Una Tierra para vivirla
Muy Interesante México|Especial el Universo
Una Tierra para vivirla
Su posición y características hacen de nuestro planeta el único lugar conocido que alberga vida.
Charles Q. Choi

¿SABÍAS QUE...? Según el punto del globo en el que te sitúes, puedes estar girando a una velocidad de 1,600 km/h.

Nuestra querida esfera azul, tal como se ve desde el espacio, es algo muy especial entre todos los planetas que se han des cubierto hasta ahora. La Tierra, nuestro hogar, es el tercer cuerpo planetario más próximo al Sol y el único conocido que posee una atmósfera que contiene oxígeno libre, océanos de agua en su superficie y, por supuesto, vida.

Por tamaño, nuestro globo ocupa la quinta posición en el Sistema Solar. Es más pequeño que los cuatro gigantes gaseosos –Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno–, pero más grande que los otros tres rocosos, Mercurio, Marte y Venus.

La Tierra tiene un diámetro aproximado de 13,000 kilómetros y es redonda porque la gravedad empuja la materia hacia adentro. Eso sí, no es una esfera perfecta, sino más bien un esferoide achatado, un globo ligeramente ovalado en el ecuador, porque su giro hace que se aplaste en los polos y se ensanche en el centro.

Única en agua abundante y oxígeno

El agua cubre aproximadamente 71% de la superficie de la Tierra, y la mayor parte de ella se encuentra en los océanos. Cerca de una quinta parte de la atmósfera terrestre está formada por oxígeno, que es producido por las plantas. Si bien los científicos llevan estudiando nuestro planeta desde hace siglos, hemos aprendido muchas cosas en las últimas décadas gracias a las imágenes obtenidas desde el espacio.

Mientras la Tierra orbita alrededor del Sol, gira de manera simultánea sobre sí misma por una línea imaginaria llamada eje que va desde el polo norte al polo sur. Nuestro planeta tarda 23.934 horas en completar una rotación sobre su eje y 365.25 días en recorrer una órbita alrededor del astro.

El eje de rotación de la Tierra está inclinado en relación con el plano eclíptico, una superficie imaginaria a través de la órbita del planeta alrededor de nuestra estrella. ¿Qué significa esto? Que los hemisferios norte y sur apuntarán a distintos puntos del cielo (más cerca o más lejos del Sol) dependiendo de la época del año, lo cual cambia la cantidad de luz que recibe cada uno de los hemisferios. Es lo que conocemos, en esencia, como estaciones.

La órbita de la Tierra no traza un círculo perfecto, sino más bien una elipse, similar a otras órbitas planetarias. Nuestro planeta está situado un poco más cerca del Sol a principios de enero y más lejos en el mes de julio, aunque esta variación tiene un efecto mucho menor que el calentamiento y enfriamiento causado por la inclinación del eje de la Tierra. Esta se encuentra dentro de la llamada zona de Ricitos de Oro alrededor del Sol, donde las temperaturas son las adecuadas para mantener el agua líquida en la superficie del planeta.

Formación y evolución

Los científicos creen que la Tierra se formó más o menos al mismo tiempo que nuestra estrella, el Sol, y los otros planetas, hace unos 4,600 millones de años, cuando el Sistema Solar se fusionó a partir de una nube gigante de polvo y gas conocida como nebulosa solar. A medida que la nebulosa colapsaba, debido a la gravedad, empezó a girar mucho más rápido y quedó aplastada en un disco. La mayor parte del material fue arrastrado hacia el centro para formar nuestra estrella. Otras partículas dentro del disco colisionaron y se unieron para dar lugar a cuerpos cada vez más grandes, que se convirtieron en planetas. Los astrofísicos piensan que la Tierra empezó su aventura como una masa rocosa seca, sin agua.

“Se pensaba que debido a los asteroides y cometas que volaban y colisionaban con nuestro planeta, las condiciones en la Tierra primitiva podrían haber sido infernales”, dijo a Space.com Simone Marchi, científica planetaria del Southwest Research Institute en Boulder (Colorado, EUA). Pero en los últimos años, nuevos análisis de minerales atrapados en el interior de antiguos cristales microscópicos sugieren que ya había agua líquida en la Tierra durante sus primeros 500 millones de años de existencia, según Marchi.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Especial el Universo