Macotela y cuatro décadas de Minería, “La madre de las ferias”
Revista Proceso|February 03, 2019
Macotela y cuatro décadas de Minería, “La madre de las ferias”

Al realizar a vuelapluma un balance de los 40 años de la Feria Internacional del Libro de Minería –de los cuales 20 ha sido su director–, Fernando Macotela, además de anunciar el doble homenaje a Alfonso Reyes (1889-1959), el más representativo de los escritores de Nuevo León –estado al que estará dedicado el evento–, enfrenta con realismo el reto del presente: la situación económica (“no es cosa mía, la inflación ha jugado en contra, habría que preguntarles a los de Hacienda”). Por otro lado reafirma que no se prevé cambio de recinto, “pues forma parte ya de la vida del Centro Histórico”.

Por Niza Rivera

A punto de cumplir 40 años, la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM) se alza como el encuentro librero de mayor anti güedad en el país y, a decir de su director, Fernando Macotela, ha inspirado ferias como la FIL de Guadalajara y otras de corte más joven como la del Libro Universitario (Filuni).

La Feria de Minería, a celebrar su programación del 21 de febrero al 4 de marzo –con jornadas juveniles del 25 al 27 de febrero y a Nuevo León como estado invitado–, tiene desde la llegada de Macotela, hace dos décadas, un crecimiento y un ritmo que, impulsados por la Facultad de Ingeniería de la UNAM, la hacen un logro 100% universitario.

Según explica Macotela:

“Para mí es plausible y digno de elogio que la Facultad de Ingeniería se haya preocupado y haya tenido la voluntad cultural, política y administrativa de hacer y continuar la Feria con todo y problemas externos e internos, como la huelga estudiantil de 1999 en la UNAM, que fue curiosamente cuando llegué.

“Recuerdo que cuando vino el rector Enrique Graue, le impactó tanto que dio instrucciones a TV UNAM para que se cubrieran más actividades, todas las posibles. Le gustó tanto que pensó que se debían hacer más actividades similares, y de ahí surgió la Filuni que se hace en el Centro de Exposiciones y Congresos de la UNAM.”

–Con el paso del tiempo se ha cuestionado el espacio en el Palacio de Minería. ¿Han pensado en salir del Centro, mover la sede?

–No. Y en parte es porque el Gobierno de la Ciudad de México y en específico la alcaldía de la Cuauhtémoc no quiere que la feria se vaya del Centro, y la verdad es que nosotros tampoco.

“Recuerdo que el exrector José Ramón Narro tenía especial interés en que la feria se moviera al sur, justo al Centro de Exposiciones y Congresos de la UNAM, y está muy bien el lugar, pero tiene 4 mil metros cuadrados, no hay oficinas, no tiene estacionamiento, y sí hay que decirlo, hay problemas para que llegue la gente. En el Palacio de Minería tenemos cinco mil metros cuadrados, las oficinas, y si bien no hay estacionamiento hay varios públicos que quedan en corto para la gente.

“Y lo más importante, la feria forma parte de la vida del Centro Histórico.”

Pone el ejemplo de la Feria del Libro Infantil y Juvenil:

“Si hay una feria a la que admiro es ésa, fue un buen acierto que decidieran moverla del Centro Nacional de Arte (Cenart) a Azcapotzalco, y en la apuesta creo que ganaron porque va más gente allá que al Cenart. Siguieron una intuición que a mi juicio no sucedió en otros proyectos como la Cineteca Nacional, porque el sur está sobreprotegido culturalmente, hubiera sido plausible que llevaran una sede de la Cineteca al norte de la ciudad que está muy solitario.

“Pero no, la feria de minería no se mueve.”

–¿Minería ha inspirado ferias?

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

February 03, 2019