Huella de carbono
National Geographic Traveler en Español|Marzo / Mayo 2021
¿Buscas reducir la huella de carbono de tus viajes? Echa un vistazo a Copenhague. La capital danesa está camino a convertirse en la primera ciudad neutra en carbono para 2025 y establece un estándar ecológico para los centros urbanos en todo el planeta.
Por Mark Stratton

Tomo un tren desde Londres para un viaje de 16 horas hacia una ciudad que, parafraseando a Greta Thunberg, “escucha a los científicos”. Mi Eurostar sale de la estación St. Pancras a las 06:40. Pude haber volado a Singapur en el tiempo que me tomará este viaje, pero con Copenhague camino a convertirse en la primera ciudad del mundo sin emisiones de carbono para 2025, trasladarse en tren parece apropiado.

En 2010, la capital danesa se comprometió por primera vez a ser neutra en carbono, cinco años antes del Acuerdo de París. Ser neutra en carbono significa que no producirá más emisiones de este tipo de las que puede compensar en otros lugares; en esencia, no habrá liberación neta de bióxido de carbono. La mayoría de los científicos coinciden en que existe una relación entre el aumento en los niveles de CO2 y el incremento de las temperaturas en la Tierra.

Los viajes generan una importante huella de carbono, sobre todo la aviación. Un estudio de 2018 publicado en Nature Climate Change descubrió que, entre 2009 y 2013, los viajes representaron 8 % de las emisiones de gases de efecto invernadero mundiales; además, el número de viajeros internacionales creció a un ritmo de 3 a 5 % cada año. Yo, por ejemplo, tengo una huella de carbono tamaño Pie Grande, pero trato de mitigarla al utilizar el transporte público, evitar el consumo de carne y compensar las emisiones de carbono de mis viajes en avión.

Sin embargo, la acción individual es como una gota en un océano sobrecalentado, por lo que corresponde a países y ciudades crear un marco colectivo de sostenibilidad y opciones libres de carbono. Y Copenhague lidera el rumbo.

Media década después del Acuerdo de París, mientras los países y políticos de todo el mundo renegaban de los objetivos de reducción de CO2 –o como Donald Trump, que se retiró por completo del acuerdo–, Copenhague ya avanzaba hacia la neutralidad del carbono. En 2017 produjo alrededor de 1 370 millones de toneladas de gases climáticos nocivos, 42 % menos que en 2005, explica Jørgen Abildgaard, director ejecutivo del programa climático de la ciudad, quien confía en que se alcanzará el objetivo en 2025.

“Nos falta 20 % para alcanzar el objetivo –afirma, y añade que abordar las emisiones de las carreteras privadas sigue siendo el mayor reto de Copenhague–. Ciudades como Washington, Ámsterdam y Helsinki siguen nuestro ejemplo, aunque sus objetivos no sean tan ambiciosos. Podemos aprender de los demás, como Londres –agrega, quizá con generosidad–. Estudiamos su tasa de congestión para disuadir los desplazamientos en auto”.

Sin embargo, los métodos de Copenhague son ejemplares. Tras comprometerse a reducir el uso de combustibles fósiles, ahora genera cada vez más energía renovable a partir de turbinas eólicas en alta mar y su mayor central eléctrica ha sustituido el carbón por pellas de madera. Cerca de 98 % de la ciudad se calienta con el calor residual de la producción eléctrica, 49 % de los desplazamientos son en bicicleta y todos los autobuses de diésel ya se sustituyen por eléctricos.

“La neutralidad del carbono no se limita a objetivos medioambientales. Se trata de crear ciudades más saludables para habitar”, explica Abildgaard.

Así, con un poco de reflexión y planificación, identifiqué cuatro sectores clave para reducir el impacto de carbono durante mi viaje: traslados, actividades, alojamiento y comida. Tomar el tren produce mucho menos CO2 que volar. Si hubiera tomado un avión, las 0.2 toneladas de CO2 que habría producido podrían haberse contrarrestado en sitios como myclimate.org por 140 pesos, donación que luego financiaría proyectos como la reforestación en Nicaragua.

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM NATIONAL GEOGRAPHIC TRAVELER EN ESPAÑOLView All

Camino al Oeste

Exploradores, forajidos y los primeros colonos mormones se abrieron paso a través de la topografía escarpada de Utah; cada grupo dejó su huella en la historia de Estados Unidos. Siglos después, esta aún es una tierra de descubrimientos que se explora mejor en la comodidad de una clásica caravana Airstream, una bala de plata que avanza entre parques nacionales impregnados de mitos locales.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Mark Synnott

El escalador estadounidense comparte su misión para resolver un misterio centenario en la cara norte del Everest.

3 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

¿Qué hay de nuevo? Páayt'aan

La cultura maya recibe a las voces del mundo.

2 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Viajes con propósito

Cada vez más populares entre viajeros solitarios y no religiosos, las rutas de peregrinaje ofrecen la oportunidad de encontrar la paz interior y reconectar con el mundo poscovid.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Cambio de marea

Escarba un poco y encontrarás que el paradisíaco archipiélago del océano Índico es mucho más que playas apacibles de arena diamantina y arrecifes tecnicolor. Una nueva generación de seychellenses está cambiando el guion al crear recorridos de aventura, acunar las artes, revivir la cultura creole y llevar la conservación al siguiente nivel.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Namibia: arena, estrellas y safari

Namibia, uno de los países menos poblados de la Tierra, es sinónimo de paisajes vastos moldeados por las feroces fuerzas de la naturaleza. Desde la costa de los Esqueletos llena de naufragios, la utopía de la vida silvestre de Etosha en el norte, la región central –donde se encuentran Swakopmund, el centro de los deportes extremos– y la capital Windhoek, hasta las dunas ocres de Sossusvlei y el imponente cañón del río Fish, en el sur, esta es el África más silvestre y cruda. La oferta del país para los viajeros se desarrolla a buen ritmo: ya sea safari, sandboarding o acampada bajo las estrellas, la aventura atrae con nuevos alojamientos y campamentos que florecen en regiones remotas. La fascinante historia nativa y la sabiduría de la selva se conservan y protegen en nuevos y cautivadores museos vivientes.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Mi ciudad: Johannesburgo

Los tesoros de la frondosa Johannesburgo se extienden mucho más allá de sus históricas minas de oro, desde distritos artísticos adornados con murales hasta un parque renovado dentro de la ciudad y buenos lugares para cenar.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Escápate: Fort William y Glencoe

A la sombra de la montaña Ben Nevis, el pueblo de Fort William y el cercano valle de Glencoe ofrecen un trampolín accidentado para aventuras al aire libre, con caminatas, ciclismo e historia de las Tierras Altas.

10 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Norfolk

Como un hilo dorado contra el mar del Norte, las saladas costas septentrionales de Norfolk son un punto culminante del litoral inglés. Recorre el camino hacia el este, desde las marismas de Brancaster –hogar de algunos de los mejores mariscos del país– y a través de las calles de Cley next the Sea, hasta la ciudad de Cromer y su gran muelle que se adentra en el oleaje. Entre estas pintorescas paradas se encuentra un paisaje apacible y sereno, donde el viento y el agua han moldeado la vida de los lugareños durante siglos.

6 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2022

Istria

En el Adriático, la península nororiental de Croacia es un retiro pacífico de los bulliciosos puntos turísticos de la región, con carreteras costeras aisladas, picos de piedra caliza y una historia antigua espectacular.

8 mins read
National Geographic Traveler en Español
Diciembre 2021 - Febrero 2022