LOS CONCEPTOS QUE NOS MOLDEAN - Una entervista con José Manuel Naredo
El Ecologista|Primavera 2021
Conversamos con el economista José Manuel Naredo Pérez sobre crisis, medioambiente y otros conceptos que necesitamos cuestionar.
Alfonso Sanz, Manu González, Koldo Unceta e Iñaki Bolivar

José Manuel Naredo Pérez (Madrid, 1942) es doctor en Ciencias Económicas y Estadístico. Es una de las voces más lúcidas de la Economía ecológica y ha escrito numerosos libros e informes. Por su dilatada trayectoria intelectual y su compromiso ha sido reconocido con el Premio Nacional de Medioambiente, el Premio Internacional Geocrítica, el Panda de Oro y la Distinción de la Fundación Fernando González Bernáldez. Parte de sus artículos se pueden consultar en su web*.

Los conceptos que manejamos en la reflexión individual y colectiva tienen una trayectoria que nos atrapa; muchas veces no somos conscientes de que expresan un marco de ideas y juicios de valor que orienta, pero, a la vez, restringe nuestro pensamiento. Una de las labores a las que con mayor rigor y pasión ha dedicado José Manuel Naredo su tiempo es, precisamente, a la de demoler los conceptos que, dados como evidentes, dificultan la reflexión crítica sobre el poder y el sistema económico. En esta entrevista revisa algunos de esos conceptos que nos moldean y que necesitamos cuestionar para cambiar nuestra manera de mirar y actuar para transformar el mundo. Dada la extensión e interés de sus respuestas hemos elegido para esta edición en papel únicamente la revisión de dos conceptos, el de crisis, de tanta actualidad, y el de medioambiente, tan vinculado al movimiento ecologista, pero en la edición digital se incluyen otros conceptos como economía y ecología, desarrollo sostenible, crecimiento y decrecimiento, producción, riqueza, corrupción y lucro.

CRISIS

Durante las últimas décadas, la palabra crisis se ha aplicado a numerosos fenómenos: energética, económica, financiera, inmobiliaria, humanitaria y, finalmente, sanitaria, ¿qué es lo novedoso y cómo se relaciona está crisis de la Covid19 con las anteriores y con las que sobrevuelan el planeta, como la de los recursos minerales, la biodiversidad y el cambio climático?

Creo que la pandemia se añade a las otras crisis que perturban la marcha ordinaria de las cosas, pero al afectar directamente a la salud hace más evidente la crisis de civilización que nos ha tocado vivir. Además, subraya relaciones entre ellas que los enfoques parcelarios habituales acostumbran a ignorar.

En primer lugar, la pandemia ha extendido (en unos países más que en otros) un cambio o inversión de planteamientos importante. Por primera vez se prioriza la vida por encima del pulso de la coyuntura económica. Y para ello el parón de la actividad económica viene siendo parcial y regulado, lo que hace que, por primera vez, se decida lo que son las necesidades básicas y se prioricen. Por primera vez parece que, en España, los derechos a la vivienda, a la alimentación, a la asistencia sanitaria, a los servicios básicos (agua, electricidad, etc.) o a medidas niveladoras como la renta básica universal, se toman en serio. ¿Se invertirán otra vez las prioridades cuando pase la pandemia, volviendo a las andadas? ¿O se mantendrán las nuevas prioridades?

¿Lo anterior quiere decir que, por primera vez, se antepone la salud a la economía? Creo que salud y economía no deberían ser conjuntos disjuntos. Pero el problema es que el enfoque económico ordinario impone un reduccionismo monetario que genera ese y otros divorcios. Trata de hacernos creer —con la metáfora de la producción y con el famoso PIB— que asistimos a una generación siempre conjunta de ingresos monetarios y utilidad, soslayando que tanto el lucro incluido en ese cajón de sastre del PIB, como el que queda fuera, a menudo no sólo resulta de actividades que no llevan aparejada utilidad alguna, sino que muchas veces originan daño. Por ejemplo, los recortes en los presupuestos de la sanidad pública y/o los afanes de privatizarla para favorecer el lucro privado asociado a la misma, están pasando ahora factura con la pandemia, que pone en cuestión estas políticas orientadas a dañar el sistema sanitario en aras del lucro económico, usando este campo como nicho de nuevos negocios que suman en el PIB. Todo esto revive el divorcio subrayado por Aristóteles entre economía y crematística o entre la gestión de la intendencia y el negocio lucrativo, que cerró en falso con el invento del PIB el enfoque económico ordinario.

