Avanzada antártica, una cruzada por la ciencia
National Geographic en Español|Noviembre 2018

Para resolver algunas de las más diversas preguntas de la ciencia, una expedición que organiza el Instituto Antártico Chileno y la Armada Nacional despliegan un nuevo ejercicio científico y militar en la última región del mundo en explorarse.

Por Erick Pinedo​. Fotografías de Sergio Izquierdo

Entre témpanos y valles de hielo hasta donde alcanza la vista, una embarcación navega a alta velocidad

El AP-41 Aquiles ruge y un himno de alta mar suena en su interior. Del puente de mando surge la orden de bajar las Zodiac, y una grúa en proa comienza a maniobrar para colocar los botes neumáticos en el agua gélida.

Así llegan los militares chilenos a Fildes, en la isla Rey Jorge de Antártida, para añadir entre sus tripulantes a miembros de la 54 Expedición Científica que organiza el Instituto Antártico Chileno (INACH) junto con la armada durante el verano austral, única temporada cuyo clima permite explorar el continente. Con una dotación de 150 marinos, movilizarán a más de 200 científicos en el norte de la península antártica para desarrollar investigaciones en campo de 12 proyectos y apoyar en la logística de otros 15.

Para presenciar cómo se desarrolla la ciencia latinoamericana en una de las regiones más frías del planeta, aterrizamos en la base aérea Presidente Eduardo Frei Montalva, en la misma isla, horas antes de que llegara el buque. Sin embargo, nos informan que solo ingresará el equipaje a la embarcación, pues la corriente de hoy hace el abordaje peligroso. Aquí todo depende de los caprichos de la naturaleza; por ello, pasaremos la noche en la base Profesor Julio Escudero, nombrada en honor del redactor del tratado que estableció los controversiales límites de la Antártica Chilena.

Si bien el gobierno de Chile –y el de Argentina– mantiene este reclamo con el argumento de haber heredado la zona de influencia de la Corona española en América, establecida en el tratado de Tordesillas de 1494, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Sudáfrica, la Unión Soviética –hoy Rusia–, Reino Unido y Estados Unidos también han puesto algo más que los ojos en Antártida durante siglos.

La carrera territorial antártica durante la Guerra Fría desencadenó conflictos diplomáticos que casi se tradujeron en bélicos; así, con la intención estadounidense de experimentar con armas nucleares frente a la negativa de las dos naciones suramericanas y el respaldo de la URSS, derivaron en la firma del Tratado Antártico que definió la Antártida como un sitio dedicado a “la libertad de investigación científica con fines pacíficos y la armonía internacional”. Desde entonces, lejos del taller de guerra que se imaginó, el continente se consagra a la paz, la ciencia y la cooperación, con 53 países firmantes y 65 bases donde conviven investigadores de 53 nacionalidades en 40 idiomas.

En el trayecto a la base se distingue el campamento ruso por su iglesia ortodoxa; cerca, la base coreana muestra una infraestructura moderna, pero escasa comparada con la china, a solo unos metros. Mientras el personal nos indica cómo usar las instalaciones, la ecofisióloga vegetal Angélica Casanova Katny y una de sus estudiantes nos invitan a ver sus experimentos, así que nos dirigimos a un sitio con vista a las montañas, el hielo y el mar: un risco forrado de líquenes y musgo.

Este último es el objeto de estudio de Casanova, quien analiza su crecimiento bajo los efectos del cambio climático mediante el uso de invernaderos por convección llamados open top chambers (OTC), al hacer comparativos históricos y exponer su interior a temperaturas relacionadas con el calentamiento global (3 ºC más que el exterior, aumento con cambios irreversibles que se podría dar en el planeta a mitad de siglo, según la ONU).

“Hemos encontrado que algunas especies, que en este sitio no se reproducen de forma sexual, ya comienzan a hacerlo. Dentro de los invernaderos vemos más variación generacional que en el exterior, lo que indica que la temperatura afecta su desarrollo”, explica la académica de la Universidad Católica de Temuco. De pronto, se escucha un grito: un miembro del equipo halló algo.

“¡Esporófitos! No lo puedo creer”. Los investigadores saltan y se abrazan. Este es el resultado de la inseminación entre musgos (plantas no vasculares que se reproducen tanto asexual como sexualmente); nunca se habían hallado esporófitos de este musgo antártico hasta ahora. Su presencia en los invernaderos indica que el aumento de temperatura les ayudó a alcanzar la fecundación, por lo que la especie no solo sobreviviría al cambio climático sino que se beneficiaría del mismo.

“Esto no quiere decir que el calentamiento global sea benéfico, pero sí que interviene en una reconfiguración de las relaciones entre especies, ya que la reducción del estrés por frío aumenta la posibilidad de la reproducción sexual, alterando la genética de las poblaciones y sus patrones de dispersión –dice la bióloga–. No hemos visto esto en los 10 años del proyecto. Es el proceso más primario de colonización y expansión de las plantas no vasculares en este ecosistema”. Evidencia de la conquista verde del continente blanco.

