Egipto eterno
Muy Interesante México|El Enigma de Tutankhamon
Egipto eterno
Egipto eterno ¿De dónde nos viene esa fascinación permanente por esta milenaria cultura?
Alberto Porlan
BONAPARTE, EL IMPULSOR. Fue en el marco de la campaña napoleónica en Egipto –aquí, la Batalla de las Pirámides del 21 de julio de 1798 en un óleo de Lejeune– cuando se despertó en la vieja Europa la fascinación por la milenaria civilización del Nilo.

Es posible que en la actualidad sepa-mos más sobre la civilización egip-cia que sobre ninguna otra de las antiguas, y hay un par de buenos motivos para ello. Por una parte, hablamos de la más duradera y refinada de las culturas que ha conocido el mundo, con unos cuatro milenios de historia, el doble de lo que lleva vigente el cristianismo. Por otra, nos referimos al sector más activo y dinámico de nuestro interés por el pasado: la egiptología.

RECOPILACIÓN ESENCIAL

A la derecha, portada de la edición original francesa de la Descripción de Egipto, un colosal compendio en 21 volúmenes de todo lo descubierto por la primera gran misión arqueológica interdisciplinar –integrada por naturalistas, filólogos, dibujantes, historiadores, arqueólogos...– en la nación del Nilo. Esta obra fue el punto de partida del boom de lo egipcio en la sociedad europea de la primera mitad del siglo XIX. Champollion es considerado el padre de la egiptología por ser quien logró descifrar las inscripciones jeroglíficas de la piedra de Rosetta (arriba).

Napoleón: “padrino” de la egiptología Podría decirse que la arqueología actual nació en Egipto y que su impulsor original fue Napoleón Bonaparte. Las pirámides de Guiza siempre estuvieron allí, sirviendo al planeta de objeto de admiración, pero hasta el siglo XIX Occidente contemplaba de lejos el viejo universo faraónico. En 1798, la expedición militar de Napoleón al Nilo para interrumpir la comunicación del Imperio británico con sus posesiones orientales integró a un comité de 170 naturalistas, filólogos, historiadores y dibujantes que llevaron a cabo, durante casi tres años, la primera gran misión arqueológica interdisciplinar realizada en el mundo. Sus resultados quedaron recogidos en los 21 tomos de la monumental Description de l’Égypte (Descripción de Egipto), una de las ediciones más importantes de la historia de la imprenta. La obra, cuidadosísima y exuberante, pesaba en total media tonelada y puso en marcha las apasionadas búsquedas de misiones francesas, inglesas, alemanas e italianas en el Valle de los Reyes que tendrían lugar en los dos siglos posteriores.

CHAMPOLLION Y “SU PIEDRA”. Sobre estas líneas, retrato del lingüista e historiador Jean-François Champollion (1790-1832).

EXPLORAR Y EXPOLIAR. El prusiano Karl Richard Lepsius (1810-1884) fue un notable arqueólogo, pero destrozó materiales y se llevó “de regalo” al Museo de Berlín unos 15,000 objetos. En esta litografía coloreada que ilustra uno de sus libros vemos el interior del Templo de Philae, llamado “la Perla del Nilo” y consagrado a la diosa Isis.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

El Enigma de Tutankhamon