Corazón Himalayo
National Geographic Traveler en Español|Abril 2019

Cimas majestuosas –que incluyen el Everest– atraen a la mayoría de los visitantes a Nepal, pero una cultura rica prospera a la sombra de estas montañas.

Por Carrie Miller. Fotografías de Alison Wright

Los monasterios budistas, como Neydo Tashi Choeling, son sitios hospitalarios donde se experimenta la diversidad de la cultura nepalí.

En la calle Yogbir Singh Marg, en Katmandú, los vendedores ofrecen vegetales, frutas y especias. En esta capital bulliciosa de un millón de habitantes la vida diaria se desenvuelve al aire libre.

Es uno de mis lugares favoritos del planeta. Katmandú, Nepal. En especial la estupa Boudhanath, una de las mayores del mundo. Su domo enjalbegado con toques de azafrán y coronado con una aguja dorada está pintado con los ojos de Buda que todo lo ven. Un ojo sagrado en la vorágine de lo profano. A las afueras de las puertas de Boudhanath se arremolina la vertiginosa escena callejera de Katmandú, tan desquiciada y cacofónica como en mi primera visita, hace casi dos décadas: un mar imperioso de un millón de personas, con vendedores que te persiguen durante cuadras por aceras de ladrillos rotos para venderte una pulsera de lapislázuli de cinco dólares, más allá de los postes de luz envueltos con varios haces de cables grises del tamaño de colmenas, obra de magos electricistas, o locos.

Una mujer tharu lleva un vestido tradicional del sur del Nepal; el país mismo es un tapete colorido de 124 etnias (p. op.).

Pero las puertas de la estupa mantienen la ciudad a raya. Banderas de oración ondean en la brisa mientras cientos de peregrinos rodean la base de este santuario del siglo v, siempre en dirección de las manecillas del reloj. Sentada en la plataforma superior que circunda la estupa, juego con la pulsera de lapislázuli que llevo en mi muñeca; tengo la garganta seca a causa del rasposo aire callejero sabor a polvo y escape de motor; evalúo los techos de la ciudad desde el mirador. Aquí arriba la vida se desenvuelve por encima del pandemónium: los turistas se relajan con cerveza y pizza en bares de azotea; los lugareños, conformados por los 124 grupos étnicos de Nepal, tienden ropa limpia y atienden con esmero árboles y plantas en macetas, oasis personales de verdor.

Si levanto más la vista veo el Himalaya, nevado, rosado en el polvo y la neblina que trepa casi hasta la mitad del cielo. Nepal es hogar de ocho de las 10 montañas más altas del mundo, incluyendo el monte Everest, y esas cimas son lo que atrae a la mayoría de los visitantes.

En mi primera visita fui peregrina de las cimas. Con 26 años, inquieta y determinada, estaba lista para probarme a mí misma en esos elevados senderos. Hoy he vuelto para experimentar un lado más oculto de Nepal, a menudo opacado por estas montañas: la diversidad de la gente y los paisajes, el ritmo y el alivio de sitios como Boudhanath. Esta vez no quiero ir arriba, sino dar la espalda a las montañas (y a mi ego) e ir adentro para que esta cultura ancestral se me revele, aunque solo sea un momento.

Comenzamos en el Neydo Tashi Choeling Monastery Guest House, 22 kilómetros al suroeste de Katmandú, cerca de Pharping. El monasterio de techo dorado está en una colina polvosa tachonada con pinos y banderas de oración. Hogar de 150 monjes budistas de entre cinco y 27 años, el monasterio tiene una austera casa de huéspedes para viajeros. Algunos llegan para destensarse, otros para estudiar budismo y unos más para probar la vida monástica. Se alienta a los visitantes a asistir a las puyas de los monjes, las ceremonias de oración budistas.

Le pregunto a Tsering Hyolmo, gerente de 25 años de la casa de huéspedes, si es extraño que los visitantes observen tu práctica devocional diaria. “Disfrutamos compartir –responde Tsering–. Puede que tengamos un lugar hermoso y los visitantes quieran aprender del budismo o solo alejarse de la ciudad. Aquí podemos ayudarlos”.

