Culiacán, la decisión precipitada
Revista Proceso|October 27, 2019
Un cuerpo de vigilantes del Grupo de Análisis e Información del Narcotráfico –dependiente de la Sedena– montaba guardia cerca de un domicilio en Culiacán al que se suponía que podría llegar Ovidio Guzmán, contra quien hay una orden de aprehensión con fines de extradición a Estados Unidos. Poco antes de las dos de la tarde del jueves 17, en efecto, el objetivo arribó a esa vigilada casa y el grupo de élite decidió actuar “en caliente”, aun antes de obtener la indispensable orden de cateo. El resultado, de todos conocido, fue la captura y liberación del hijo del Chapo, en una violenta y confusa tarde culiacanense.
Por Arturo Rodríguez García

Poco antes de las 14:00 horas del jueves 17, un reporte de vigilancia informó a un equipo del Grupo de Análisis e Información del Narcotráfico (GAIN), de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que Ovidio Guzmán estaba en un domicilio ubicado en la zona conocida como Tres Ríos, en Culiacán.

El sector se llama así por la confluencia de los ríos Culiacán, Tamazula y Humaya. Casi en el vértice que forman estos dos últimos se ubica el fraccionamiento La Jolla, un complejo privado, con barda perimetral, donde la vigilancia del GAIN se había establecido desde el pasado febrero, debido a que hay una orden de aprehensión de Ovidio, con fines de extradición a Estados Unidos.

Los miembros del GAIN sabían que el lugar era frecuentado por el hijo de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, pues por sus informantes se enteraron que tenía familia en ese lugar al que, tarde o temprano, regresaría. Por ello, dentro de La Jolla el GAIN rentó una casa, instaló una unidad de monitoreo y fueron sus integrantes quienes informaron a su comandante que Ovidio, en efecto, llegó al domicilio después de las 13:00 horas del jueves 17.

El fracaso de la operación, el desbordamiento de la violencia con civiles armados que cobró la vida de 12 presuntos agresores, un civil y un efectivo de la Guardia Nacional, así como 21 heridos en el reporte oficial, provocó severas críticas al gobierno, particularmente porque después de cinco horas de violencia Ovidio Guzmán quedó libre.

A lo largo de la semana el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como los integrantes del gabinete de seguridad, realizaron diferentes declaraciones.

Cada mañana, antes de cada conferencia de prensa, en Palacio Nacional y bajo la conducción de López Obrador sesiona el gabinete de seguridad, integrado por el secretario de la Defensa, general Luis Cresencio Sandoval; el de Marina, almirante Rafael Ojeda; el comandante de la Guardia Nacional, general Luis Rodríguez Bucio; el director del Centro Nacional de Inteligencia, Audomaro Martínez, una cúpula coordinada por el único civil entre los altos mandos, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo. También asisten colaboradores de alta jerarquía de cada dependencia.

Entre participantes de las sesiones del gabinete, consultados a efecto de abundar en declaraciones públicas, Proceso obtuvo datos respecto a los hechos del jueves 17 en Culiacán.

De la información obtenida destaca lo relativo al seguimiento y ubicación de Ovidio Guzmán, además de las condiciones en que se tomó la decisión de detenerlo y las causas por las que Cresencio Sandoval aceptó la responsabilidad institucional de lo ocurrido al día siguiente, el viernes 18, cuando en conferencia de prensa expuso: “El grupo responsable de esta acción policiaca, en su afán por obtener resultados positivos, actuó de manera precipitada”.

El general fue más allá: dijo que hubo una “deficiente planeación”, que faltó previsión sobre las consecuencias de la acción y que el grupo, al que hasta ahora nadie había identificado con precisión, omitió informar a sus superiores. Es decir al gabinete de seguridad.

Añadió: “Los efectos negativos de esta acción precipitada y mal planeada tuvieron consecuencias negativas para la población civil”.

En seguimiento a esa y otras declaraciones, Proceso consultó pormenores sobre las condiciones del operativo, que a decir de los funcionarios ocurrió tras el arribo del hijo del Chapo Guzmán al domicilio de Tres Ríos con apenas dos guardaespaldas.

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM REVISTA PROCESOView All

Los tropiezos marcan la dirigencia de Mario Delgado

La conducción de Mario Delgado sobre Morena le ha costado al partido tres candidaturas en menos de una semana, sin contar la pérdida de cuadros que decidieron huir ante el desaseado proceso interno rumbo a las próximas elecciones. Además del caos administrativo, la opacidad del dirigente nacional ha sido un factor que juega contra el instituto político. Por citar un ejemplo: de acuerdo con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Morena vulneró desde el inicio “los principios de máxima publicidad, transparencia y acceso a la información, así como la garantía de debido proceso”.

