SIGUE @ HILO
Food & Wine en Español|Octubre 2020
EN ESTA VIDA, ALGUNOS de mis recuerdos culinarios favoritos son de Jackie’s West Indian Bakery, en la calle 233 en el Bronx.
Kwame Onwuachi y Joshua David Stein

Del horno salía un pan de coco suave y esponjoso y empanadas de carne rellenas de carne molida y chile Scotch Bonnet. Jacky’s era una de las estupendas panaderías jamaiquinas al norte del Bronx que, al igual que Flatbush, en Brooklyn, forman Little Jamaica, hogar de más de 250 mil inmigrantes jamaiquinos en el área de Nueva York. Vivía por esas empanadas, ese pan y esos momentos de placer durante el largo trayecto de mi casa a la escuela.

Me recordaban a mi familia. La mamá de mi papá es jamaiquina, la abuela Gloria. Mi papá es nigeriano. Y esos dos hilos de cocina se han entretejido en las comidas que se han cocido, a fuego lento, en la estufa de mi madre. La comida jamaiquina se servía en la mesa de la casa de mi padre y en la casa de su hermano, el tío Rupert. Los sabores jamaiquinos permanecieron en toda mi infancia.

El otoño pasado visité Jamaica, como adulto, por primera vez. Había estado ahí una vez, cuando era niño, para visitar a algunos familiares. Fue apenas, poco antes de este viaje, que me di cuenta de lo completa que había sido la migración de mi familia. Todos se habían ido, algunos a Inglaterra, otros a Estados Unidos. Así llegué a Montego Bay como un jamaiquino de tercera generación y de segunda mano sin amigos ni familiares que mencionar.

Estaba aquí para explorar el país al que le tengo una enorme deuda culinaria y para cocinar en una fiesta de la madre del rapero Common —porque la dra. Mahalia Hines cumplía 75 años un día antes de que yo cumpliera 30—. Llegué por la noche, con tiempo suficiente para comer huachinango en Sugar Mill antes de caer muerto. La mañana siguiente me encontré con mi amigo Andre Fowles, el talentoso joven chef de Miss Lily’s en el resort Skylark en Negril, en la playa. Estaba parado sobre la cubierta de un barco, con una gran sonrisa. “¿Listo para ir de pesca, hermano?”, dijo. “¿Hace falta preguntar?”, contesté.

Navegamos por el resplandeciente mar azul hasta que el capitán paró el motor a un par de kilómetros de la costa. Andre puso en mis manos un arpón y unos goggles. Nos sumergimos en el agua. Desde arriba, el mar Caribe parece tranquilo. Bajo la superficie está lleno de vida: alrededor de los arrecifes de coral hay langostas, peces león y caracoles. Son presa fácil, así que rápidamente atrapé un par de langostas de buen tamaño. De vuelta en la playa, Andre había pedido que nos prepararan dos parrillas. Nos llenamos de caracol fresco asado con un poco de limón.

Se escribe sobre Jamaica de diferentes formas en diferentes lugares, y rara vez por la misma gente. Los artículos de primera plana tienden a enfocarse en el crimen y la corrupción, los cuales han plagado al país desde su independencia en 1962. Las historias de viaje hablan con emoción de las playas (de arena blanca como la nieve), el mar (color azul profundo) y la música (el reggae, que ya es considerado por la UNESCO Patrimonio Intangible de la Humanidad). Vistas en conjunto, todas estas cosas son ciertas, pero cuentan una historia falsa cuando se relatan por separado. En ningún sitio es más claro esto que en Kingston, la ciudad más grande de Jamaica. Después de despedirme de Andre, manejé tres horas por la isla hacia Kingston para ver a Jacqui Sinclair, una periodista gastronómica local que, me di cuenta después, conoce cada restaurante en Kingston, cada vendedor de cada mercado de comida, y casi a todo mundo, también. Comenzamos en Coronation Market, un vasto mercado de agricultores en un viejo pabellón de hierro en el borde este del barrio de Tivoli Gardens. Adentro caminé por montañas de picosos chiles Scotch Bonnet, montes de flor de jamaica color carmesí y exhibiciones technicolor de ackees frescos. Compramos de todo. “Vamos”, dijo Jacqui, “prepararemos todo en mi casa”.

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM FOOD & WINE EN ESPAÑOLView All

Calabaza en tacha

El dulce mexicano que cada otoño esperamos probar, tanto los vivos como los muertos.

5 mins read
Food & Wine en Español
Octubre 2021

Arsenal de recetas

Mordidas de colores Siete vegetales y granos son los que llenan nuestra hamburguesa vegetariana definitiva con textura, color y sabor.

10+ mins read
Food & Wine en Español
Octubre 2021

EAST Miami: un hotel de diseño con influencias de oriente.

LA PRIMERA PROPIEDAD QUE LA MARCA ORIGINARIA DE HONG KONG ABRE EN ESTADOS UNIDOS, TIENE UNA VIBRANTE PROPUESTA DE HOSPEDAJE Y GASTRONOMÍA.

1 min read
Food & Wine en Español
Octubre 2021

EN BOGA

Transparencia ganadora Este otoño brinda con nueva cristalería.

2 mins read
Food & Wine en Español
Octubre 2021

Pug Seal Oaxaca

UN REFUGIO ARTÍSTICO CON UBICACIÓN ENVIDIABLE PARA DISFRUTAR UNA DE LAS CIUDADES CON MÁS RIQUEZA GASTRONÓMICA DE NUESTRO PAÍS.

1 min read
Food & Wine en Español
Octubre 2021

CERVEZA WENDLANDT

DESDE EL ORIGEN

6 mins read
Food & Wine en Español
Octubre 2021

Lucio Usobiaga

LUCIO ESTÁ REVOLUCIONANDO LA AGRICULTURA EN LAS CHINAMPAS A TRAVÉS DE PRÁCTICAS QUE REGE- NERAN LA TIERRA, AL MISMO TIEMPO QUE PROVEE CON INGREDIENTES DE LA MÁS ALTA CALIDAD A LOS MEJORES RESTAURANTES DE MÉXICO.

3 mins read
Food & Wine en Español
Octubre 2021

Rodney Cusic

ES CREADOR DE LA CARTA DE VINOS DEL RESTAURANTE MEROMA Y MIEMBRO DE NUESTRA GENERACIÓN DE BEST NEW CHEFS 2019, CON UN GENUINO INTERÉS EN EL MUNDO DEL VINO Y SU INDUSTRIA.

2 mins read
Food & Wine en Español
Octubre 2021

La Mari

Los mariscos frescos y postres golosos se llevan muy bien en este nuevo restaurante de la ciudad.

1 min read
Food & Wine en Español
Julio 2021

El éxito de Dominique Crenn

Esta cocinera incansable ha librado batallas contra el cáncer, lucha por una industria más justa y procura compartir su plataforma de poder con quienes más lo necesitan.

10 mins read
Food & Wine en Español
Julio 2021