Trucos de nutrición
Runner's World México|Enero 130 - 2019
Trucos de nutrición

Dinos cuál es tu objetivo y te diremos cómo tienes que comer. No siempre es necesario hacer dieta para lograrlo. Una alimentación bien coordinada con tus entrenamientos puede conseguir resultados asombrosos. ¡Apúntate estos trucos!

HACER DIETA PUEDE resultar poco práctico y, en muchos casos, incluso nada saludable. Sin embargo, también es cierto que uno de los factores clave para conseguir los objetivos es completar nuestro programa de ejercicios, con una alimentación coordinada que acompañe a las adaptaciones pretendidas. Quizá la solución esté en el punto intermedio: utilizar recursos y estrategias que son sencillos de integrar y tienen gran transcendencia en la consecución de objetivos.

PEQUEÑAS ESTRATEGIAS CON GRANDES RESULTADOS

ES MÁS FÁCIL adoptar un hábito nuevo que desprenderse de uno ya adquirido, por esta razón resultará más útil integrar estas pequeñas estrategias que seguir una dieta estricta que puede estar muy bien elaborada, pero que resulta difícil de mantener.

DEBEMOS SEGUIR

AL menos estos sencillos criterios, pero también el de eliminar algunos mitos y falsas creencias. Solo con esto ya conseguiremos la mayoría de beneficios, un margen suficiente para la mayoría de objetivos que perseguimos.

SON MUY DIFERENTES las orientaciones de pérdida de peso que las de rendimiento en una carrera y es importante que la estrategia nutricional consiga potenciar los resultados junto a los estímulos provocados por el ejercicio, una restricción de la ingesta de los hidratos de carbono puede ser muy adecuada para lograr eliminar grasa, pero será contraproducente para mejorar el rendimiento en una carrera. Así que vamos por partes según el objetivo que nos hayamos propuesto.

Quemar más grasa

ES UNO DE los objetivos más perseguidos (casi por la totalidad de las dietas milagrosas). Con estos trucos vas a obtener grandes resultados con pequeños cambios y sin afectar a tu salud.

TERMINA DE ENTRENAR Y… ESPERA

UNA ESTRATEGIA QUE ayuda a movilizar las grasas y resulta muy efectiva, es la de prolongar el tiempo que dejamos pasar desde que termina el entrenamiento hasta que ingerimos alimentos. Debemos dejar pasar al menos 60 minutos. El periodo posterior al ejercicio se caracteriza por un elevado consumo calórico sin actividad física, que es directamente proporcional a la intensidad del entreno previo. Los ejercicios de fuerza multiarticulares o un HIIT, consiguen elevar el costo metabólico incluso durante varias horas tras la finalización del ejercicio, es un periodo donde no solo están bajas las reservas de glucógeno, sino que además existe un entorno metabólico y hormonal que favorece la quema de grasas. Aprovecha este entorno fisiológico favorable permitiendo que el organismo utilice los ácidos grasos como vía energética.

Para dejar que el organismo consuma grasas de reserva, no ingieras bebidas azucaradas en cuanto termines (a no ser que tengas un mareo por hipoglucemia…), si puedes, intenta respetar unos 60 minutos antes de consumir nutrientes, no te resultará difícil ya que inmediatamente después de una sesión de entrenamiento no existe sensación de hambre, eso sí, no te olvides de hidratarte bebiendo abundante agua.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Enero 130 - 2019