La extraña desaparición del doctor Grinberg
Revista Proceso|September 27, 2020
La extraña desaparición del doctor Grinberg
Dos décadas de investigaciones en su laboratorio de la Facultad de Psicología de la UNAM, reconocimientos mundiales como profesor y conferencista, creador de la Teoría Sintérgica; pero entre 1994 y 1995 al neurofisiólogo judeo-mexicano Jacobo Grinberg se lo tragó la tierra. ¿Conspiración? ¿Asesinato? ¿Abducción chamánica? El catalán Ida Cuéllar va en pos de este misterio sin resolver en su ópera prima El secreto del doctor Grinberg, documental de estreno en el GIFF guanajuatense.
COLUMBA VERTIZ DE LA FUENTE

Su caso es aún un enigma. El neurofisiólogo y psicólogo mexicano Jacobo GrinbergZylberbaum desapareció el 8 de diciembre de 1994, a sus 47 años de edad, cuando se hallaba en la cima de su carrera y con más de 50 libros publicados e innumerables investigaciones.

Este especialista de la telequinesia y la telepatía, quien recorrió México para estudiar con los chamanes, simplemente se esfumó. Su paradero ha suscitado muchas hipótesis y teorías descomunales; como aquella de que se lo llevaron agentes del FBI (Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos), e incluso que lo asesinó su segunda esposa, Teresa Mendoza López, para también ella perderse sin dejar rastro.

Todo sobre la inexplicable ausencia del creador de la Teoría Sintérgica (“existe un continuo de espacio de energía pero el humano común sólo puede percibir una parte de éste”) es narrado por el documental El secreto del doctor Grinberg (España, 2020), ópera prima del barcelonés Ida Cuéllar, que se estrena en México. La cinta compite en la sección oficial de la 23 edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF, en inglés), la cual empezó virtual y físicamente el 18 de septiembre y finalizará el 27.

Cuéllar (Arenys de Mar, 1977), asimismo músico, cuenta en entrevista por Zoom que creó el filme no para personas a quienes les interese la ciencia, la filosofía o el chamanismo, sino porque simplemente deseaba ofrecer una historia interesante:

“Anhelaba que atrapara como película. Me gustaría que las personas que no conocen estos tópicos se abran a ellos, o al menos estén al tanto. Nos hallamos en un momento en el que cada vez más necesitamos encontrar un sentido a la vida. Nuestra sociedad se ha ido hacia el lado materialista. Y deberíamos entender que el mundo no sólo está hecho de materia, sino que hay una parte psíquica, espiritual y emocional tan importante como la material y racional”. (ver entrevista con Grinberg en https://youtu.be/ kMv0ZUkk9LM)

Cuéllar creó el filme de 91 minutos para dar a conocer al científico:

“Jacobo es muy importante en la ciencia mexicana del siglo XX, e igual para el mundo. Entonces me interesaba mucho rescatar su figura y que la gente pueda acceder a este personaje para mí fascinante.”

Y pronto, Ida Cuéllar enfatiza:

“Este largometraje es un misterio. Como dice el escritor y filósofo inglés Patrick Harpur –a quien incluye en el documental–, los auténticos misterios no se resuelven, sino que hacen que vayas profundizando en ellos cada vez más y más, y al final eres tú quien se transforma.

“Es decir, no das una solución al misterio, pero tú te transformas y empiezas a ver el mundo desde otra perspectiva.”

Viaje sin retorno

Estamos en México en diciembre de 1994, cuando acaba de ser investido presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.

Antonio Fernández González, entonces procurador General de Justicia del Distrito Federal, crea una fiscalía para buscar al científico –fundador del Instituto Nacional para el Estudio de la Conciencia, con financiamientos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)–. Al frente de la investigación va el comandante Clemente Padilla, director operativo del Ministerio Público.

El largometraje discurre que Grinberg había anunciado que se iría de vacaciones de fin del año 1994 rumbo al Tíbet, aunque según las averiguaciones nunca salió del país ni entró a esa región de Asia. En la misma pantalla, su hermano Jerry comenta que le avisó que “le tenía miedo” a su segunda mujer (Teresa Mendoza López). Su hija del primer matrimonio, la cantante Estusha Grinberg Arditti, cuenta que le habló por teléfono el 12 de diciembre para felicitarlo por su cumpleaños 48, pero Teresa le avisó que “ya se había adelantado al Tíbet”.

Después, nada se supo de la segunda esposa. A los testimonios del comandante Padilla y de Estusha, en El secreto del doctor Grinberg se añaden los de:

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

September 27, 2020