Switch to previous version of Magzter

Try GOLD

Un Nuevo Día En Mozambique

LA VIDA SILVESTRE EN EL PARQUE NACIONAL DE GORONGOSA, MERMADA TRAS AÑOS DE GUERRA CIVIL, ESTÁ RESURGIENDO. EL FUTURO DE LOS ANIMALES DEPENDE DE QUE SE LES INFUNDA ESPERANZA A LOS POBLADORES DE LA REGIÓN.

David Quammen
Gorongosa se ubica en el límite sur del Gran Valle del Rift en África. Comprende 4 000 kilómetros cuadrados de laderas, bosques en mesetas, cañones escarpados, sabanas con palmeras y pantanos. Los inselbergs de Bunga –relieves de piedra volcánica producto de la erosión de zonas más suaves del entorno– salpican el bosque.

FOTO PREVIA

Un elefante macho come un refrigerio por la tarde en el Parque Nacional de Gorongosa, en Mozambique. Durante la guerra civil, que duró 15 años y concluyó en 1992, muchos elefantes eran asesinados para cambiar su marfil por armas. La población se recupera gracias al control de la caza furtiva.

Los licaones desaparecieron de Gorongosa durante la guerra. El parque necesita a sus depredadores ya que aumentaron las poblaciones de algunas especies que son sus presas. Una manada de 14 licaones de Sudáfrica, que liberaron en 2018, ayuda a equilibrar el ecosistema.

Sirirís cariblancos emprenden el vuelo sobre un grupo de pelícanos y cigüeñas que vadean el río Sungué, el cual alimenta el lago Urema, dentro del parque de Gorongosa. Incluso en la temporada de sequía, el lago y sus canales afluentes son hogar de muchas aves.

LOS úLTIMOS LUGARES SILVESTRES

El Parque Nacional de Gorongosa es socio de conservación de la iniciativa Last Wild Places [Los Últimos Lu gares Silvestres], de National Geographic Society.

UNA MAÑANA CÁLIDA a principios de noviembre, a finales de la temporada de sequía, un helicóptero se dirigía a toda velocidad hacia el este, sobre la sabana de palmeras del Parque Nacional de Gorongosa en Mozambique.

Lo conducía Mike Pingo, piloto veterano, mientras que el sudafricano Louis van Wyk, especialista en capturar animales silvestres, apuntaba un rifle con un dardo sedante. Dominique Gonçalves, ecóloga mozambiqueña, gestora de elefantes del parque, era la copiloto.

Hoy día, más de 650 elefantes habitan Gorongosa, lo cual supone un incremento sustancial desde la guerra civil (1977-1992), cuando la mayoría de los elefantes del parque fue masacrada para vender su marfil y carne para comprar armas y municiones. Ahora que la población se recupera, Gonçalves quería colocarle un collar con GPS a la matriarca de cada grupo.

Gonçalves eligió un animal y Pingo bajó hasta donde los árboles se lo permitieron. Diez elefantes –hembras con sus crías adolescentes– huyeron del estruendo de los rotores. Van Wyk le atinó al trasero derecho de la hembra.

Jacinta Sainet Miquirosse atiende el hogar de su casa en el monte Gorongosa. Durante décadas, las comunidades en la sierra subsistieron a duras penas talando árboles para sembrar maíz, su cultivo esencial. Ahora, Miquirosse y sus vecinos forman parte del proyecto del parque que integra cafetos en sus granjas a modo de cultivo comercial y, en el proceso, ayuda a reforestar la montaña con árboles de sombra.

Pingo aterrizó, los demás descendieron de un brinco y gatearon hasta el elefante sedado. Momentos después llegó un equipo de tierra con equipo, ayudantes técnicos y un guardabosques armado. Gonçalves colocó una vara en la trompa del elefante para abrirla y que pudiera respirar. Un técnico le tomó una muestra de sangre de una vena en la oreja izquierda. Otro le ayudó a Van Wyk a colocar el collar debajo del cuello del elefante.

