La Lectura Infantil En La Era Digital
Ser Padres|Septiembre 2019
La Lectura Infantil En La Era Digital
Una de las consecuencias del uso de las nuevas tecnologías es que leemos mucho pero de forma fragmentada. ¿Las nuevas tecnologías sirven para hacer buenos lectores? ¿Cómo deberían usarlas nuestros hijos para conseguir este fin?
Marisol Ruiz

Actualmente, tenemos la posibilidad de leer en cualquier formato. El libro ha dado paso al ebook y a la tablet, y también a otra forma de leer en el teléfono móvil oen el ordenador. Pero las nuevas tecnologías están transformando nuestro cerebro y puede tener consecuencias para las futuras generaciones. Leemos más que nunca porque uno de los efectos de lo digital es que leemos más, pero de manera más superficial, de forma fragmentada y apresurada, nada que ver con la lectura que se hace de un libro, más concentrada, pausada y en profundidad. Leemos mensajes en el móvil, comentarios en redes sociales y titulares de noticias en Internet procesando información a toda velocidad, pero cada vez dedicamos menos tiempo a esa lectura reposada que supone un mayor reto intelectual, y nos concentramos menos debido a las interrupciones constantes de los mensajes y alertas digitales. Manuel Antonio Fernández, neuropediatra especializado en neurodesarrollo, aprendizaje y conducta, reconocido como el Mejor Pediatra de España en los Doctoralia Awards 2018, director del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica y creador de la web elneuropediatra.es, cree que “es importante que diferenciemos entre simplemente leer y experimentar la lectura. Lo primero es el mero hecho de repetir las palabras escritas en un determinado lugar. La lectura es una experiencia mucho más profunda que lleva aparejada sensaciones y emociones que son de gran valor para nuestro aprendizaje y desarrollo. Es perfectamente posible realizar una lectura continuada y profunda de forma digital, pero no en todos los dispositivos. Al menos, no en cualquier situación. Si usas un móvil o una tablet, es más que probable que te encuentres con múltiples interrupciones que te pueden distraer y, al final, dificultarte una lectura real. Como los mecanismos de autocontrol y regulación son más inmaduros cuanto más pequeños son los niños, más probable es que no sean capaces de ignorar ese tipo de distracciones. Al final, el nivel de profundidad de ese tipo de lectura no es adecuado. El cerebro no lo procesa adecuadamente”.

Leemos más, pero de forma distinta

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Septiembre 2019