Eduardo MORENO
Muy Interesante España|Septiembre 2020
Eduardo MORENO
“Las células saben reconocer a sus vecinas que se han quedado viejas, y las eliminan”
JOANA BRANCO

Eduardo Moreno dirige el grupo de investigación celular Cell Fitness en el Centro Champalimaud de lo Desconocido, en Lisboa.

Madrileño de 49 años, el biólogo Eduardo Moreno Lampaya es uno de los mayores expertos a nivel mundial en el estudio de la comunicación celular. Galardonado en 2008 con el Premio Josef Steiner, considerado el Nobel de la investigación sobre el cáncer, por sus aportaciones a la oncología, su trabajo se centra en la batalla entre los tumores y los tejidos sanos. Actualmente dedica sus principales esfuerzos a las células neuronales para tratar de entender los mecanismos que activan los procesos neurodegenerativos y así poder combatir el alzhéimer o el envejecimiento.

Eduardo Moreno (Madrid, 1971) es un bioquímico español experto en desarrollo y comunicación celular. Figura entre los más importantes científicos implicados en la investigación contra el cáncer, y recibió en 2008 el Premio Josef Steiner, considerado el Nobel de la oncología. Durante su estancia en el Instituto de Biología Celular de la Universidad de Berna (Suiza), en 2012, logró crear en el laboratorio la primera especie animal sintética, la mosca Drosophila synthetica, a partir de la mosca de la fruta, Drosophila melanogaster. Sus descubrimientos a menudo han ayudado a cambiar paradigmas y a desarrollar nuevos tratamientos contra diversas enfermedades. Actualmente, a sus 49 años, lidera el grupo Cell Fitness del Centro Champalimaud de lo Desconocido, en Lisboa, donde hemos hablado con él sobre sus recientes estudios en torno al desarrollo del alzhéimer y otros campos de investigación.

Nosotros detectamos el envejecimiento de otras personas por las canas o las arrugas. Gracias a su trabajo, sabemos que las células también poseen mecanismos para evaluar la salud de otras células. ¿Cuáles son y cómo funcionan?

Igual que nosotros podemos apreciar los cambios relacionados con el envejecimiento, las células son capaces de detectar si sus vecinas están jóvenes y sanas o si se han hecho viejas y achacosas gracias a un mecanismo de reconocimiento molecular. Tienen en su superficie unas proteínas llamadas Flower que actúan como marcadores del estado de salud. Mandan unos indicadores similares a los que transmite un individuo viejo a otro joven. Permite a las células evaluar a sus vecinas y, en base a esa evaluación, eliminar las que están en peor estado.

O sea, que actúan cuando se dan cuenta de que a su alrededor hay algo que no va bien...

En efecto. Es un sistema antienvejecimiento. Un mecanismo de selección celular que cuando está activo per mite identificar las células que están en peor estado, eliminarlas y reemplazarlas por otras nuevas. Esto hace posible que los órganos se mantengan más jóvenes y sanos, y el organismo en que se alojan, menos envejecido.

¿Este sistema funciona en todos los tejidos?

Nosotros nos hemos centrado en los epiteliales, que abarcan la mayor proporción de los tejidos del cuerpo, y también en el cerebro y los tejidos nerviosos o neuronales. En estos casos existe un sistema antiaging que funciona muy bien. Aún no hemos investigado otros tipos de tejidos, como los musculares.

Pero suponéis que también cuentan con ese mecanismo.

Es posible. De momento, hemos investigado los principales agentes de mortalidad, como las enfermedades neurodegenerativas, los fallos del tejido epitelial –por su relevancia oncológica, ya que casi todos los tumores vienen de tejidos epiteliales– y el corazón.

¿Podría usarse este conocimiento para combatir el envejecimiento de los órganos?

En principio sí. Hemos demostrado que, a nivel genético, es posible conseguir que un animal como la mosca de la fruta, que es la especie con la que más investigamos, viva casi un 50% más de tiempo que el que supuestamente le corresponde. Trasladado a seres humanos, cuya esperanza de vida actual ronda los ochenta años, significa que podríamos llegar a vivir unos 120 o 130 años. Y este aumento se logra solo con añadir una copia extra de un gen a las dos copias existentes.

¿Qué provoca la adición de esa tercera copia?

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Septiembre 2020