Cuando La Manada Elige
Muy Interesante México|Abril 2019
Cuando La Manada Elige

Los humanos no somos los únicos en acudir a las urnas para tomar decisiones que afectan a la comunidad.

Pablo Herreros

L a coordinación y la sincronización de actividades son esenciales para mantener la cohe sión durante los movimientos colectivos en las comunidades de seres vivos. Todos los grupos necesitan tomar decisiones: elegir una dirección cuando migran, dónde buscar alimento, la forma de escapar cuando se acerca un depredador... La visión tradicional es que los ejemplares dominantes, esto es, los líderes, deciden por el resto, pero diversas investigaciones científicas en la última década han descubierto que los individuos de muchas especies votan y pactan para tomar decisiones, como si formaran verdaderas democracias. Todas las especies que viven en manadas, bandadas u otras agrupaciones gregarias requieren de algún tipo de consenso en ciertos momentos.

A veces se trata de reglas sencillas, como tratar de influirse mediante el tacto, como hacen algunos gusanos que viajan juntos; pero otros casos muestran una complejidad que recuerda a los procesos humanos en los que hay conflictos de intereses y los individuos deben decantarse por una u otra opción por el bien de la comunidad. Por ejemplo, muchos ungulados opinan sobre el camino a seguir. Amandine Ramos, etóloga del Instituto Pluridisciplinar Hubert Curien de Estrasburgo (Francia), explica en un estudio publicado en la revista Animal Behaviour que los bisontes europeos (Bison bonasus) eligen de forma similar a como hacemos los humanos en las elecciones. Cada miembro del grupo orienta su cuerpo hacia el lugar al que le gustaría dirigirse para pastar o beber, luego alguno dará el primer paso; si es en la dirección preferida por la mayoría, la manada lo seguirá. Pero si elige la opción menos popular, puede quedarse solo o hacer que el grupo se divida durante un tiempo.

Lo que la mayoría diga

Al final, el bisonte emprendedor con más votos acaba liderando la comunidad. Lo interesante es que cualquiera puede dar el primer paso, aunque las hembras adultas suelen tener más éxito y reclutan más seguidores. Algo similar le ocurre al ciervo rojo que habita en Asia, que sólo se levanta para seguir a la masa cuando más o menos el 60% de los individuos del grupo lo hace, una proporción que supera lo que los humanos consideramos mayoría absoluta. Estos animales se pronuncian a base de pisotear con la pezuña contra el suelo.

Cuando se vive en colonias, los conflictos de intereses y las negociaciones son inevitables. Asistir al momento en que un enjambre de abejas elige su futuro hogar resulta fascinante para conocer cómo toma decisiones un grupo de animales en busca de la mejor adaptación. Kirk Visscher, de la Universidad de California, y Thomas Seeley, de la de Cornell (EUA), llevan años estudiando la migración de estos insectos eusociales, como se conoce a los animales que presentan el nivel más sofisticado de organización colectiva.

Las abejas cambian de hogar cada cierto tiempo, bien porque la colonia se fracciona, bien por deterioro del nido o simplemente porque encuentran un sitio mejor. Pero ¿cómo logran dar con él y toman la decisión de mudarse? Primero fletan una patrulla de cientos de exploradoras que vuelan en busca de un asentamiento en un árbol o una cueva. Cuando éstas regresan, comunican mediante una danza las ventajas de los posibles hogares. Con tal información, otra batida volará a los lugares recomendados para evaluarlos hasta alcanzar un consenso. Combinan la información grupal con la experiencia personal, yendo y viniendo para comprobarlo por sí mismas. Es una conducta inteligente, pues si siguieran ciegamente a una sin cuestionar su fiabilidad, podrían dejar la colmena indefensa. Pero al existir varias opciones, ¿cuál escoger?

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Abril 2019