Una guerra silenciosa en la red
Revista Proceso|September 13, 2020
Una guerra silenciosa en la red
No es estruendosa, pero la batalla que se libra detrás de las pantallas de los dispositivos inteligentes pone en juego la privacidad y –en algunos casos– la libertad de millones de personas en el mundo. Una de las figuras del frente que pugna por un internet libre y la protección de datos personales es Andy Yen, creador del servicio de correo electrónico ProtonMail, cuya fama dicta que es inviolable. En entrevista, el genio taiwanés alerta sobre el riesgo que corren las personas al utilizar redes sociales y programas mediante los cuales los gobiernos –con el pretexto de monitorear la pandemia de covid– acceden a toda la información de los usuarios.
Por Irene Savio

Yen. A la cabeza de la batalla

ROMA.- Son las cinco de la tarde de un día de agosto en Ginebra, y Andy Yen, doctor en física de partículas por la Universidad de Harvard, está sentado en un sofá del cuar tel general de su empresa: ProtonMail, el servicio de correo electrónico encriptado que creó en 2014 y del que se dice que nadie puede espiar.

De acuerdo con su creador, este correo electrónico blindado ha crecido durante la pandemia causada por el covid-19 y hoy suma 30 millones de usuarios.

De voz cortés, en momentos inaudible por su tono bajo y la velocidad con la cual se expresa, el genio taiwanés conserva el rostro del eterno adolescente. Durante la charla realizada vía internet para Proceso, se aprecia que él es una de las figuras que en años recientes viene librando una guerra detrás de las pantallas en favor del internet libre, neutral y, sobre todo, que respete la privacidad de los usuarios.

Derecho a la privacidad

Así como su correo electrónico encriptado ha crecido durante la emergencia sanitaria, también ha aumentado el uso de programas informáticos (app) para señalar e identificar las zonas con más contagios por covid-19.

En el actual contexto, el doctor Yen advierte de la necesidad de que los gobiernos del mundo adopten marcos legales que protejan el derecho de los usuarios a la privacidad.

–Al parecer, algunas personas están muy preocupadas por el uso de los sistemas y aplicaciones que rastrean y señalan a los infectados de covid-19 (el llamado contact tracing) y cuyo uso se extiende por todo el mundo –se le pregunta.

–Cuando le damos más poder a los gobiernos la pregunta es: qué harán con ese poder? Los gobiernos tienen la costumbre de conquistar el poder y no devolverlo a la gente.

“Desde nuestra perspectiva no hay duda de que las app de rastreo pueden ser útiles para la contención de la pandemia.

“El asunto es que, ya sea que hablemos de México o de Suiza, necesitamos estar seguros de que exista un fuerte marco legal que proteja el derecho a la privacidad de los ciudadanos y limite la cantidad de información que es almacenada y la mantenga anónima; la preocupación que tenemos es que muchos sistemas no están completamente salvaguardando esos datos.”

De acuerdo con el experto, uno de los problemas es que los gobiernos, en sus medidas, no están apuntando a tutelas de largo plazo. Agrega: “Además, los actuales sistemas de estas app y los teléfonos inteligentes que tenemos no están diseñados para respetar la privacidad, esto nos expone a muchos riesgos, sobre todo ahora que nuestras vidas son cada vez más digitales”.

–La mayoría de los países no protege el derecho a la privacidad? A qué puede llevar esto?

–Lo primero es el marco legal. Cuál es la base legal que reglamenta y permite el rastreo de contactos? Cuáles son las salvaguardas legales que protegen esta información? Hay limitaciones que garanticen que esa información será borrada cuando la pandemia haya acabado? Qué garantías tienen los ciudadanos sobre que estos sistemas sean sólo usados para el propósito para el cual han sido solicitadas y no para otros propósitos? Insisto, el problema es que muchos países no han puesto en marcha los marcos legales adecuados.

–Su equipo (el de ProtonMail) escribió que es clave que estas app sean de código abierto, no archiven datos de geolocalización y almacenen en los aparatos poca información y por un periodo limitado. Hay países que estén cumpliendo con esto?

–Muy pocos. Suiza lo está haciendo. Este país tiene una tradición muy fuerte de tutela de la privacidad; Alemania también lo hace. Los casos positivos son los gobiernos que han adoptado los protocolos de protección de privacidad DP-3T y TCN.

–Y los que no?

–Le daré dos ejemplos: China y Corea del Sur. En Corea del Sur, donde no usan una verdadera app de rastreo, sino que emplean un sistema de triangulación para establecer la ubicación física del teléfono, han llegado a publicar en internet los nombres de las personas. Esa intrusión es muy traumática.

ProtonMail. Correo inexpugnable

Amenazas

Consciente de que sí es posible un internet seguro, el genio taiwanés habla de los riesgos de que esta tecnología de rastreo continúe operando sin candados en favor de la privacidad y sean utilizados por regímenes totalitarios.

–Cuál es el peligro más inmediato?

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

September 13, 2020