#Una Manana Con... Samantha Teran
Runner's World México|Abril 2019
#Una Manana Con... Samantha Teran

“EN TODOS LOS LUGARES DE ENTRENAMIENTO A LOS QUE VAMOS, TIENE QUE HABER UNA PISTA Y CANCHAS DE SQUASH”.

Yacko Cornejo

SAMANTHA DESCUBRIÓ A los 11 años que le gustaba correr durante unas pruebas que le realizaron en la Codeme (Confederación Deportiva Mexicana), cuando ésta se ubicaba en el Autódromo Hermanos Rodríguez. “A esa edad yo estaba en el equipo de mayores y recuerdo que les ganaba a los del equipo nacional, posteriormente salí a correr con un amigo de mi papá. Como era muy chica y no tenía quién me llevara a una pista corría en la calle, después me metí a muchas carreras y descubrí cómo iba mejorando mis tiempos y ganando cada vez mas medallas, si yo no hubiera jugado squash, sería corredora al cien por ciento”.

En la familia de mi papá todos fueron deportistas, mi padre corredor, y mi tío Jorge Terán Hernández obtuvo el récord nacional de 400 metros. Él fue a las Olimpiadas de Roma, corría para la UNAM y fue el mejor corredor de la familia hasta la fecha. Yo pienso que por eso es muy importante que los papás inculquen a los hijos desde pequeños, porque yo acompañaba al mío a los torneos de squash, lo veía prepararse y entrenar corriendo, lo acompañaba a circuitos como el que se hacía alrededor del Castillo de Chapultepec, él me enseñó el valor de la disciplina, y me marcó de por vida. “Ningún deportista de cualquier nivel se hace, si no es con disciplina”

EL ENTRENAMIENTO

En mi vida como deportista existen tres mañanas distintas: las de entrenamiento, las de competencia y las de los días de descanso, las tres tienen en común que comienzan a la misma hora, antes de las siete de la mañana, y lo que es muy peculiar es que no importa en el país en que me encuentre, puedo adaptar mis horarios y despertarme casi a la misma hora.

Antes de comenzar mi entrenamiento tomo un desayuno ligero, una manzana acompañada de yogur con granola y un café son el combustible inicial. Procuro hidratarme durante la noche anterior, y siempre tomo una ducha antes de empezar, incluso si estoy en un país frío, así llueva, truene o relampaguee debo bañarme para poder activarme por la mañana. Dependiendo el día de entrenamiento, inicio con la parte física con una primera sesión que implica salir a correr o con entrenamiento aeróbico o anaeróbico, y el squash es la segunda sesión. Me considero una corredora nata, ya que siempre he complementado mi disciplina saliendo a correr como parte de mi rutina, procuro hacerlo al aire libre, evitando el sol. Realizo tres tipos de entrenamiento, el primero es el aeróbico y consiste en correr distancias más largas, normalmente voy a El Sope, a El Ocotal o al Circuito Gandhi. El segundo entrenamiento es en pistas de 400 metros, para ello tengo un programa de entrenamiento donde un día hacemos pista con repeticiones de 400 metros con descansos (400-600800-600-800 como una pirámide con rangos aproximados de 1:10 a 1:18, es un programa de ocho semanas previo a un torneo), y otros hacemos sprints cortos en la cancha, son 150 metros en una cancha o una superficie de 15 metros, con arranques donde vas y vienes, con descansos muy cortos, el descanso más largo es de 30 segundos. Y lo estructuramos como si fuera un set de squash, hacemos cinco y me ayudan a potenciar el entrenamiento, cuyos beneficios son palpables. Para realizar este programa necesitas un entrenamiento aeróbico previo. El tercero es correr distancias de cinco kilómetros para aflojar. Una vez que sigues este programa, es fundamental, en mi caso, continuar posteriormente con mis entrenamientos de squash al cien por ciento. Este entreno se vuelve muy demandante, ya que tratamos de emular el ritmo y la presión de los torneos profesionales, son tres días de correr, dos de entrenamiento de fuerza, un día es súper importante de descanso absoluto y medio día de descanso activo.

Los días restantes hacemos una parte de técnica y táctica, agregando los días que estructuramos los juegos tipo real (una vez a la semana, ya que los partidos son súper desgastantes). El factor mental desempeña un papel fundamental, te preparas toda la semana para jugar los viernes, por lo que es fundamental llevar una disciplina muy puntual pues el próximo juego de entrenamiento será en una semana. Lo enfocamos de esa forma para que en las fechas reales llegues con una concentración de hierro. Hay que recordar que los viernes son los días de los entrenamientos duros en la pista y por la tarde es el partido. Las pistas de 400 que más frecuento son en la Villa Olímpica, por practicidad en el Plan Sexenal, cuando hago concentraciones me voy a Toluca, en Xinacantepec, en el CENART, en las concentraciones de San Luis Potosí en La Loma, también en Puerto Vallarta, en la pista del municipio.

Es necesario comenzar tu entrenamiento desde temprano para que a más tardar a las cinco de la tarde ya hayas cumplido todas tus sesiones, sin descuidar tu alimentación y tus tiempos de descanso, empezando la etapa a de recuperación para el día siguiente. Es muy importante después de largos periodos de entrenamiento, iniciar el proceso de recuperación algunas veces con masajes o tina de hielo, y que despejes la mente. Se recomienda que te desconectes de todo lo relacionado a tu disciplina. Debes equilibrar tu vida con diferentes pasiones aparte del deporte para evitar saturarte y que la física pueda tener el efecto correcto con la parte mental.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Abril 2019