La Protesta Y La Poesía
Revista Proceso|September 08, 2019
La Protesta Y La Poesía
Cuando Platón definió al poeta como un ser poseído por un daimon –un intermediario entre los dioses y los hombres que sirve de guía a los seres humanos– resumió siglos de una tradición en la que el poeta hablaba en nombre del sentido. La poesía tenía así la autoridad de deslocalizar el lenguaje unívoco del poder y, como lo hicieron los profetas en el mundo hebreo, restablecer los significados perdidos de una comunidad.
Para Denisse Buendía

No en vano, Stéphane Mallarmé, en su poema a Edgar Alan Poe lo llamó “la voz de la tribu”.

Encerrada hoy en libros o en salas de lectura, la poesía, sin embargo, logra a veces romper el encierro y, recuperando la plaza pública, deslocalizar el lenguaje unívoco del poder y ponerlo en crisis. Los zapatistas, como lo analicé en un artículo en La Revista de la Universidad, “Zapatismo y poesía”, han tenido esa virtud. Recientemente la tuvieron las feministas en su marcha del 16 de agosto, al pintar el Ángel de la Independencia.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

September 08, 2019