Un cuerpo sin lesiones – Parte 2 – Dieta Vs. lesiones

Runner's World MéxicoJunio 2019

Un cuerpo sin lesiones – Parte 2 – Dieta Vs. lesiones

Si calientas, estiras y entrenas religiosamente, siguiendo cada una de las indicaciones de tu coach (además de todo lo que has leído, escuchado, investigado y aprendido), pero aun así te lesionas, busca en otro lugar la solución al enigma. ¿qué estás haciendo mal? Quizá la respuesta se esconde en tu dieta y ni lo imaginas.

Por José Antonio Blasco C.

Comencemos por aclarar que el concepto “dieta” se refiere a una selección de alimentos y siguiendo requerimientos personales según criterios profesionales (esto es lo ideal). Podemos hablar de dietas para bajar o subir de peso, para reducir el colesterol malo o aumentar la hemoglobina, para incrementar la masa muscular o tu energía... En pocas palabras, según nuestras necesidades podemos elegir los alimentos que mejor las satisfagan, lo que nos da el poder de diversas opciones en las cuales también juegan nuestros gustos, edad, condiciones físicas y hasta las identidades culturales (sí, esas comidas de la gastronomía local e internacional que tanto te gustan y prefieres).

¿COMER COMO DEPORTISTAS?

Recientes estudios e investigaciones han confirmado que seguir un método de entrenamiento adecuado y dedicarte con especial rigor en cada sesión no resulta suficiente para lograr un mayor rendimiento sin lesiones ni descuidar nuestro peso. Es una verdad incuestionable que sin las rutinas y la dieta correcta, aumenta el riesgo de sufrir una lesión: la ausencia de ciertos nutrientes puede favorecer debilidades y provocar duras consecuencias como el desgaste de las articulaciones o fracturas óseas, todas culpables de un bajo rendimiento físico. ¿Cómo lograr un menú diario que haga match con lo que requieres? Para todos es un desafío tomar decisiones al respecto pero respira, no caigas en pánico, la buena noticia es que podemos prevenir lo terrible y te decimos cómo (sin morir de angustia o hambre en el intento).

Claves imperdibles

SIEMPRE PROTEÍNA

Dile no al agotamiento y debilidad muscular incluyendo la cantidad de proteína que necesitas, así que préstale la misma atención que le das a los hidratos de carbono en tu comida. Todos sabemos que sus aminoácidos son vitales para la formación y recuperación muscular luego del entrenamiento para evitar su debilidad y hasta rotura en los momentos de esfuerzo. Hay diversas opciones para consumir este macronutriente, desde las muy conocidas de origen animal como carne (roja y blanca), huevos y leche (con todos sus derivados como quesos y yogures), hasta cacahuates, granos y frutas secas trituradas.

EN NÚMEROS

Consume 1.8 y 2 gramos de proteína por kilo de tu propio peso, es decir, 30 gramos de proteínas por comida, aproximadamente.

Agua: el mejor lubricante

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Junio 2019