de seychellenses está cambiando el guion al crear recorridos de aventura, acunar las artes, revivir la cultura creole y llevar la conservación al siguiente nivel.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Namibia: arena, estrellas y safari

Namibia, uno de los países menos poblados de la Tierra, es sinónimo de paisajes vastos moldeados por las feroces fuerzas de la naturaleza. Desde la costa de los Esqueletos llena de naufragios, la utopía de la vida silvestre de Etosha en el norte, la región central –donde se encuentran Swakopmund, el centro de los deportes extremos– y la capital Windhoek, hasta las dunas ocres de Sossusvlei y el imponente cañón del río Fish, en el sur, esta es el África más silvestre y cruda. La oferta del país para los viajeros se desarrolla a buen ritmo: ya sea safari, sandboarding o acampada bajo las estrellas, la aventura atrae con nuevos alojamientos y campamentos que florecen en regiones remotas. La fascinante historia nativa y la sabiduría de la selva se conservan y protegen en nuevos y cautivadores museos vivientes.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Mi ciudad: Johannesburgo

Los tesoros de la frondosa Johannesburgo se extienden mucho más allá de sus históricas minas de oro, desde distritos artísticos adornados con murales hasta un parque renovado dentro de la ciudad y buenos lugares para cenar.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Escápate: Fort William y Glencoe

A la sombra de la montaña Ben Nevis, el pueblo de Fort William y el cercano valle de Glencoe ofrecen un trampolín accidentado para aventuras al aire libre, con caminatas, ciclismo e historia de las Tierras Altas.

10 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Norfolk

Como un hilo dorado contra el mar del Norte, las saladas costas septentrionales de Norfolk son un punto culminante del litoral inglés. Recorre el camino hacia el este, desde las marismas de Brancaster –hogar de algunos de los mejores mariscos del país– y a través de las calles de Cley next the Sea, hasta la ciudad de Cromer y su gran muelle que se adentra en el oleaje. Entre estas pintorescas paradas se encuentra un paisaje apacible y sereno, donde el viento y el agua han moldeado la vida de los lugareños durante siglos.

6 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Istria

En el Adriático, la península nororiental de Croacia es un retiro pacífico de los bulliciosos puntos turísticos de la región, con carreteras costeras aisladas, picos de piedra caliza y una historia antigua espectacular.

8 mins read
National Geographic Traveler en Español
Diciembre 2021 - Febrero 2022