Tres fundamento - del discipulado para grupos pequenos
Mensajero Ala Blanca| Julio/Agosto de 2020
Tres fundamento - del discipulado para grupos pequenos
Por medio de Su ministerio, enseñanza e influencia, Jesús alcanzó a miles de personas; pero la mayor parte de Su tiempo la dedicó trabajando solamente con doce.
DARREN SCHALK

El llamado a estos doce fue sencillo: “Sígueme”. Este llamado consistía en dejarlo todo y comenzar una relación íntima y continua con Jesús. Así dijo: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame” (Lucas 9:23). Este fue un llamado al discipulado para este grupo pequeño.

El modelo que Jesús nos dejó no sólo tiene implicaciones para el ministerio de grupos pequeños hoy en día, también los principios y eventos mencionados en el libro de los Hechos y las epístolas sirven al propósito y desarrollo de un ministerio de discipulado para grupos pequeños. Con relación a esto, Atkinson [autor del libro “The Power of Small Groups in Christian Education”] observa tres fundamentos específicos en la iglesia del Nuevo Testamento: (1) el llamado a practicar la comunión genuina; (2) la responsabilidad de demostrar cuidado y preocupación mutua; y, (3) la necesidad de los dones espirituales en la vida comunitaria de la iglesia.

Comunión

El modelo de una comunión genuina, llena del Espíritu y empoderada por el Espíritu, o koinonia en el griego del Nuevo Testamento, es visible inmediatamente después del derramamiento del Espíritu Santo en el día de Pentecostés, según se menciona en Hechos 2:42-47:

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Julio/Agosto de 2020