Montes Claros
Muy Interesante México|Agosto 2019
Montes Claros

La batalla definitiva que puso fin a la Guerra de Restauración Portuguesa y con ello las esperanzas de España de reconquista.

Georgina Vega

Los reinos de España y Portugal estuvieron unidos durante 60 años hasta que el 1 diciembre de 1640 la nobleza lusitana se reveló y proclamó a Juan IV de la Casa de Braganza como rey de Portugal. A partir de ahí comenzó la larga Guerra de Restauración Portuguesa entre ambas monarquías. Fueron 28 años en que los portugueses lograron grandes victorias frente a los españoles: la Batalla de Montijo (1644), la Batalla de las Líneas de Elvas (1659), la Batalla de Ameixial (1663), la Batalla de Castelo Rodrigo (1664) y la Batalla de Montes Claros (1665), también conocida como la Batalla de Vila Viçosa. Fue esta última la que le daría la independencia definitiva y ansiada a Portugal.

Los planes de reconquista

En 1665 Felipe IV de España tomó la decisión de lanzar una ofensiva para reconquistar a Portugal de una vez por todas. Ya estaba en paz con Francia y fuera de la lucha en Flandes, Cataluña e Italia, así que ocuparía gran parte de sus esfuerzos bélicos en esa campaña militar. Nombró a Luis de Benavides Carrillo, marqués de Caracena, como el general de sus tropas.

El plan era asegurar Lisboa, pero antes había que conquistar la plaza de Vila Viçosa por varias razones. Esta ciudad, en la región de Alentejo –al centro sur del país–, no sólo era un punto estratégico militarmente hablando porque facilitaba la comunicación con España, sino también porque para los portugueses, dado que ahí estaba uno de los castillos de la familia Braganza, simbolizaba la Corona que no tuvieron durante los años que dependieron de España.

Salida desde Badajoz

El marqués de Caracena convenció al rey Felipe de seguir ese plan y entre sus filas contrató a soldados experimentados de Italia, Alemania y Flandes. El general había previsto iniciar la ofensiva a principios de mayo de 1665, pero fue hasta el 22 cuando llegaron la mayoría de las tropas y pudo salir de Badajoz para dirigirse a Alentejo, frontera con España. El 7 de junio acampó con sus 22,000 hombres (15,000 soldados de infantería y 7,000 jinetes) y el 9 llegaron a Villa de Borba para de ahí entrar a Vila Viçosa, luego a Évora, Setúbal y, por último, capturar la capital Lisboa. Mientras tanto, los portugueses se prepa

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Agosto 2019