El Laberinto
Muy Interesante México|Enero 2019
El Laberinto

Uno de los símbolos más complejos de la humanidad, estas estructuras representan refugios y prisiones, templos, trampas o caminos de iniciación.

Ana Sofía Ramírez Heatley

Para quienes el sentido de la orientación no sea su cualidad mejor desarrollada, estas construcciones, compuestas de enredados corredores, vericuetos, cámaras y encrucijadas, podrían convertirse en terribles pesadillas de las que resulta imposible escapar. Los laberintos son estructuras arquitectónicas que, aunque no poseen una finalidad aparente, en su ir y venir dificultan a sus temerarios paseantes el encuentro con el centro y, peor aún, la búsqueda de la salida. Así, queda claro que pesar de haber sido diseñados sin un propósito definido, el efecto que generan es siempre el mismo: confusión y desorientación.

Caminos entrecruzados

La etimología de estas enmarañadas edificaciones resulta ser bastante clásica y sencilla: proviene del latín labyrinthus, ‘laberinto’, y éste del griego labýrinthos. Se especula acerca de su origen cario, una antigua región de Asia Menor. Sin embargo, más curiosa resulta la palabra en inglés maze, sinónimo de labyrinth, que proviene del término anglosajón no registrado masian, ‘confundir’. De ahí que maze, en su forma verbal, signifique también ‘asombrar o desconcertar’. Por lo tanto, este sustantivo en inglés se aproxima más a la imagen conceptual que tenemos de tan intrincados inmuebles.

Dédalo

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Enero 2019