Switch to previous version of Magzter
Su piel según la estación del año
Es más delicada que la nuestra. Por ello, debemos prestarle atención y estar alerta ante cualquier cambio que se produzca.
Macarena Orte

La piel de los niños en general, y en especial la de aquellos con dermatitis atópica, es más sensible a los cambios de temperatura y a las características del tiempo de las diferentes estaciones del año. Esto es debido principalmente a que su piel es más fina e inmadura. Con el paso de los años, coge grosor y por tanto, no es tan vulnerable frente a los ataques externos. “Los cambios de temperatura son uno de los principales factores que pueden determinar la aparición de diferentes tipologías de lesiones en la piel que pueden desencadenar en un brote de dermatitis atópica o eccema”, explican desde la línea de productos para la piel del bebé Multilind. Habitualmente la dermatitis atópica empeora en otoño e invierno y mejora con el calor del verano, pero en cada una de las estaciones son necesarios unos cuidados específicos.

Sus diferencias La piel de los bebés tienen unas características especiales que debes conocer:

Su capa córnea (la más externa de la piel) es más fina. Esto provoca que su piel sea más permeable y que haya que poner especial cuidado en utilizar productos suaves, especiales para bebés y que no contengan tóxicos.

Continue Reading with Magzter GOLD

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Enero 2020