Al Gusto De Shanghái
Viajar|Agosto 2019
Al Gusto De Shanghái

Delicias Orientales Y De Todo El Mundo. En La Ciudad Más Occidentalizada De China Se Pueden Encontrar Desde Propuestas Estrambóticas Destinadas A Millonarios De Todo El Mundo Hasta Una Deliciosa Street Food En Puestos Callejeros Y Restaurantes Tan Básicos Que No Invitarían A Entrar Y Donde A Veces Están Sus Mejores Recetas. En La Parte Más Moderna De La Ciudad Será Más Fácil Comunicarse En Inglés, Pero A Medida Que El Viajero Se Interna En El Shanghái Tradicional Conviene Salir Del Hotel Con Las Direcciones escritas En Chino Para No Extraviarse. Es Una Ciudad Vibrante Y Cara, Por Eso Proponemos Referencias Garantizadas Del Buen Comer, Con Especialidades Varias Y Precios Que Se Adapten A Distintos Presupuestos.

José Costa

FU 1088

SU CERDO A LA BRASA ES ÚNICO

Zhenning Road, 375. Jingan Abierto en 2007 y estrellado por Michelin en 2019, este soberbio enclave de los años 20 tiene un alto nivel de calidad y un encanto especial, con sus 16 comedores privados decorados al estilo tradicional en torno a la casa central. De los mejores sitios para acercarse a esa mezcla de influencias de Hangzhou, Suzhou y Ningbo que componen la cocina de Shanghái.

POR QUÉ HAY QUE IR. Aparte de su original pato vegetariano a base de tofu y setas silvestres, hay que probar su cochino asado con soja y sal de roca. Cada región gastronómica de China tiene su propia receta, y en Shanghái lo prefieren denso y meloso (jugoso, pero nada grasiento), con una deliciosa salsa reducida y acompañado de arroz al vapor.

ULTRAVIOLET BY PAUL PAIRET LO MÁS EXQUISITO DE SHANGHÁI

Ubicación secreta... ...

Y no es de cocina china. Para vivir la experiencia que el premiado chef francés Paul Pairet abrió en 2012 en Shanghái se debe contar con un presupuesto de 600 euros y reservar a través de su página web. Es tan misterioso, que ni siquiera publica su ubicación, aunque siguiendo Google Maps con cierto tesón se acaba encontrando.

POR QUÉ HAY QUE IR. Para hacer algo extraordinario. La aventura empieza en otro restaurante de Pairet en la ciudad (Mr & Mrs Bund), donde se recoge al comensal y se le proponen tres menús de veinte platos. La limusina le lleva entonces al santuario donde verá su nombre iluminado sobre el asiento que le corresponde y comenzará una fiesta de poderío visual y escénico, ya que se trata de vivir una experiencia sensorial.

EL PUEBLO DE PESCADORES QUE MIRA AL RÍO

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Agosto 2019