Gonçalves tomó una muestra de saliva del hocico del animal y otra anal, y colocó ambas en viales. Sacó una muestra de excremento con la cual analizarían la alimentación del elefante.

“Va a dar a luz dentro de poco”, anunció Van Wyk, al percatarse de la leche acuosa que secretaban las mamas distendidas de la elefante.

El aumento de la población de elefantes constituye solo una parte de las noticias alentadoras de Gorongosa. La mayoría de la fauna de gran tamaño, como los leones, el búfalo cafre, los hipopótamos y los ñúes azules, es significativamente más numerosa ahora que en 1994, poco después de la guerra. En el campo de la conservación, el éxito a gran escala no es frecuente.

Van Wyk terminó de colocar el collar y Gonçalves guardó sus muestras. Van Wyk inyectó un medicamento en una vena de la oreja para que el elefante despertara y el equipo retrocedió a una distancia segura. Después de un minuto, el elefante se puso de pie, y se alejó para alcanzar a su grupo. La información del collar les indicará a Gonçalves y sus colegas el desplazamiento de los elefantes por el parque y los alertará cuando el grupo cruce sus límites en dirección a los campos de un agricultor para que este pueda tomar medidas y proteger sus cultivos.

Este artículo está financiado por Wyss Campaign for Nature, que trabaja en conjunto con National Geographic Society y otros grupos en todo el mundo para proteger 30 % de nuestro planeta para 2030.

Así se hacen las cosas en el Proyecto de Restauración de Gorongosa, asociación entre el gobierno de Mozambique y la Fundación Gregory C. Carr, con sede en Estados Unidos, que se anunció en 2004. Para que los elefantes, hipopótamos y leones prosperen dentro de las fronteras de un parque, hay que asegurarse de que los seres humanos que viven junto a esas fronteras también lo hagan.

GORONGOSA SE EXTIENDE por una llanura aluvial al sur del Gran Valle del Rift de África, que comprende sabanas, bosques, pantanos y el lago Urema. Alguna vez fue una reserva de caza. En 1960, cuando fue designado parque nacional, era hogar de unos 2 220 elefantes, 200 leones, 14 000 búfalos cafres, además de hipopótamos, impalas, cebras, ñúes, elands y otras especies icónicas.

Continue Reading with Magzter GOLD

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Mayo 2019

MORE STORIES FROM NATIONAL GEOGRAPHIC EN ESPAÑOLView All
La Cima Del Mundo Se Derrite
National Geographic en Español
10 mins read
Nuestra Adicción Al Plástico
National Geographic en Español
10+ mins read
El Atractivo De Los Lugares Fríos
National Geographic en Español
6 mins read
Bajo Jerusalén
National Geographic en Español
10 mins read
Aletas Con Un Lugar En La Historia
National Geographic en Español
1 min read
Al Rescate De Los Parques Africanos
National Geographic en Español
10+ mins read
Deja dormir al oso
National Geographic en Español
3 mins read
En las orquídeas coinciden el mito y la medicina tradicional
National Geographic en Español
1 min read
Guerreras En La Historia
National Geographic en Español
3 mins read
El derecho a estar segura
National Geographic en Español
6 mins read
RELATED STORIES
Power: Gabriel Debenedetti
New York magazine
6 mins read
Life With Françoise Gilot
New York magazine
5 mins read
It's Complicated: Josh Gondelman
New York magazine
5 mins read
Kaia & Pete GETTING HOTTER!
Star
1 min read
From The Cut: Talk The Talk
New York magazine
7 mins read
KANYE'S ULTIMATUM IT'S ME OR THE SHOW
Star
3 mins read
Everybody's Fine
New York magazine
5 mins read
JUSTIN BETRAYS JESSICA!
Star
3 mins read
Donald Trump's Other Lawyer
New York magazine
10+ mins read
Holiday Lights, Ice and Action
Where Boston
3 mins read