Switch to previous version of Magzter

Try GOLD

Economia Circular

La economía circular busca reintegrar a la producción los desechos post consumo con el fin de garantizar la disponibilidad de materias primas y abaratar costos. En México, este modelo económico es relativamente nuevo y aunque tiene un potencial de alto valor, existen barreras que hacen de su implementación una utopía industrial.

Su producción requirió crear cada uno de los componentes (suela, agujetas, forro, etc.) a partir de un solo material en bruto: el TPU. “Ningún elemento existía, todo está hecho a la medida”, menciona Sam Handy, vicepresidente de Diseño de Adidas, en un video corporativo.

El objetivo, según Tanyaradzwa Sahanga, gerente de Innovación Tecnológica de la firma, es que una vez que los consumidores quieran deshacerse de los zapatos, éstos regresen para triturarlos y fundirlos para “obtener de nuevo la materia prima”.

La estategia de Adidas es una muestra de las iniciativas que han despertado desde inicios del presente siglo entre empresas del mundo –principalmente en Europa– que buscan mitigar el impacto ambiental de sus operaciones y lograr procesos más eficientes y rentables a través del rediseño de productos y el aprovechamiento de los desechos como materias primas.

En Italia, por ejemplo, la empresa Ecopneus transforma las llantas que han llegado al final de su vida útil en caucho reciclado, que es aprovechado para elaborar aislantes, asfaltos, impermeabilizantes y espacios recreativos, entre otros productos. El uso de este material se traduce en ahorros de hasta 10 veces del costo de producción de caucho virgen, según información de Business Europe, plataforma conformada por empresas de la Unión Europea, que busca impulsar la economía circular, un nuevo modelo económico que pretende reducir el impacto ambiental de la actividad industrial a nivel mundial.

La firma sin fines lucrativos fue creada en 2009. Integra a los principales productores de llantas en Italia: Bridgestone, Continental, Goodyear Dunlop, Marangoni, Michelin y Pirelli, y tiene alianzas con universidades italianas y la Agencia Nacional Italiana para las Nuevas Tecnologías, Energía y el Desarrollo Económico Sustentable, entre otros organismos públicos y privados.

Otra iniciativa reciente es la de C.D.A. di Cattelan. Esta empresa, también italiana, aprovechó su labor –suministro de máquinas expendedoras de alimentos procesados, entre ellas equipos para preparar café– para recuperar el desperdicio del grano y elaborar pellets (combustible granulado de madera) para uso en estufas pirolíticas, que producen calor a partir de la biomasa. A su vez, los residuos de la combustión sirven para crear nutrientes para el suelo. El objetivo “es hacer del café un recurso ilimitado”. Sí, ‘ilimitado’, un ambicioso vocablo que hoy enarbola la economía circular.

El ideal productivo

Se trata de un nuevo modelo económico que busca reducir el impacto ambiental de la actividad industrial a nivel mundial a partir de estrategias que impacten los procesos y el consumo de recursos finitos, generando un círculo de valor.

Sus orígenes se remontan al 2012 y va más allá de la triple “R”: reciclar, reducir y reutilizar. Busca reintegrar al proceso de producción los desechos post-consumo, los que se producen por el uso doméstico e industrial, y que tiene un doble efecto: mitigar el daño ambiental y generar beneficios económicos al sustituir materia prima virgen. Es ver la forma en que el producto, una vez que ya fue usado, se pueda reutilizar como insumo, ya sea parcial o totalmente, según expone Florent Bouchonneau, gerente de Desarrollo de Mercado para Empaques Plásticos y de Especialidad de Dow Chemical Company, en México.

El objetivo es aprovechar la mayor cantidad de veces un producto elaborado con recursos finitos (naturales). Es usar varias veces un pro ducto y luego reciclarlo y volverlo a usar como materia prima, según Jorge Treviño, director general de la asociación civil Ecología y Compromiso Empresarial (Ecoce).

Los Futurecraft.Loop de Adidas son un ejemplo claro de lo anterior, pero no elúnico. Hace más de una década, Sandvik Coromant, firma sueca que diseña y fabrica herramientas de corte y soluciones para mecanizado, creó un programa de reciclado de herramientas de metal duro (brocas, insertos y herramientas rotativas de metal, entre otras) de cualquier marca, con el fin de recuperar el carburo de tungsteno, un elemento escaso cuya principal fuente de suministro está en China.

La empresa calcula que las reservas de tungsteno rondan los 7 millones de toneladas –disponibles para unos 100 años de consumo potencial–, y estima que 62% de esas reservas mundiales están en esa nación asiática. El tungsteno es un elemento clave para la producción de estas herramientas, y, para recuperarlo, la compañía se apoya de sus clientes, a quienes provee de contenedores para que los empleados depositen las herramientas que ya concluyeron su ciclo de vida.

Luego de recuperarlos, Sandvik Coromant los canaliza a uno de los centros de reacondicionamiento y reciclaje que tiene en América, Asia y Europa, entre ellos el de la firma austriaca Wolfram Bergbau und Hütten. Bajo este modelo, la empresa recupera cerca de 80% de las herramientas que vende en el mundo, de acuerdo con Ester Codina, directora general de la empresa en México.

Continue Reading with Magzter GOLD

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Agosto 2019 - 282

RELATED STORIES
Good Gifts
White Wing Messenger
8 mins read
Coaching Pastors And Ministry Leaders
White Wing Messenger
4 mins read
A Word From My Daughter
White Wing Messenger
2 mins read
Punk In Theory
Guitar World
2 mins read
A Carol Story For Christmas
White Wing Messenger
7 mins read
Perpetual Motion Machine
Guitar World
3 mins read
Golden ‘Grams - The Rise (And Shine) Of Instagram Guitarists
Guitar World
3 mins read
World's Largest Starbucks Opens in Chicago
Industry Leaders
2 mins read
The Investigator
Columbia Journalism Review
10+ mins read
WORLD'S MOST VALUABLE Private Companies
Industry Leaders
3 mins read