ES HORA DE ABORDAR y las Zodiac comienzan a trasladarnos a la bahía. Conforme nos acercamos, el Aquiles crece hasta al canzar el tamaño de un edificio. Popa, proa, babor, estribor, cubiertas uno, dos, tres, y un helipuerto con dos aeronaves. Exploramos todo para luego acudir a una plática sobre seguridad en la sala de reuniones. El buque ahora surca las aguas entre bloques de hielo bajo el sol que lentamente son sustituidos por témpanos gigantes.

“Antártida tiene influencia directa sobre el clima de la Tierra, por lo tanto, también sobre sus habitantes. El cambio climático antropogénico nos obliga a estudiar el aporte al nivel del mar de este continente, que tiene un efecto directo sobre la población costera –comenta la doctora Pamela Santibáñez, coordinadora científica de la expedición, en la sala del buque–. La ciencia, sus métodos y estimaciones generan información que nos permite tomar mejores decisiones”.

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM NATIONAL GEOGRAPHIC EN ESPAÑOLView All

Esta primavera, ayuda a los animales silvestres y sus crías con proyectos caseros y no intervengas si no hace falta.

Planeta posible

1 min read
National Geographic en Español
Abril 2022

Ratones y humanos: imagina todo lo que ven

Neurociencia

1 min read
National Geographic en Español
Abril 2022

La extraña maravilla de los hipocampos

Parecen una mezcla de otros animales, los machos dan a luz y aún tenemos mucho que aprender de ellos. Sin embargo, estos peculiares peces están amenazados.

7 mins read
National Geographic en Español
Abril 2022

Hacia la montaña, a un mundo perdido

Una cima plana en lo alto de la selva amazónica ofrece a los investigadores la oportunidad de identificar especies nuevas y develar los secretos de la evolución. El mayor reto: llegar ahí.

10+ mins read
National Geographic en Español
Abril 2022

La zona de conflicto

Un fotógrafo captura el enfrentamiento entre humanos y chimpancés en un poblado de Uganda.

6 mins read
National Geographic en Español
Abril 2022

El ajuste de cuentas de Sudán

Los jóvenes sudaneses se inspiran en el pasado para demandar un mejor futuro.

10+ mins read
National Geographic en Español
Abril 2022

Todo por un canto

La pasión de Cuba por las aves canoras silvestres las pone en riesgo.

7 mins read
National Geographic en Español
Abril 2022

Surfear montañas

Justine Dupont, surfista francés de olas grandes, monta un coloso de Nazaré durante una competencia en 2020.

4 mins read
National Geographic en Español
Abril 2022

Defender la tierra, pagar con sus vidas

Desde 2016, 1 297 líderes comunitarios han sido asesinados en Colombia por resistirse a la intervención de desarrolladores y cárteles de la droga.

10+ mins read
National Geographic en Español
Marzo 2022

Sin Ocultar

La búsqueda de una buceadora por conocer las historias de quienes se perdieron en los barcos esclavistas revela el lado humano de una época trágica y la ayuda a conectar con la rica historia de su familia.

10+ mins read
National Geographic en Español
Marzo 2022
RELATED STORIES

A Pharaoh Goes to Oxford

The star of the opera Akhnaten takes his role so seriously, he’s been offered a fellowship in Egyptology

3 mins read
Bloomberg Businessweek
May 16, 2022

Entering A New Dimension

Bulgari celebrates the 10th anniversary of its award-winning Octo collection with the Italian maison's eighth world record, the thinnest mechanical watch ever produced. Meet the 1.8-mm thick Octo Finissimo Ultra.

6 mins read
WatchTime
May/June 2022

Top 10 Reasons Why You Should Eat Asparagus

This succulent, savory vegetable contains a stimulating blend of nutrients, making this member of the lily family a fantastic food for your health.

4 mins read
Women Fitness
May 2022

Sora Choi -On Coming Into Your Own

It took more than a decade for her to finally find a way to feel at home in the fashion world: by building a life away from it

3 mins read
Harper's BAZAAR - US
May 2022

GET THE GEAR

FOR PERSONAL PROTECTION TO SHELTERING WELL AT HOME

4 mins read
American Outdoor Guide
April 2022

Renée's HEAVEN-SENT ROMANCE

The actress is convinced that an angel was looking out for her.

1 min read
Star
April 18, 2022

A Love Letter to My Roses

Charlotte Moss lays bare her long-running romance with the garden megastar and the cache of secrets and stories hidden in its delicate layers.

4 mins read
Veranda
May - June 2022 / Volume 36 Issue 3

Social Study

In the Harlem townhouse they lovingly restored, an intellectual couple has created a dramatic environment for entertaining their friends and neighbors.

4 mins read
Elle Decor
May 2022

LAW & DISORDER!

Foul-tempered Anderson makes waves backstage after divorce shock

2 mins read
Globe
April 25, 2022

RENÉE ZELLWEGER: HAPPY at Last

THE TWO-TIME OSCAR WINNER IS IN LOVE WITH A BRITISH TV HOST, AND THEY'RE EVEN TALKING ABOUT GETTING MARRIED!

2 mins read
Closer US
April 11, 2022