ECOS & CARTELES
Muy Interesante México|Especial Vincent van Gogh
ECOS & CARTELES
El legado de Van Gogh puede rastrearse en los óleos de artistas posteriores, así como en piezas que él no trabajó nunca. Es el caso del cartelismo.
Pablo Sánchez Izquierdo

Que Vincent van Gogh ha sido uno de los artistas más influ-yentes para los creadores de los siglos XX y XXI no alber-ga ninguna duda. El caso más conocido es el de los pintores del expresionismo alemán: muchos de ellos, como Ernst Ludwig Kirchner, Max Pechstein o Egon Schiele asimilaron el trazo inquieto y los colores vibrantes de Van Gogh para aportar altas notas de subjetividad a sus composiciones. En cierto modo es sencillo rastrear su influencia en el arte europeo del siglo XX, aunque inevitablemente la mirada tiende a dirigirse a los óleos, por ser esa la técnica que más practicó. Sin embargo, cabe la pregunta sobre si es posible rastrear la presencia de Van Gogh en otros soportes en los que él ni tan siquiera se destacó. Por ejemplo, el atractivo visual que la pintura del neerlandés tuvo en medios de comunicación tales como el cartel.

Un pintor que nunca ilustró

Es sabido que la poca fama de la que gozó Van Gogh a lo largo de su vida imposibilitó que recibiera encargos artísticos, razón por la que jamás ilustró algo, pese a su interesante dedicación al dibujo. No se conoce ningún afiche realizado por él, si bien se sintió atraído por géneros y manifestaciones artísticas que fueron seguidas muy de cerca por cartelistas contemporáneos, así que no es extraño encontrar similitudes entre la plástica de Van Gogh y la de los ilustradores de su tiempo. En esencia, los rasgos que aproximan la pintura del posimpresionista a la de los ilustradores gráficos tienen mucho que ver con la huella tan fuerte del arte japonés en la Europa de finales del siglo XIX y principios de la centuria que le siguió.

Raíces orientales

Van Gogh conoció el arte japonés gracias a Julien Tanguy y copió sin cesar estampas orientales para, luego, representar su entorno a través de una óptica muy cercana a la nipona. Las principales características del arte japonés que imitaron los artistas europeos de fines del siglo XIX fueron, de manera fundamental, las líneas curvas y las superficies de tintas planas y, justo fueron estos rasgos los que también aprovecharon los cartelistas para desarrollar sus propias composiciones.

En el expresionismo

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Especial Vincent van Gogh