Misiones Mundiales

Mensajero Ala Blanca|Noviembre/Diciembre de 2019

Misiones Mundiales
MINISTERIO DE MISIONES MUNDIALES AYUDA HUMANITARIA: CICLÓN IDAI
Cathy Payne

Cuando el ciclón Idai azotó el puerto de la ciudad de Beira en Mozambique durante el mes de marzo, se registró como uno de los peores ciclones tropicales que haya afectado África y el hemisferio sur. La tormenta causó daños desastrosos en las naciones de Mozambique, Zimbabue y Malaui —tres de nuestras obras nacionales de mayor conexión—, dejando tras sí a más de 1,000 fallecidos y miles de personas perdidas entre las poblaciones de estas naciones.

El presbítero general, Stephen Masilela, reportó que esta área particular en el sur de África nunca había visto semejantes volúmenes de agua. Tanto así que causó el impacto de una ola de 19 pies de altura que entró a Mozambique y después salió con vientos tropicales que se desarrollaron en un huracán categoría tres.

La mayor parte de los daños sufridos por nuestra gente sucedió en las tierras bajas donde perdimos 16 iglesias. Mucha de nuestra gente fue afectada por la tormenta con 98 de nuestros miembros que sufrieron todo tipo de pérdidas —hogares, cultivos de alimentos y miembros de familias— y muchas otras personas pasaron días sobre techos ajenos esperando para ser rescatados. Malaui perdió tres miembros y dos iglesias a causa de las aguas crecidas.

De inmediato y por seguridad, la gente en las áreas remotas y rurales buscaron albergue en algunas de las escuelas y en algunas de nuestras iglesias que se mantuvieron de pie. Las necesidades más urgentes y principales fueron alimentos, agua, suministros generales y un lugar seguro donde quedarse. Éstas fueron provistas por algunas de nuestras iglesias. El obispo Stephen concluyó diciendo que sólo el futuro revelará todos los daños que se produjeron.

Al bajar los niveles de las aguas, hubo un brote de enfermedades que preocupó al ministerio de salud pública cuando los reportes comenzaron a revelar casos inmediatos de malaria y cólera. En mayo, el ciclón Kenneth, el segundo ciclón de categoría tres que azotó Mozambique cinco semanas después del primero, causó más destrucción y desplazamiento y una multitud de casi 200,000 personas que requirieron asistencia de salud.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Noviembre/Diciembre de 2019