El discipulado: Un mandato olvidado
Mensajero Ala Blanca| Julio/Agosto de 2020
El discipulado: Un mandato olvidado
Cuando pienso en mi crianza de niño, recuerdo algunas órdenes específicas que mis padres me dieron que estaban relacionadas a ciertas lecciones que querían que yo aprendiera.
Michael Hernández

Al igual que la mayoría de los padres, ellos esperaban que esas órdenes, no sólo se siguieran en el momento; sino que finalmente se convirtieran en una práctica automática sin que me lo recordaran repetidas veces. Aunque reconozco que en ocasiones fui terco, me siento agradecido por las veces que mis padres me recordaron que siguiera sus órdenes, pues no fue en vano. En los momentos en que me ha tocado enfrentar alguna decisión difícil de tomar, todavía puedo escuchar a mis padres recordarme lo que debo hacer y sé que lo que ellos me enseñaron fue lo correcto.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Julio/Agosto de 2020