10 Experiencias Únicas En Las cataratas Victoria
Viajar|Agosto 2019
10 Experiencias Únicas En Las cataratas Victoria

30 Años Patrimonio De La Humanidad. Las Cataratas Victoria, Una De Las Maravillas Naturales Más Impresionantes Del Mundo, Están De Aniversario. La Zona Que Alberga El Colosal Tajo Del Río Zambeze, Frontera Natural Entre Zambia Y Zimbabue Y Descrito Por El Explorador David Livingstone Como “el Asombro De Los Ángeles”, Cumple 30 Años Como Patrimonio De La Humanidad Y Sigue Despertando La Admiración De Quienes La Visitan, Que Cuentan Con Un Moderno Aeropuerto Internacional A 25 Minutos En Coche, Una Oferta Hotelera Para Todos Los Bolsillos Y Un Abanico De Actividades De Aventura Que, Literalmente, Quitan La Respiración.

Luis Uribarri

Joven asomada en la Piscina del Diablo.

A VISTA DE PÁJARO

Quienes no sufran de vértigo pueden sobrevolar las cataratas en ultraligero (microlight flight). La empresa Livingstone’s Adventure (livingstoneadventure.com) ofrece vuelos en ultraligero de 15 minutos (180 dólares) ó 30 minutos (360 dólares). Una experiencia para recordar, en aparatos para solo dos personas (piloto y pasajero), sobrevolando las cataratas y el tajo del río Zambeze, y observando desde el aire la fauna del río (cocodrilos, hipopótamos, elefantes...). Para sentirse como un ángel de los que evocaba Livingstone en su famosa cita: “Escenas tan bellas deben haber sido contempladas por los ángeles en su vuelo”. Los vuelos despegan y aterrizan en el aeródromo de Batoka Sky, cerca de las cataratas en Zambia.

Vuelo en ultraligero sobre las Cataratas Victoria.

FRENTE A LAS CATARATAS

Dos Parques Nacionales escoltan a las cataratas, uno por país. El Parque Nacional de las Cataratas Victoria, en Zimbabue, y el Parque Nacional Mosi-oa-Tunya, en Zambia, incluidos en el conjunto inscrito por la Unesco en 1989 en la lista de los lugares Patrimonio de la Humanidad. Desde la parte de ambos más cercana a las cataratas se realiza un recorrido a pie por sucesivos miradores al gran salto, plataformas con barandilla perfectas para selfis y fotos por doquier, pero también para una contemplación sosegada de las cataratas. El lado de Zimbabue tiene más miradores y una mejor visión de la maravilla natural, ya que comprende el 75 por ciento de las cataratas. Importante respetar los caminos y la señalización. Salirse del sendero puede tener consecuencias desagradables por lo resbaladizo del terreno. En la parte zambiana se completa el recorrido cruzando el llamado Puente del Cuchillo, una pasarela de madera donde uno puede empaparse a gusto con la lluvia invertida (a la entrada del Parque proporcionan ponchos impermeables). Antes de existir el puente, los nativos utilizaban este punto para cruzar de un lado a otro del cañón, con evidente riesgo.

LOS DOS PARQUES QUE ESCOLTAN A LAS CATARATAS FORMAN PARTE DEL PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

“Bungee Jump” desde 120 metros en el puente Victoria Falls.

PUESTA DE SOL EN EL ZAMBEZE

Los atardeceres en el África austral emanan una luz diferente, con una incandescencia de intensidad penetrante. Y ese es otro de los momentos inolvidables que depara este destino, la puesta de Sol sobre el río Zambeze, más impactante desde la orilla oriental zambiana. El Zambeze es el río más largo de los que desembocan en el Océano Índico (2.574 km) y el cuarto en longitud del continente africano, tras el Nilo, el Congo y el Níger. Nace en Zambia, país al que da nombre, y baña la geografía de otros seis países. David Livingstone adoraba el Zambeze y se refirió a él en algún libro como “la autopista de Dios en África”. Una excepcional plataforma para contemplar el atardecer sobre el Zambeze la ofrece la terraza de The Royal Livingstone Hotel (anantara. com), en el lado zambiano.

Tren de vapor The Royal Livingstone Express en el puente Victoria Falls.

EXCURSIÓN EN TREN A VAPOR

Una alternativa para contemplar las cataratas al atardecer la ofrece The Royal Livingstone Express, tren de época colonial –locomotora de vapor incluida– que realiza un recorrido vespertino con parada en el puente ferroviario de las cataratas para disfrutar de ese momento y rematar la experiencia crepuscular con una cena gourmet en su vagón restaurante, que evoca a los del Orient Express. El tren parte desde la parte zambiana los lunes, miércoles y sábados. La experiencia dura desde las 16.00 hasta las 20.30 horas y cuesta 189 dólares por persona. Se puede reservar dese la web anantara. com y en visit-victoria-falls.com

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Agosto 2019