UNA BATALLA DE DÉCADAS
Muy Interesante España|Septiembre 2020
UNA BATALLA DE DÉCADAS
ALGUNOS MICROBIOS PATÓGENOS SON ENEMIGOS RECALCITRANTES. LOS HAY QUE MUTAN Y SE HACEN RESISTENTES; OTROS SE ADAPTAN CON RAPIDEZ Y LOGRAN ENGAÑAR A LOS ANTICUERPOS QUE LOS COMBATEN. ELLO DIFICULTA EL DESARROLLO DE VACUNAS EFICACES, Y ALGUNAS ENFERMEDADES, COMO EL SIDA Y LA TUBERCULOSIS, PERDURAN PESE A LOS INGENTES RECURSOS DESTINADOS A ERRADICARLAS DURANTE DÉCADAS.

Durante el desarrollo de algunas vacunas contra la gripe, los virus candidatos que se usan para obtenerlas se inyectan en huevos de gallina fertilizados y se incuban para que se repliquen. Esta investigadora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos trata de determinar si este es adecuado para ello.

Se busca vacuna frente al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), un agente patógeno avispado y sumamente peligroso. Recompensa: el remedio definitivo –o casi– a una enfermedad llamada sida que se cobra más de un millón y medio de vidas al año. En ello trabaja desde hace más de treinta años un ejército de científicos en todo el mundo; entre ellos, Mariano Esteban, un virólogo del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, en Madrid. “Esta dichosa vacuna es la más difícil de todas. Seguimos sin conseguirla a pesar de los grandes esfuerzos y los medios invertidos en todo este tiempo”, nos confiesa Esteban.

El microbiólogo Juan Emilio Echevarría Mayo tiene bastante claro dónde reside el problema: “El VIH tiene tasas de evolución muy rápidas e infecta de manera persistente, de modo que con el tiempo genera en un mismo paciente poblaciones víricas muy diversas”. Por ello, es fácil que dentro de ese variopinto conjunto se produzcan mutaciones que le confieran resistencia frente a los anticuerpos generados por las vacunas. “De hecho, aunque el 99 % de la población vírica sucumba a la acción de dichos anticuerpos, basta con que unos pocos virus con esas mutaciones sobrevivan y proliferen para que se restaure la citada población hasta su tamaño original, lo que hace que fracase la vacuna”, indica Echevarría.

Cuando el VIH penetra en las células que ataca –en esta micrografía electrónica de transmisión, las partículas virales aparecen en rojo y verde–, hace muchas copias de sí mismo, lo cual acaba por destruir a su hospedador celular. El virus se reproduce y muta tan rápido que los anticuerpos que ayudan a producir las vacunas desarrolladas hasta ahora resultan ineficaces.

Pero los científicos no pierden la esperanza. La batalla contra el VIH les ha enseñado mucho sobre cómo poner a los gérmenes entre la espada y la pared, sin darles tiempo a reaccionar. La clave, dice Esteban, es inducir respuestas inmunológicas selectivas. Es más, según nos cuenta, en la búsqueda de un remedio contra el sida, su grupo de investigación ha encontrando candidatos vacunales frente a la fiebre chikungunya –protege al 100 % en ratones y monos–, el virus zika –protege igualmente en esos roedores al 100 %– y el ébola –que protege a los ratones en un 80 % con una sola dosis–.

Según aclara este experto, el VIH es el más difícil de desentrañar. Precisamente por ello, los estudios sobre el virus de la inmunodeficiencia humana están suscitando adelantos tecnológicos en la lucha contra los agentes patógenos. “Gran parte de los que hemos ido adquiriendo en ese sentido se aplican hoy para tratar de combatir el coronavirus y el cáncer”, señala.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Septiembre 2020