Restauran Joyas Fílmicas De Jaime Humberto Hermosillo
Revista Proceso|March 24, 2019
Restauran Joyas Fílmicas De Jaime Humberto Hermosillo

El director fílmico aguascalentense Jaime Humberto Hermosillo está de plácemes. Su mundialmente aclamada cinta Doña Herlinda y su hijo –estelarizada por la madre de Guillermo del Toro, Lupita– acaba de restaurarse por la Filmoteca de la UNAM y Claro Video, a 34 años de rodarla en Guadalajara. Asimismo, otra de sus películas de 16 milímetros se halla en proceso de un rescate análogo en el que él participó, tras hallarse dos rollos extraviados: María de mi corazón, protagonizada en 1979 por María Rojo.

Columba Vértiz De La Fuente

“Le manifesté que lo que sí me dolía era que las copias que había de Doña Herlinda y su hijo estaban para llorar. Él, con ese brillito en los ojos de alguien que le gusta la preservación del cine, antes de ser el director del FICG estuvo al frente de la Filmoteca de la UNAM, me señaló: ‘¡Voy a explorar!’. Me cuestionó si sabía algo al respecto y yo sí conocía porque la película me ha acompañado a lo largo de estos cuarenta años. Le expliqué que se había filmado en 16 milímetros y que la produjo don Manuel Barbachano Ponce.”

El origen de la película fue el relato homónimo del veracruzano Jorge López Páez.

“Cuando se lo sugerí a don Manuel, él adquirió los derechos del cuento para que me pusiera a trabajar en el guion. Yo no conocía Guadalajara y el cuento se ubica en esta ciudad. López Páez, muy generoso, me dijo que era una buena idea crear una película y mientras viajaba por festivales con María de mi corazón (1978), empecé a trabajar en la adaptación. Entonces, sólo había visitado una vez Guadalajara cuando iba a realizar La verdadera vocación de Magdalena, y vine a platicar con el conjunto de rock La Revolución de Emiliano Zapata (“Nasty sex”), pero fue un sólo día. Ya con Doña Herlinda…, al llegar aquí a Guadalajara me encontré amigos, y ya son 40 años de amistad.

“El guion quedó listo y lo leyó don Manuel. Estaban nerviosos porque en aquellos años era una audacia pretender un filme así. Las cintas donde aparecían personajes homosexuales había finales trágicos o eran caricaturizados, y aquí había una mirada tan distinta desde el origen del cuento. Se hizo un presupuesto y era alto porque debían viajar actores y técnicos por seis semanas, y don Manuel, como siempre, fue sincero, y me dijo que no podía arriesgar esa suma de dinero porque la película podría ser prohibida. Le manifesté que lo entendía…”

Lupita del Toro, actriz

No recuerda quién iba a ser la actriz que interpretaría a Doña Herlinda, ni quienes iban a ser los actores varones.

“El caso es que estando aquí en Guadalajara me gustó mucho la ciudad y las amistades se volvieron tan entrañables, relaciones de una vida, y me permitieron conocer Guadalajara no como turista, sino como alguien que vive aquí, no busqué locaciones; también a través de Arturo Villaseñor, quien antes era actor y conocía el medio teatral, él me presentó amistades, empecé a pensar: ‘Él puede ser este; ella, ésta’, en fin.”

Rememora que a Annemarie Meier y Enrique Viera, quienes tenían el cineclub Centro de Cine y Crítica de Occidente, les prestaban un auditorio en el Instituto Anglo Mexicano de Cultura y un proyector de 16 milímetros:

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

March 24, 2019