A 1 700 metros de altitud, la temperatura ambiente es más fresca aquí que en Katmandú y noto que Tsering usa una chamarra de pluma sobre su túnica color bermellón. Abre la puerta de mi habitación, que es austera, sencilla y tiene todo lo que necesito: una cama robusta, un pequeño escritorio de madera y un baño privado.

A la mañana siguiente encojo los hombro por el frío que precede el amanecer y camino la colina cuesta arriba, hacia el monasterio. Me quito los zapatos, tomo mi lugar entre una hilera de visitantes sentados con las piernas cruzadas sobre cojines contra la pared trasera, frente a un Buda dorado de un piso de altura y filas de monjes en sus túnicas azafranadas y rojas, bien cubiertos por el frío.

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM NATIONAL GEOGRAPHIC TRAVELER EN ESPAÑOLView All

ESPIRITUALIDAD SELVÁTICA

Un santuario para el alma en la espesura del Caribe mexicano combina rituales de sanación con nuevo lujo en un resort de clase mundial.

4 mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

EL TRIÁNGULO DORADO DE TEXAS

San Antonio, Houston y Dallas –tres destinos diferentes entre sí, pero con el mismo sabor texano– se preparan para recibir turistas hambrientos de experiencias tras eliminar sus restricciones de viaje. Descúbrelos.

9 mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

EN TRA A LA SABANA

Un intrépido safari a pie por la sabana keniana, que colinda con la reserva nacional Masái Mara, revela a corta y fascinante distancia el rico drama de este ecosistema africano único. Explora terrenos inaccesibles para los vehículos y camina por lodges remotos y lujosos campamentos a cielo abierto en las zonas protegidas menos visitadas, donde los guías comparten su conocimiento íntimo sobre criaturas grandes y pequeñas.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

LEVÁNTATE Y ANDA

Entre clásicos como el Nevado de Toluca y Valle de Bravo, senderos que cruzan bosques de pino, pastizales salpicados por vacas y escondites con lagunas y riachuelos parecen cada vez más lejanos de la realidad urbana de la capital. Pero aún existen lugares por descubrir al centro de México.

8 mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

JEAN MAGGI

Jean Maggi tiene el cabello gris y un acento cordobés cerrado, fijo como su voluntad. Con el paso de los años se ha convertido en un ejemplo para aquellos con movilidad limitada por las aventuras acometidas, pues una vacuna defectuosa contra la polio mermó su movilidad a la edad en la que los niños empiezan a caminar, sufrió un infarto, atravesó la cordillera andina a caballo con uno de los supervivientes de los Andes, terminó el maratón de Nueva York, alcanzó el paso montañoso más alto del planeta y ahora quiere ver el mundo desde afuera, desde el espacio.

8 mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

RANCHO SANTA ELENA

EL CICLISMO DE MONTAÑA, LOS PROYECTOS AMBIENTALES Y LA CERCANÍA CON CIUDAD DE MÉXICO HACEN DE ESTE SITIO ECOTURÍSTICO UNA OPCIÓN INMEJORABLE PARA RENUNCIAR AL ENCIERRO Y DISFRUTAR LA NATURALEZA. AL MENOS UN FIN DE SEMANA.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

Baja submarina

Una gira subacuática por las costas de Baja California Sur abre las puertas a un mundo repleto de vida silvestre, aventura y escenarios prodigio.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

El despertar de las leyendas en la costa celta

Serpentea por la costa occidental de Gales desde la ventosa península de Llŷn, al norte, hasta la ciudad de Saint David’s, en el sur. Sigue el camino de mitos artúricos y misterios de la Edad de Bronce a lo largo de la Ruta de la Costa: un viaje de 290 kilómetros por carretera que incluye piedras antiguas en pie, minas de pizarra y árboles prehistóricos petrificados.

10+ mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

Montevideo

Lo que le falta a la capital uruguaya en tamaño lo compensa con creces en gastronomía. La ciudad se dedica a forjar una nueva identidad culinaria impulsada por una vieja obsesión por la comida y el vino cosechado en casa.

9 mins read
National Geographic Traveler en Español
Junio - Agosto 2021

MOSAICOS QUE NARRAN HISTORIAS

Azulejos y motivos recuerdan el legado portugués de exploración y resistencia al saqueo a través del tiempo.

4 mins read
National Geographic Traveler en Español
Marzo / Mayo 2021