Switch to previous version of Magzter
Olores de la Provenza

Aroma celestial. En el sur de Francia, campos de jazmín inspiran el perfume más embriagador del mundo.

Por Cathy Newman

Joseph Mul, quien cultiva jazmines para perfume en su granja en las cercanías de Grasse, abrió una pequeña lata de cera color ámbar, la agitó bajo mi nariz y me miró expectante. Mi olfato no registró nada al comienzo; repentinamente, percibí por primera vez un indicio de jazmín francés. Era exuberante y cálido, como una noche tropical; un aroma que evocaba sueños.

Pienso que es la fragancia más agradable del mundo. Asimismo, es poco común. Grasse, poco más de 23 kilómetros al oeste de Niza, fue alguna vez la capital de las flores para elaborar perfume, pero las villas y condominios se convirtieron en un cultivo más fácil. El negocio de cultivar flores para obtener su esencia se mudó a lugares donde la tierra y la mano de obra eran menos costosos, como Egipto, Marruecos e India. Mul y su yerno, Fabrice Bianchi, son propietarios del último gran campo de jazmines de Francia. La esencia destilada del jazmín de Grasse es uno de los componentes del Chanel No. 5, del que alguna vez Marilyn Monroe dijo era lo único que usaba en la cama.

Continue Reading with Magzter GOLD

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Mayo 2019