Trump, la gran amenaza contra la democracia
Revista Proceso|September 27, 2020
Trump, la gran amenaza contra la democracia
Faltan 38 días para los comicios presidenciales en Estados Unidos y las cosas se complican para los candidatos y para los electores por una serie de factores colaterales: la crisis económica, la creciente violencia contra los afroamericanos, la pandemia e incluso la muerte de la juez Ruth Bader Ginsburg. Si bien los sondeos favorecen a Joe Biden, eso no significa que los electores consideren al demócrata el mejor candidato, sino como la alternativa para acabar con Donald Trump, ampliamente repudiado, según las encuestas.
J. JESUS ESQUIVEL

Trump y su peligrosa intransigencia

WASHINGTON.– El futuro de la democracia de Estados Unidos –país con una sociedad dividida racialmente, gravemente afectado actualmente por la pandemia y en crisis económica– se ve amenazado por la posición inamovible de Donald Trump de no aceptar un resultado electoral que le sea adverso.

A menos de 40 días de las elecciones del 3 de noviembre y en el preámbulo del primer debate entre Trump y el candidato demócrata Joe Biden, la zozobra por los comicios se magnifica por la posible suspensión de una transición democrática ordenada.

“Vamos a ver qué pasa, será una continuidad de mandato”, dijo Trump el miércoles 23 en la Casa Blanca al ser cuestionado sobre si concedería el poder al exvicepre sidente Biden si éste resulta triunfador en los comicios.

La terquedad de Trump de mantenerse en la Casa Blanca por encima de la voluntad del electorado se deriva de la muerte de la juez Ruth Bader Ginsburg, integrante de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), un hecho inesperado que trastoca el proceso electoral.

La magistrada de 87 años que sucumbió al cáncer el viernes 18 deja una vacante en la SCJ, que tiene nueve lugares. Constitucionalmente, le corresponde a Trump proponer a quien suplirá a Bader Ginsburg.

La definición ideológica de la Suprema Corte es ahora más que nunca fundamental para solucionar una crisis electoral generada por una eventual negativa de Trump a aceptar los resultados de los comicios si él no resulta vencedor.

La pandemia cambió el procedimiento del proceso electoral de noviembre. La recomendación sanitaria de las autoridades federales a los votantes es evitar asistir a los centros de votación para evitar el contagio y sufragar mediante el servicio postal.

Las leyes electorales de Estados Unidos permiten a sus ciudadanos utilizar el servicio postal para votar desde octubre sin tener que presentarse a las urnas. Se prevé que este mecanismo será el más utilizado.

Los estadunidenses tienen también la alternativa de sufragar vía internet mediante las llamadas “boletas de votación ausentes”, sistema que, según Trump, será objeto de manipulación en su contra junto con la votación postal.

La apuesta de Trump

Hasta ahora las encuestas, instituciones académicas, firmas especializadas en temas electorales y los medios de Estados Unidos favorecen a Biden.

Biden, al frente en seis estados clave

Es factible que la mayoría de los electores sufrague por correo electrónico y servicio postal, aun cuando el conteo de votos sea más lento, por lo que se habla ya de que el resultado difícilmente se conocerá la noche del 3 de noviembre.

Los expertos en materia electoral calculan que el único escenario con el que se evitaría la crisis electoral, en caso de adversidad para Trump, sería una victoria de Biden con un amplio margen de ventaja en el Colegio Electoral.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

September 27, 2020