OPERACIÓN ATENEA II
Revista Proceso|October 18, 2020
OPERACIÓN ATENEA II
Aldabonazo al tráfico ilícito de bienes culturales o ilícitamente exportados
JORGE SANCHEZ CORDERO

En el verano de 2019 se implementó una de las opera-ciones más vastas a nivel universal para combatir el tráfico ilícito de bienes culturales, que hasta ahora se ha dado a conocer debido al secretismo al que están obligadas las áreas de inteligencia ministerial concurrentes.

La Interpol, Europol y la Organización Mundial de Aduanas (WCO, por sus siglas en inglés) coordinaron sus esfuerzos en la llamada Operación Atenea II (Atenea II) y Pandora IV bajo una Unidad de Coordinación Operativa (OCU, por sus siglas en inglés); movilización sin precedentes diseñada para desmantelar las complejas redes de tráfico internacional de ese tipo de bienes e incriminar a sus operadores.

El resultado es elocuente: más de 19 mil objetos arqueológicos y obras de arte fueron recuperados, la gran mayoría provenientes de museos y sitios arqueológicos ubicados en zonas de conflicto armado. Entre las piezas destacan monedas de diferentes periodos históricos, cerámica, armas, pinturas y fósiles. La operación comprendió 103 países y se arrestó a 101 presuntos traficantes; están en curso más de 300 investigaciones ministeriales.

Las ventas por internet merecieron el mayor escrutinio por ser el vehículo actual que emplea el crimen organizado. Con este propósito, y bajo el liderazgo de la unidad italiana de los Carabinieri, especializada en este tipo de delitos, se llevó a cabo la llamada semana cibernética policiaca (cyber patrol week), con resultados sintomáticos: se rescataron 8 mil 670 piezas que se comerciaban en línea y que representan 28% del total de los objetos culturales recuperados mediante Atenea II.

Para ello fue necesario un intercambio de información y de alertas, así como un análisis en el sistema europeo de información de Europol y en las bases de datos de la Interpol sobre los hurtos de esta naturaleza. Radicado en Lyon, Francia, el portal ad hoc de Interpol es la instancia a la que recurren todos los países que denuncian sustracciones ilícitas de bienes culturales.

Esta operación se insertó en el marco del Ciclo de Políticas Policiacas de la Unión Europea (EMPACT, por sus siglas en inglés), que se creó en 2010 y se aboca al combate contra la delincuencia organizada para contener delitos de alta gravedad, como el tráfico de armas y la trata de blancas.

Atenea II estuvo encabezada por la Organización Mundial de Aduanas y la Interpol, en sincronía con diversos cuerpos policiacos, como la Guardia Nacional española. Seis corporaciones europeas reportaron la confiscación de 180 detectores de metales sofisticados que usaban los criminales para sustraer piezas, con lo cual se evidenció que el hurto de bienes culturales en territorio europeo va in crescendo.

Para dimensionar la importancia de Atenea II a escala internacional basta reseñar algunos casos relevantes. Las autoridades afganas requisaron 971 bienes culturales en el aeropuerto de Kabul en un vuelo con destino a Estambul. En España, la Guardia Nacional, en colaboración con la Policía Nacional de Colombia, requisó diversas figurinas precolombinas, entre las que destaca la máscara de oro de Tumaco y joyería de esa época.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

October 18, 2020