La Siguanaba Señora Tentación
Muy Interesante México|Abril 2019
La Siguanaba Señora Tentación

El relato colonial de esta misteriosa dama de nombre prehispánico ejemplifica la universalidad y vigencia de la mitología de la seducción.

Luis Felipe Brice

El mito universal del fantasma femenino que acecha a los hombres mal portados para victimarlos mediante la seducción está presente en varias leyen das surgidas del mestizaje en Mesoamérica. Uno de esos relatos es el de la Siguanaba, surgido y vigente hoy día principalmente en Guatemala y El Salvador. Se trata del espectro de una escultural mujer con el rostro cubierto que vaga de noche por campos y ciudades en busca de sus víctimas: lo mismo trasnochadores, infieles, ebrios y mujeriegos, que jóvenes y viajeros solitarios, a quienes atrae con su hermoso cuerpo. Una vez cerca de ellos descubre su horrible cara, provocándoles espanto, locura e incluso la muerte, al orillarlos a lanzarse por un precipicio. Los lugares donde suele aparecer son ríos y lagos alejados de las poblaciones o fuentes y piletas dentro de éstas, ya sea lavando ropa o bañándose.

Según algunos especialistas, el nombre de Siguanaba proviene del náhuatl cihuatl (mujer) y nahual (brujo o espíritu animal); de acuerdo con otros, deriva del quiché siguán (barranco, despeñadero, precipicio). Si bien la denominación tiene origen prehispánico, el mito fue traído por los conquistadores españoles al Nuevo Mundo como parte de la conquista cultural. El objetivo: aleccionar moralmente a los indígenas y población mestiza en temas como la moderación en el consumo de bebidas espirituosas y la fidelidad conyugal.

El folclorista guatemalteco Celso Lara Figueroa establece los antecedentes de la leyenda de Siguanaba en la mitología que relaciona a la mujer con el agua, fuente de vida, pero también lugar de muerte: “La Biblia ya hablaba de mujeres que se aparecían en los pozos del desierto. En otras latitudes y culturas, no conectadas entre sí, el tema también aparece. [Por ejemplo,] se encuentra en España una variante original. […] Las lavanderas […] especialmente en la provincia de Asturias, constituyen una especie de seres sobrenaturales, ‘fantasmas que casi siempre llevan a la muerte’. Son seres difusos que lavan ropa a orillas de los ríos en las noches sin luna. ¿Acaso en Guatemala la Siguanaba no lava ropa a orillas del río Motagua?”

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Abril 2019