En lo que concierne al tema de la salud, recuerdo que las críticas de Ivan Illich de los años 70 ponían en su punto de mira al sistema sanitario, tanto público como privado, al advertir que los ingresos de los profesionales que trabajaban en él y los beneficios de las empresas asociadas al mismo se inflaban con la multiplicación de enfermedades que, en parte, el mismo sistema generaba (dado el enfoque parcelario de la medicina occidental), con lo que enfermedades y valores añadidos crecían a la vez. Al igual que la agricultura química crea adicción al romper los equilibrios ecológicos originarios y hacen cada vez más dependientes a los agricultores de los tratamientos y medios químicos...Y se ha visto que la tala de bosques y la emigración de murciélagos portadores del virus hacia zonas urbanas, unidas a las enormes granjas industriales de porcino existentes en China, ofrecieron el caldo de cultivo idóneo en el que prosperaran el actual virus coronado y otros parecidos.

Vemos pues que la actual pandemia no es un accidente natural, como el rayo o el pedrisco, ajeno al comportamiento humano, sino un accidente natural propiciado o amplificado por el saqueo territorial, la ganadería industrial, las megalópolis y “la movilidad” que el sistema económico ha venido fomentando. De ahí que se promueva la “economía del bien común”, mostrando implícitamente que la economía ordinaria deja de lado el bien común, o que se hable de humanizar la economía, presuponiendo que se ha vuelto inhumana. Creo que la pandemia actual invita a revisar paradigmas de fondo que se venían aceptando sin pensar, entre los que se encuentran las nociones de economía y salud, mediatizadas por las nociones usuales de sistema económico y de sistema sanitario, que son las que habría que cuestionar. Entre ellos hay que revisar la tendencia a confundir salud (que depende de muchas cosas) con sistema sanitario. Por ejemplo, se habla de derecho a la salud, cuando lo más que cabe asegurar es el derecho a la asistencia sanitaria.

José Manuel Naredo en su casa. Foto: Alfonso Sanz.

Continue reading your story on the app

Continue reading your story in the magazine

MORE STORIES FROM EL ECOLOGISTAView All

“El ecologismo sin feminismo es incompleto”

Entrevista Hortensia Fernández Medrano ecofeminista e integrante de Ecologistas en Acción

10+ mins read
El Ecologista
Primavera 2021

MONTES UNIVERSALES, UN PATRIMONIO NATURAL AMENAZADO

El autor del texto denuncia las talas masivas que se están llevando a cabo en los Montes Universales. Señala que la falta de criterios y el atentado al paisaje que supone esta intervención no están justificados.

7 mins read
El Ecologista
Primavera 2021

La verdad del gas

La campaña La verdad del gas denuncia los intentos de las grandes empresas para vender la imagen del gas natural como un combustible limpio, aunque este contribuye al calentamiento global.

2 mins read
El Ecologista
Primavera 2021

UE-Mercosur - Un acuerdo comercial contra el planeta y las personas

El Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y el Mercosur profundizará la deforestación de ecosistemas clave, la crisis climática, el uso de agrotóxicos, el abandono de la agricultura y ganadería familiar o la violación de derechos humanos y laborales.

9 mins read
El Ecologista
Primavera 2021

LOS CONCEPTOS QUE NOS MOLDEAN - Una entervista con José Manuel Naredo

Conversamos con el economista José Manuel Naredo Pérez sobre crisis, medioambiente y otros conceptos que necesitamos cuestionar.

10+ mins read
El Ecologista
Primavera 2021

ECOFEMINISMO SALUD AMBIENTAL Y GENERO

“Por nuestra biología, la contaminación ambiental afecta más a las mujeres y enfermamos más”

8 mins read
El Ecologista
Primavera 2021

Medioambiente como reclamo para su destrucción

Salimos de nuevo en primavera cuando se cumple un año del inicio de la pandemia.

2 mins read
El Ecologista
Primavera 2021

La verdad del gas

La campaña La verdad del gas denuncia los intentos de las grandes empresas para vender la imagen del gas natural como un combustible limpio, aunque este contribuye al calentamiento global.

2 mins read
El Ecologista
Primavera 2021

Oviedo, la autopista del monte Naranco en vía muerta

La Ronda Norte solo recibe 100.000 euros en los Presupuestos Generales del Estado, pero los críticos con el proyecto, aún en fase de estudio, llaman a no bajar la guardia.

5 mins read
El Ecologista
Invierno 2020

Montes de Tameiga, una comunidad energética

La parroquia gallega de Tameiga pone en marcha un proyecto de energía fotovoltaica sostenible y autogestionado que va a permitir abastecer a más de trescientas familias.

6 mins read
El Ecologista
Invierno 2020