10 mins read
Revista Proceso
May 02, 2021

Desabasto de medicamentos, la catástrofe que viene

La primera participación en México de la Oficina de la ONU de Servicios para Proyectos –en coordinación con el Insabi– en la compra de medicamentos e insumos médicos resultó un fiasco: errores y omisiones en la planeación gubernamental –además de que el gobierno federal retiró de los trámites a las instituciones que sí sabían cómo hacerlo– amenazan con dejar gravemente desabastecido al sector salud en todo el país…

10 mins read
Revista Proceso
April 04, 2021

Dos “testigos clave” refutan la narrativa del exdirector de Pemex

En su denuncia de hechos del 20 de agosto pasado, el exdirector de Pemex Emilio Lozoya Austin mencionó que dos de sus antiguos colaboradores –Rodrigo Arteaga Santoyo y Francisco Olascoaga Rodríguez– tenían evidencias de la trama de corrupción que implicaba a varios exsenadores del PAN y del PRI para la aprobación de la reforma energética. Sin embargo, esos “testigos clave” no sólo refutan a su exjefe, sino que ahora forman parte de la defensa de Jorge Luis Lavalle Maury, el único exlegislador preso por este caso.

9 mins read
Revista Proceso
May 02, 2021

La revolución de Draghi

Se le ha comparado con el Plan Marshall y su objetivo es similar: sacar a Italia –nación severamente afectada por la pandemia– del estancamiento económico. Se trata del Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia presentado el 25 de abril por el primer ministro, Mario Draghi, y que plantea, entre otras cosas, cambiar el tejido económico hacia una revolución ecológica y una economía sostenible e invertir masivamente en una red de infraestructura de transporte, especialmente en el sur del país, amén de apostarle a la educación y la investigación científica.

9 mins read
Revista Proceso
May 02, 2021

El de datos biometricos, un padrón que causa desconfianza

Con objetivos similares a los del padrón que intentó el gobierno de Felipe Calderón –frenar extorsiones y secuestros–, el del presidente Andrés Manuel López Obrador se enfila a aplicar un registro de datos biométricos para los usuarios de telefonía celular. La polémica tiene su raíz en que la información recabada en iniciativas anteriores, como la del sexenio calderonista, terminó vendida en el mercado negro. Además, uno de los defensores de la extracción de datos biométricos, Ricardo Mejía Berdeja, fue multado en 2016 por la filtración del padrón electoral en 2010.

10 mins read
Revista Proceso
May 02, 2021

México y España crispan su relación bilateral

México y España viven una inusitada crisis diplomática. El gobierno de Pedro Sánchez transmitió al de López Obrador su “enorme disgusto” por ser excluido del evento militar que conmemorará los 200 años de la consumación de la Independencia. Ello se suma a la insistente petición de AMLO para que España se disculpe por los agravios cometidos durante la Conquista y a los duros señalamientos que desde Palacio Nacional lanzó contra las empresas españolas a propósito de la reforma a la ley de energía. Durante su visita a Madrid el canciller Marcelo Ebrard intentó “apagar el fuego”, dicen a Proceso fuentes de ambos gobiernos.

10+ mins read
Revista Proceso
May 02, 2021

El año de las enfermedades proscritas

Durante más de un año la vida de quienes padecen enfermedades crónico-degenerativas se ha trastocado. La mayoría han sido relegados por la emergencia sanitaria derivada del covid. Según los testimonios recogidos por Proceso, hoy es difícil que los enfermos de cáncer, quienes necesitan alguna intervención quirúrgica o un seguimiento periódico, sean considerados; hoy, en hospitales públicos y privados reconvertidos no los atienden “a menos que llegues muriéndote”, dice uno de los entrevistados.

10+ mins read
Revista Proceso
May 02, 2021

El Banco del Bienestar, destinado a ser un como el de otros sexenios elefante blanco

El de la 4T va por la misma ruta que transitaron los gobiernos del PRI y del PAN y que fallaron al tratar de impulsar un banco gubernamental con presencia en los 500 municipios más pobres y alejados del país para distribuir el dinero de los

10+ mins read
Revista Proceso
May 02, 2021

El desaseo interno sume a Morena en litigios

Pleitos por la designación de candidatos, reclamos por los procesos de reelección, impugnaciones de nominaciones y fórmulas… Morena, cuya dirigencia descalifica a los órganos de justicia electoral, tiene una militancia que se acoge a las instituciones para controvertir acciones y decisiones de los órganos partidarios, poniendo en riesgo, incluso, varias candidaturas por aspectos tan elementales como no informar el proceso de selección o no notificar el resultado de dicho proceso a quienes se registraron para buscar un cargo de elección.

10 mins read
Revista Proceso
May 02, 2021

DEMANDA DE BANCO AZTECA VS. PROCESO Un juez parcial y un expediente alterado

Rodrigo Cortés Domínguez Toledano, juez a cargo del juicio por “daño moral” que Ricardo Salinas Pliego y Banco Azteca entablaron contra el semanario Proceso y tres de sus trabajadores, actuó de forma arbitraria y parcial para favorecer al polémico multimillonario y a su empresa. Lo hizo a tal punto que el expediente a su cargo fue alterado para tratar de enmendar un error cometido por los abogados del magnate, uno de los cuales, por cierto, fue apoderado legal de la sociedad de papel sueca NPK Holding AB, en ese entonces accionista de Grupo Fertinal y vinculada al propio Salinas Pliego.

10+ mins read
Revista Proceso
May 02, 2021