Muy Historia
Libertad Igualdad Fraternidad Image Credit: Muy Historia
Libertad Igualdad Fraternidad Image Credit: Muy Historia

Libertad, Igualdad, Fraternidad

Tras el Juramento de la Pelota, la toma de la Bastilla y el Gran Miedo, los parisinos – y los franceses en general– se preguntaban qué vendría después. ¿La Revolución se iba a radicalizar o, por el contrario, a fragmentar hasta diluirse? Los acontecimientos entre 1789 y 1791 serían cruciales para marcar su rumbo político.

EN MARCHA Y A POR ELLOS. La turba de mujeres que marchó el 5 de octubre de 1789 de París a Versalles, en busca de los reyes, en un cuadro anónimo de finales del siglo XIX.

De momento, a finales de 1789 ya se habían producido dos cambios en aspectos que parecían inamovibles. La monarquía constitucional estaba a punto de sustituir a la absolutista y el Tercer Estado (la burguesía y el pueblo llano) se había asentado, demostrando así su creciente influencia política. Por entonces, los líderes de la Revolución eran moderadamente partidarios de una monarquía sometida al poder legislativo, lo que implicaba una posible solución pacífica y liberal. Pero los frecuentes tumultos que se producían en Francia amenazaban con echar por la borda todas esas buenas intenciones. Mientras en Versalles la Asamblea trabajaba en el diseño de una Constitución, en París estallaban casi a diario disturbios causados por el hambre que eran instigados por cientos de periódicos y panfletos, muchos de ellos de contenido incendiario. Y uno de esos disturbios tuvo consecuencias trascendentes.

ADIÓS A VERSALLES.

La violencia de los sucesos


Continue Reading with Magzter GOLD Subscription

Log in if you're already a subscriber

Get unlimited access to thousands of curated premium articles and 5,000+ magazines

Try FREE for 7 days or

Download the Magzter App and
Try FREE for 30 days


More from Muy Historia