Justicia – El Gobierno va a querer fregárselo
Revista Proceso|May 14, 2017
Justicia – El Gobierno va a querer fregárselo

Fuera de la cárcel, luego de tres años de reclusión, José Manuel Mireles anunció que seguirá luchando por liberar a Michoacán del yugo del crimen organizado, aunque ahora lo hará sin armas. Su hija Briana, en entrevista con Proceso, pinta un cuadro desolador de Tepalcatepec, la tierra del cirujano recién liberado, donde la vida de su padre estaría en riesgo por la amenaza permanente de las bandas criminales, pero, sobre todo, dice ella, por la animadversión que tiene el gobierno hacia el hombre que organizó las autodefensas en su estado.

José Gil Olmos

El viernes 12, una vez que José Manuel Mireles Valverde salió del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 4, en Tepic, Nayarit, el exjefe de las autodefensas armadas anunció que mantendrá su lucha, pero de manera pacífica.

En declaraciones que se difundieron el mismo día de su salida, Mireles precisó que estuvo preso por decir lo que pensaba, no por hacer las cosas que decía, y anunció que su lucha tendrá que continuar, pero sin armas:

“Si duré en una guerra dos años buscando justicia, yo la voy a seguir buscando toda mi vida, donde quiera que me encuentre, en el nivel que me encuentre, porque de qué nos sirve tener libertad con un mal gobierno o de qué nos sirve tener un buen gobierno que no tiene autoridad o, lo que es peor, de qué nos sirve tanta autoridad si no hay justicia.”

No obstante, el exjefe de las autodefensas michoacanas precisó que ya no será por la vía armada, como lo hizo esos dos años en los cuales comandó a las autodefensas, que en su mejor momento llegaron a estar integradas por 10 mil personas armadas en las zonas de Tierra Caliente, Purépecha y Costa.

“Hay que ver la forma de que la gente despierte de manera positiva para que no haya movimientos armados. Se puede utilizar la razón”, planteó el médico de Tepalcatepec, e indicó que ya había empezado este camino pacífico dando conferencias en las universidades y que esto lo iba a hacer en la de Harvard y otras, en California, de donde lo han invitado.

“Esa es la lucha que yo podría seguir dando; mi lucha social no ha terminado ni va a terminar nunca. Mi lucha armada ya no la voy a seguir, en mi pueblo ya no hay necesidad de eso. Yo ya hice mi trabajo como ciudadano mexicano, como ciudadano de Michoacán; ahora el trabajo les toca a ustedes y a las instituciones.

“Yo ya le dije al juez, el día que me leyó el auto de formal prisión: ‘Yo ya duré dos años buscando justicia, yo ya hice mi trabajo (…) usted haga el suyo, porque por gente como usted, que no hace su trabajo, la nación está en llamas’. Y esa es la verdad, eso ustedes lo saben.”

Mireles hizo un llamado a la ciudadanía para continuar con la organización y manifestarse ante todos los abusos de las autoridades. Se indignó porque no hubo manifestaciones permanentes y masivas ante el gasolinazo: “No despertó nadie, muy pocos gritaron y lo hicieron solos”.

Dijo que continuaría activo pero desarmado, aunque antes señaló que le urgía una revisión médica, pues durante su estancia en las prisiones de Sonora y Tepic había sufrido un infarto y tres preinfartos, además de que padece diabetes y molestias en la columna.

Los peligros

Virginia Mireles, su hermana, quien lo recibió afuera del penal, dijo ante los medios: “Es una felicidad saber que una persona tan querida como es mi hermano salga libre y, más que nada, sabiendo que fue injusto desde el momento de su detención; ya casi a tres años de estar preso es una gran noticia, una gran alegría saber que estará libre”.

articleRead

You can read up to 3 premium stories before you subscribe to Magzter GOLD

Log in, if you are already a subscriber

GoldLogo

Get unlimited access to thousands of curated premium stories, newspapers and 5,000+ magazines

READ THE ENTIRE ISSUE

May 14, 2017