¿Deporte En El Embarazo? Se Puede Y ¡Se Debe!
Ser Padres|Junio 2019
¿Deporte En El Embarazo? Se Puede Y ¡Se Debe!

Junto con una alimentación sana y equilibrada, es el mejor aliado de las embarazadas para su salud y la de sus futuros bebés. Practicar ejercicio durante la gestación mejora la condición física, cardiovascular y muscular de la mujer, le ayuda a frenar la ansiedad y el estrés y a recuperarse más rápido tras el parto.

Gema Garcia

El embarazo es sinónimo de cambios permanentes en el cuerpo de la mujer. Cambios que no solo son físicos sino también psicológicos y a los que hay que saber hacer frente ante el parto y el postparto para superar ambos momentos con una buena salud física y mental.

Ese reto lleva implícita la necesidad de cuidar la alimentación, con una dieta equilibrada y sana en la que no falten proteínas ni vitaminas, y por supuesto el estado físico de la gestante. Para ello, el ejercicio se convierte en un perfecto aliado de todas las mujeres embarazadas, tanto de aquéllas que antes del embarazo hacían deporte como de las que no.

Y es que la práctica del ejercicio físico acarrea una larga lista de ventajas para las mujeres embarazadas ayudándolas a mantener su condición física, cardiovascular y muscular. Además, reduce el riesgo de que sufran preclampsia -hipertensión inducida por el embarazo y asociada a elevados niveles de proteína en la orina- o diabetes gestacional.

El deporte les ayuda también a controlar mejor el peso durante los algo más de nueve meses de la gestación –lo recomendable es engordar entre 9 y 13 kilos durante el embarazo- y a descansar más y mejor por las noches. Las ventajas no se acaban ahí. Practicar deporte favorece que las gestantes tengan controlado la ansiedad y el estrés, cuya aparición es frecuente en esta etapa, y preparen su cuerpo a una mejor y más rápida recuperación tras el parto, incluida una menor dimensión del vientre tras dar a luz.

Mantener una respiración correcta y unos buenos hábitos posturales, que ayuden a no tener lesiones de espalda o cuello también forman parte de las virtudes asociadas a la práctica de deporte en la gestación. De ahí que las mujeres embarazadas no solo puedan hacer ejercicio físico, sino que deban hacerlo. Eso sí, no todas de la misma forma ni con la misma intensidad. Cada mujer es un mundo y sus capacidades o habilidades deportivas un universo bien diferente.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

Junio 2019