¡Qué saludable es tener una mascota!
Muy Interesante México|Mayo - 2020
¡Qué saludable es tener una mascota!
Son animales de compañía... y mucho más. Numerosas investigaciones demuestran que cuando convivimos con una mascota nuestras defensas se refuerzan, lo que aumenta la resistencia a las infecciones; el riesgo de sufrir problemas cardiacos disminuye y la salud mental se beneficia.
Por Laura Chaparro

LOS CIENTÍFICOS creen que el contacto con gatos y perros podría ayudar a enriquecer el microbioma del entorno en el que viven los bebés y mejorar su sistema inmunológico.

Hay pocas cosas más enriquecedoras que, tras un día de trabajo infernal, abrir la puerta de tu casa y que te reciba tu perro vuelto loco de alegría. Ese amor incondicional, además de cargarte las pilas y despertarte una sonrisa, es muy bueno para tu salud. En los últimos años, inmunólogos, pediatras, cardiólogos, psiquiatras y psicólogos están descubriendo cómo el hecho de tener mascota, sobre todo perros y gatos, beneficia tanto a la salud física como a la mental.

En el caso del sistema cardiovascular, un estudio realizado con casi 1,800 centroeuropeos encontró una relación entre tener mascota (en especial canes) y presentar un corazón más saludable. De los participantes, hombres y mujeres de entre 25 y 64 años, ninguno tenía antecedentes de este tipo de dolencias y los investigadores les dieron una puntuación en función de los siguientes factores: índice de masa corporal, alimentación, actividad física, tabaquismo, presión arterial, glucosa en sangre y nivel de colesterol, considerados por organismos como la Asociación Estadounidense del Corazón como los principales índices de riesgo para la salud cardiovascular.

Los resultados revelaron que quienes tenían un animal de compañía realizaban más actividad física, seguían una mejor alimentación y presentaban unos valores adecuados de glucosa en sangre. En cuanto al tipo de mascota, los que mejor salud registraban eran los propietarios de perros, con independencia del nivel educativo, edad y sexo de la persona. “Dan compañía y, además, motivan al dueño a realizar más actividad física. Se ha demostrado que los propietarios de canes caminan más y son más activos que los que no tienen”, explica Francisco López-Jiménez, responsable de la División de Cardiología Preventiva en la Clínica Mayo de Rochester (EUA) y autor principal del estudio. La investigación también demuestra que los individuos con perros tienden a seguir una dieta más saludable.

Dale un perro a tu corazón

Otro estudio sueco, publicado en Scientific Reports, también reveló que vivir con un perro se asocia con un menor riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular en hogares en los que había una sola persona. Además, la investigación concluyó que tener perros estaba relacionado con una menor mortalidad en la población. “En general, las razas grandes y activas tienen los dueños más saludables”, señala Tove Fall, profesora de Epidemiología Molecular en la Universidad de Uppsala (Suecia) y autora principal de este trabajo. En cuanto a si hay una edad concreta del propietario en la que se beneficie más, según Fall todos lo hicieron de forma similar, aunque una investigación anterior mostró que los ancianos son los más beneficiados.

Estos resultados coinciden con las recomendaciones de organismos como la Asociación Estadounidense del Corazón, que en 2013 publicó en la revista Circulation que tener mascota, sobre todo un perro, podía reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. No obstante, los cardiólogos resaltan que no hay que comprar una sólo porque sea sano: debe ser una decisión meditada y responsable. Además, recuerdan que no basta con tener un animal para que mejore la salud, sino que debe ir acompañado de un plan de actividad aeróbica y de otro tipo de medidas cardiosaludables, como seguir una dieta sana o no fumar. Eso en cuanto a los adultos, pero ¿qué ocurre con los más pequeños? Un estudio publicado en el American Journal of Public Health en el que participaron más de 2,000 niños británicos de nueve a 10 años, reveló que los infantes de familias con perros evidencian niveles más altos de actividad física en comparación con los que no tenían, según nos cuenta Christopher G. Owen, de la Facultad de Medicina St George, en la Universidad de Londres (Reino Unido), y autor principal del análisis.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Mayo - 2020