Switch to previous version of Magzter
Tráfico A Escala Global
Tráfico A Escala Global
Es La Heredera Más Perversa De Las Viejas Sociedades Secretas Chinas. La Tríada 14k Controla Los Barrios Bajos De Hong Kong Valiéndose Del Oportunismo Y La Violencia. Por Paul French

En la víspera de la entrega de Hong Kong a la República Popular China –año 1997– la ciudad respiraba con cierta dificultad. Tras 99 años de control británico, el destino de los hongkoneses iba a quedar en manos de Pekín. Las tropas de la vieja metrópoli estaban listas y preparadas para abandonar sus cuarteles del Puerto de Victoria.

A pocos kilómetros de ahí, en la frontera con la región de Shenzhen, cientos de camiones del ejército chino aguardaban la orden de partir hacia la ciudad. El nerviosismo era palpable, y cuando comenzó a llover, muchos lo interpretaron como un mal augurio. El único lugar de la ciudad que parecía animado era el depravado barrio rojo: Wan Chai. Allí la fiesta continuó hasta el amanecer. Era su manera de canalizar el miedo a los comunistas chinos.

LA MANO DE LA MUERTE

Aquella noche, la última de control británico en el Lejano Oriente, yo estaba en Hong Kong. Pasada la medianoche me dirigí dando un paseo a mi hotel, ubicado en el mismo Wan Chai, tras haber pasado la tarde en el Club de Corresponsales Extranjeros. Allí habíamos estado comentando la llegada del príncipe Carlos y la salida del gobernador Chris Patten. También nos estuvimos preguntando con qué actitud llegarían los chinos. ¿Tomarían a Hong Kong por el cuello, como hacían con otras partes del país, o dejarían que la ciudad siguiera con su próspera dinámica capitalista?

De pronto se iluminó una calle lateral un poco escondida. La luz pertenecía a un salón de juego ubicado entre un restaurante abierto las 24 horas del día y un karaoke en el que adolescentes borrachos cantaban a voz en grito baladas locales. Era lógico presumir que dentro del salón de juego se estaban apostando grandes cantidades de dinero. En ese momento, varios individuos de mediana edad salieron a la calle cubriéndose la cabeza y gritando. Detrás de ellos, otros hombres enfundados en trajes oscuros los perseguían blandiendo machetes. Los perseguidos recibieron varios machetazos en los brazos y la cabeza. Algunos cayeron al suelo, inertes. Otros se retorcieron de dolor, agonizando. Del salón de juego surgieron varias mujeres que intentaron atender a los heridos. Algunos taxis frenaron bruscamente. Los viandantes lloraban.

Todo terminó en menos de un minuto. Los hombres de negro —jóvenes y esbeltos— desaparecieron en la maraña de callejones que desembocaban en la calle del salón de juego. La sangre comenzó a deslizarse hacia las alcantarillas mezclada con el agua de lluvia. Mientras esperaban a que llegaran las ambulancias, varios vecinos fumaban y comentaban que los sicarios eran integrantes de la tríada 14K. Estaban intentando no dejar cabos sueltos para cuando llegaran los chinos.

Puede que la tríada rival Sun Yee On sea más antigua que la 14K. Pero, en 1997, ésta era la más numerosa de Hong Kong y la más asentada. Sus orígenes se remontan a 1945, cuando un teniente general del Ejército Nacional Revolucionario, Kot Siu-wong, decidió fundar un movimiento anticomunista. Kot estaba enfrentado a muerte con el Ejército Rojo Chino por el control del país. En el año 1949, el Kuomintang –el partido nacionalista chino del que dependía el Ejército Nacional Revolucionario– aceptó la derrota y sus líderes se exiliaron a Taiwán. Kot, sin embargo, optó por otro camino: junto con un buen número de fieles, viajó primero a Cantón y luego a Hong Kong, entonces controlada por los británicos, donde se estableció. Su grupo pasó a conocerse como la 14K. ¿Por qué? Existen dos teorías, y las dos podrían ser ciertas. La primera dice que inicialmente el movimiento fundado por Kot sólo contaba con 14 miembros. La segunda sostiene que el 14 es el número del edificio donde estaba el primer cuartel de la tríada, y que la K se debe al barrio obrero de Kowloon.

LOS BARRIOS CHINOS DE EUROPA

Una vez establecida en Hong Kong, que sigue siendo todavía hoy su cuartel general, la 14K se expandió rápidamente por el resto del mundo. En el Sureste Asiático floreció debido a las pequeñas comunidades chinas diseminadas por la región; llegó a Europa y Estados Unidos mediante los barrios chinos de las grandes ciudades; y en Australia y Sudáfrica aprovechó las olas de inmigración para instalarse. Recientemente, también se ha detectado su presencia en China. Aunque el gigante asiático sigue controlado por el Partido Comunista, el auge de la economía nacional y la corrupción de sus élites han generado un abanico de oportunidades para el hampa internacional.

Continue Reading with Magzter GOLD

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Septiembre 2019 CRIMEN III