Galilea & Mateo
Padres e hijos México|Abril 2019
Galilea & Mateo

TAN ENCANTADORA COMO SIEMPRE, GALILEA MONTIJO, CONDUCTORA DEL PROGRAMA HOY, NOS COMPARTIÓ SU EXPERIENCIA COMO MAMÁ EN EL TEMA DE LA DISCIPLINA: HABLAMOS DE CASTIGOS, AUTOESTIMA, HALAGOS Y, POR SUPUESTO, DEL AMOR HACIA SU HIJO.

Jessica Rubi Lopez Cervantes

Las palabras, caricias, charlas, miradas, besos, abrazos y los “te amo” no pueden faltar en la crianza de un niño: la disciplina tampoco. De hecho, ésta es una manera de amar a tu hijo; ¿no lo crees? A través de ella creas en él una base firme que le permitirá vivir su futuro fuerte, seguro, ecuánime, armónico, pleno… en paz consigo mismo y con lo que le rodea; porque la disciplina lo hace saberse capaz de generarse a sí mismo bienestar, dándose lo que necesita y desea para vivir bonito; sabe que puede lograr cualquier meta, vencer obstáculos, crear mejores opciones de vida y aquello que lo haga feliz.

Nunca pienses que disciplinar a tu hijo lo da ñará, al contrario: es un acto de amor. Lo estás preparando para que viva un buen futuro. Aunque claro, tampoco cabe la idea de que disciplina sea sinónimo de gritos, reproches, sarcasmos, humillaciones, cachetadas, golpes… la violencia no es y nunca será amor. Disciplinarlo de esa forma es enseñarle que no merece amor o, peor, que el amor es agresión.

De este tema, Galilea Montijo platicó con Padres e Hijos; nos compartió su sentir, sus ideas y experiencia: “No vamos a una universidad y aprendemos a ser papás”, dice. Pero todos los papás tienen esta responsabilidad, aman a sus hijos y buscan siempre lo mejor para ellos.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Abril 2019