Pedro Pablo Rubens

Vanidades México|Julio 13 - 2020

Pedro Pablo Rubens
A casi cuatro siglos de su muerte, las obras del creador más admirado de su época vuelven a brillar en el Museo del Prado, tras el cierre por la crisis sanitaria. Celebramos su vida y arte.
Por Eunice Castro

El pintor barroco más bri-llante de la escuela fla-menca nació el 28 de junio de 1577. No obstante, hay numerosas hipótesis sobre la llegada al mundo de Pedro Pablo Rubens y hasta un supuesto adulterio de sus padres Jan Rubens y Maria Pypelinckx. Jan era miembro de una prominente familia de Amberes, Bélgica, y en esa época parte de los Países Bajos estaban en posesión del rey católico de España. Distinguido abogado y regidor de Amberes, en 1561 se casó con María, integrante de una próspera familia de comerciantes.

El primer hijo del matrimonio fue Juan Bautista, quien nació en 1562. Después le siguieron Blandina, en 1564; Clara, en 1565, y Enrique, en 1567. Al convertirse al calvinismo; es decir, al protestantismo, la posición de Jan en el católico Amberes se tornó peligrosa en 1570, cuando empezó una revuelta. Entonces huyó con su familia a Colonia, Alemania, y fue nombrado consejero económico y legal por la princesa Ana de Sajonia, segunda esposa de Guillermo I, príncipe de Orange.

Durante varios años, Ana estuvo abandonada por el príncipe en un oscuro castillo, mientras él trataba de arrebatarle a España los Países Bajos. La princesa se convirtió en amante de Jan Rubens, quien era culto, cortés, refinado, apuesto, osado y galante. Pasaron tres años hasta que Guillermo I descubrió el adulterio y le ordenó a su hermano Juan de Nassau castigar la traición:—Encarcela a Jan en el castillo de Dillenburgo.

En 1573, tras dos años de cautiverio, a Rubens se le impuso el pago de una fianza y fue obligado a vivir en Siegen, una pequeña ciudad a unos 80 kilómetros de Colonia, bajo arresto domiciliario.

Una de las hipótesis de los historiadores es que Ana de Sajonia fue la madre de Pedro Pablo Rubens y que el niño le fue entregado a María para evitar el escándalo. Pero si el pintor verdaderamente nació en 1577, sería imposible que fuese hijo de Ana de Sajonia, al estar en confinamiento en Siegen.

Otra de las suposiciones es que Maria Pypelinckx era amante de un importante personaje y quedó embarazada de Pedro Pablo. Dicen que ella hizo un viaje a Amberes para ocultar su falta y fue allí donde dio a luz a su hijo.

Fue el pintor barroco más popular de la escuela flamenca. Su destacado estilo enfatizaba el movimiento, el color y la sensualidad. Pintó unos 3,000 cuadros con temas religiosos, históricos, de mitología clásica, retratos... También se destacó por sus misiones diplomáticas.

Lo cierto es que en 1574, al año del destierro en Siegen, Maria dio a luz en este lugar a Felipe, al año siguiente a Bartolomé, que sólo vivió unos días, y en 1577 Pedro Pablo vio la luz. Pero el pintor siempre declaró haber nacido en Colonia e incluso algunos biógrafos han precisado que fue en una casa de la Sternengasse, la calle de las Estrellas. Sin embargo, el biógrafo Charles Scribner III dice en su libro Rubens que el hecho de que él evitara mencionar Siegen como su lugar de nacimiento, en realidad sugiere el profundo dolor que le provocó la desgracia de su padre.

En 1578 la princesa Ana de Sajonia murió y a Jan Rubens se le concedió el ansiado perdón, así regresó con su familia a Colonia, donde Pedro Pablo creció; sin embargo, fueron rechazados tanto por los refugiados como por la comunidad alemana local.

Maria crió a sus hijos en el catolicismo y su esposo les impartió la educación escolar, hasta que éste falleció en 1587. Con 10 años, Pedro Pablo se sintió perturbado en el sepelio de su padre en la iglesia de San Pedro de Colonia.

1. Retrato de Susanna Lunden (“Le Chapeau de Paille”), 1622-1625.

2. “La Sagrada Familia con San Francisco”, 1628.

3. Obra de 1590.

4. Retrato de Clara Serena Rubens, hacia 1590.

Un comienzo difícil hacia su gran destino

Dos años más tarde, Maria regresó a su natal Amberes, donde poseía una casa junto con su hermana en la plaza de Meir, y allí se instaló con sus hijos Pedro Pablo y Felipe, de 12 y 15 años, respectivamente.

—Seguirán su formación en la escuela latina de Rombaut Verdonck —les dijo.

Según Shirley Glubock, autora de Great Lives, los adolescentes fueron instruidos en latín y en griego, y desarrollaron interés en el arte antiguo. Felipe se convirtió en un estudioso de los clásicos y Pedro Pablo usó sus habilidades para ilustrar temas clásicos en sus pinturas.

En 1590, los jóvenes abandonaron sus estudios para que su madre pudiera pagar la dote de la boda de su hermana.

—De ahora en adelante tendrán que ganarse el sustento —afirmó Maria.

Felipe, de 16 años, encontró una plaza de secretario privado con un prominente señor de Amberes, y Maria hizo los arreglos para que Pedro Pablo, de 13, fuera aceptado como paje en casa de la condesa Margarita de Ligne d’Arenberg, viuda de Felipe, conde de Lalaing, antiguo gobernador de Amberes. Para el hijo de un desterrado era casi un milagro. Pero la vida en la corte fue frustrante para él, que deseaba hacer una carrera en el arte. Aunque aprendió etiqueta, protocolo y diplomacia, que lo equiparon para las misiones diplomáticas que le confiarían.

Irving, Amy y Sylvia Wallace, y David Wallechinsky narran en su libro The Intimate Sex lives of Famous People, que Rubens sufrió a causa de los crueles juegos de la condesa, entre los cuales se incluía la costumbre de vestir a los jóvenes pajes de niñas para diversión de las invitadas. Tiempo después, el chico convenció a su madre de abandonar la corte e iniciar sus estudios de pintura.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Julio 13 - 2020